Mensajero de paz     
 
 ABC.    03/12/1959.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MENSAJERO DE PAZ

Resulta admirable, cualquiera que sea el aspecto en que se le quiera considerar, el nuevo viaje de

Eisenhower. El presidente, norteamericano está haciendo un agotador esfuerzo personal en favor de la paz

del mundo. Parece como si, antes de abandonar la magistratura que actualmente desempeña, quisiera

dejar consolidada la única obra capaz de despertar el agradecimiento de la inmensa mayoría de los

hombres y de las generaciones futuras :1a obra de la paz.

Cuando la Iglesia católica está preparando los días de gozo de la Navidad cercana, parece como si el

presidente Eisenhower hubiese querido encargarse de multiplicar y repetir, por las tierras y los mares de

medio mundo, el mensaje del ángel de Belén: "Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad." Muchos

han sido los viajes que, como presidente de los Estados Unidos, ha realizado Eisenhower. Pero ninguno

ha tenido ni la extensión ni los alcances políticos del actual. Visitó Eisenhowér,por tres veces, Canadá, en

1953, 1958 y 1959; Francia, dos, en 1957 y 1959; dos también las Bermudas, en 1955 y 1957, y una,

Méjico (1953). Islandia ( 1955); Suiza (1955), Panamá (1956) Inglaterra (1959) y Alemania (1959).

Ahora, la ruta trazada sobre el mapa del mundo por la Casa Blanca toca casi todos los puntos

fundamentales que son causa y provocación de la tensión mundial. No resulta aventurado afirmar que, en

todos estos sitios, el presidente americano hablará como mensajero de paz. En Italia no sólo existe el

problema interno que ha provocado él anunciado intercambio de visitas entre Gronchi y Kruschef sino la

decisión italiana de no admitir un directorio del O. T. A.N. Con el Vaticano, en,cambio, no existen

problemas. Eisenhower encontrará, en Su Santidad el Papa Juan XXIII, el apoyo de 1a primera potencia

espiritual del mundo, en favor de su admirable esfuerzo por mantener la paz internacional. En Ankara, los

turcos pedirán al presidente ayuda económica, y plantearán muy posiblemente el grave problema

chipriota. En Kabul, Eisenhower ofrecerá ayuda económica al Rey Mohamed Zahir, para contrarrestar la

influencia rusa. Cumplida ésta primera parte" del viaje, la India ofrecerá al presidente americano la

ocasión de comprobar, de forma personal, hasta qué punto es tremendamente real el peligro de la China

roja, del "imperio dé las cien flores" de Mao Tsetung, el poeta dulce y cruel, el dictador temible y

sanguinario. Es ésta, posiblemente, la etapa más importante del viaje presidencial. Luego, en Teherán, el

Rey de los Reyes, el Emperador que ha encontrado nueva esposa entre las hijas de su pueblo, hablará a

Eisenhower de la participación americana en el C. E, N. T. O., alianza que pretende sustituir al antiguo

Pacto de Bagdad, roto con sangre por el asesinato del Rey Feisal. En Atenas, el presidente tratará a un

Monarca muy .cordial y humano y a un jefe de Gobierno agudo_e inteligente. Chipre y la ayuda

americana serán temas que los griegos colocarán sobre la mesa de reuniones. La etapa siguiente es

particularmente delicada para Eisenhower. En territorio tunecino se entrevistará con Burguiba. Argelia es

.el tema obligado.

La tercera parte del viaje se inicia en París con la importante Confetencia de Alto Nivel" de las potencias

occidentales. Eisenhower tendrá ocasión de explicar, personalmente, a De Gaulle su visión del problema

argelino, de la bomba atómica francesa y dé las entrevistas entre el líder francés y el dictador soviético.

En Madrid, el presidente americano hablará con el Jefe del Estado español deja situación internacional y

de las relaciones entre ambos países, y se encontrará ; con el entusiasmo de un pueblo feliz y en paz que

no olvida la actitud de Eisenhower ante el injusto aislamiento internacional al que estábamos sometidos.

Finalmente, en Rabat, aguarda al presiden-te de los Estados Unidos un nuevo diálogo en torno a Argelia y

un cambio de impresiones sobre la liquidación de las bases norteamericanas en Marruecos.

Cuando el avión presidencial aterrice en Washington habrá cumplido su recorrido de 32.000 kilómetros

en uno de los viajes más espectaculares de 1a historia moderna. Y la Casa Blanca contemplará de nuevo

la vida habitual de este extraordinario mensajero de paz, de este campeón de la concordia mundial que es

el presidente Eisenhower.

 

< Volver