Momento triunfal para España, dice "Il Tempo"     
 
 ABC.    23/12/1959.  Página: 52. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

"MOMENTO TRIUNFAL, PARA ESPADA", DICE "IL TEMPO"

El recibimielito a Eisenhower en Madrid es destacado por la Prensa de Roma. El democristiano:

"Popolo"´ calcula en más de millón y medio los madrileños, que, a pesar de la lluvia fría, acudieron a

saludar a Eisenhower y a Franco en la más entusiasta manifestación que España he tributado a un

visitante extranjero. Este periódico añade que el jefe de Prensa, de la Presidencia, Hagerty, declaró que

Eisenhower estaba literalmente estupefacto por la enorme,multitud y que se sentía feliz ante el caluroso

afecto con que se le acogía.´ "Il Messaggero"; habitualmente reticente al tratar dé España, describe el

entusiasmo de los madrileños ante el paso del auto presidencial, a los gritos de "¡Viva Franco!, ¡Viva

Éisenhower!". Este diario alude a que España, dentro ya del cuadro de la defensa, occidental por los

acuerdos bilaterales con los Estados unidos, aumentará todavía más su importante papel estratégico.

El órgano de la Acción Católica, "Il Quotidiano" ,subraya que Eisenhower coloco a los españoles, en su

brindis, a la cabeza del mundo cristiano que ha de consagrarse a los principios eternos por los que Cristo

dio la vida.

El conservador I1 Tempo´´, uno de los más leídos en Italia, habla del reforzamiento de la posición

española y dice que el Caudillo, después de veinticuatro años de dura lucha y de aislamiento, comprobaba

en esta jornada que su larga batalla contara el comunismo y el bienestar de España había llegado a un

momento triunfal.

"Roma" sepasa los antecedentes internacionales desde el momento en que los aliados condenaron a

España en San Francisco, y cita el hábil juegos de la diplomacia española, que consiguió resistir a las

peticiones de los amigos y aliados del Eje pidiendo que se pusiese de su parte. Aislada y presa de una

grave crisis económica, España raccionó, compacta, y sufrió, sin doblegarse, consiguiendo superar la

crisis hasta que la más auténtica de las democracias tendió ,1a mano, ofreció a España ayuda y llegó con

ella a una alianza. Cita también los muchos intereses comunes hispanoestadounidenses y, sobre todo, el

ideal anticomunista que hace de España un baluarte seguro y un punto de partida espiritual y material

contra la amenaza que viene del Oriente bolchevique.

 

< Volver