Autor: VARELA. 
   ¿Empieza la reconquista en Asturias?     
 
 El Alcázar.    07/02/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

la balanza

¿EMPIEZA LA RECONQUISTA EN ASTURIAS?

A algunos podrá molestarle esta afirmación: Alianza Popular ha roto la primera línea de fuego. Pero una

cosa es que a algunos le moleste y otra bien distinta, la verdad. Efectivamente, Fernández de la Mora,

Manolo Fraga, Licinio de la Fuente, Cruz Martínez Esteruelas, han pasado el sábado, en Asturias, el

Rubicón. Para bien o para mal, a mi juicio, la suerte ya esta echada. Que a partir de mañana los líderes de

Alianza Popular sepan o no sepan capitalizar su éxito ya es otra cosa. Pero el hecho de llenar hasta la

bandera el Palacio de los Deportes del Principado de Asturias en un momento en que los partidos

políticos buscan a sus militantes con un candil, y algunas veces, con tres mil pesetas es un hecho real que

no debemos ignorar. Pero ¿cual es la primera línea de fuego que ha roto Alianza Popular?. Muy sencillo,

la del Gobierno. A los que tienen memoria no debe de ocultárseles que hace unos meses la Presidencia

secuestró el Instituto de la Opinión Pública a la opinión pública, valga la redundancia. Con esta medida,

el Gobierno, o para ser más exactos, un sector del Gobierno, trataba de establecer una primera linea de

ataque contra el más directo enemigo de algunos de sus miembros: Alianza Popular. En este tiempo, el

Instituto de la Opinión Pública servia directamente informaciones sobre los estados de opinión política al

Gobierno. Y algunos miembros del Ejecutivo manejaban —manejan— estos datos y daban órdenes a

tenor de ellos para establecer las medidas correctivas en las respectivas provincias. Inexorablemente estas

medidas iban contra grupos "de lealtad a Franco" y, sobre todo, contra el éxito o la acogida que el

"movimiento" no el "partido" de Alianza Popular tenia en provincias. No era, contra lo que pueda parecer,

el socialismo marxista o el comunismo, el mayor enemigo de ese sector del Gobierno. Era y es Alianza

Popular. Como no es para Alianza Popular su enemigo el marxismo o el comunismo, sino algunos

miembros del Gobierno que, con sus "pactos" y la posibilidad de manejar el aparato electoral desde el

poder, podían descalabrarle las elecciones generales. Y digo podían, porque si Alianza Popular —ojo,

guste o no guste esta opción— tiende la mano generosamente a otras fuerzas de mareado carácter

nacional y humanista y logra conectar con algún sindicato con reivindicativo, pero de carácter español, el

Gobierno o el sector del Gobierno que va frontalmente contra este grupo, no podrá detener ya las

posibilidades políticas de esta opción.

El sábado en Asturias, los miembros de Alianza Popular han roto la primera linea de fuego. Ahora

depende de su estrategia que su victotia sea total y sobre todo que su victoria sea duradera. Para ello va a

ser necesario una gran dosis de comprensión y valentía tanto por su parte, como por parte de aquellas

otras fuerzas que creen por encima de todo en una cosa casi olvidada que se llama España. Derecha,

izquierda y centro son conceptos superados. Aquí y ahora, creo yo, el pueblo solo tiene un norte: mayor

nivel de justicia, mayor nivel de bienestar, mayor nivel de dignidad, mayor nivel de libertad real.

VÁRELA

P.D. ATENCION A LLORENTE: Cuando termino de escribir este artículo me llegan noticias directas de

que las tensiones en el Partido Socialista Obrero Español (sector renovado) no son solamente el sueno o

el juego de un agradable fin de semana. El asunto va mas allá. Muy pronto, quizá esta misma semana,

podría descubrirse que Felipe González no es más que un ídolo con pies de barro. Aun más, la Ejecutiva

del PSOE elegida en medio del oropel del último congreso de este partido celebrado en Madrid, con la

asistencia de conocidos líderes europeos, podía haber presentado, mayoritariamente su dimisión. Ello

puede motivar un enorme cambio de estrategia en este grupo socialista. Se dio como nuevo líder de esta

corriente a Llórente, hoy secretario de la Agrupación Socialista Madrileña.

 

< Volver