Eisenhower permanecerá en Roma más tiempo que en cualquier otra capital, excepto Nueva Delhi  :   
 Hará entrega al Papa Juan XXIII de un regalo personal. 
 ABC.    02/12/1959.  Página: 32-33. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

EISENHOWER PERMANECERÁ EN ROMA MAS TIEMPO QUE EN CUALQUIER OTRA

CAPITAL, EXCEPTO NUEVA DELHI

HARÁ ENTREGA AL PAPA JUAN XXIII DE UN REGALO PERSONAL

Roma 1. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) El próximo día 3, cerca de la media noche, en la

base aérea de Andrews, para un recorrido que abarcará once países y 32.000 kilómetros, se pondrá en

movimiento la "Casa Blanca volante", portando el símbolo vivo del presidente Eisenhower.Llegará a

Roma, en su primera etapa, hacia la una de la tarde del día 4. Tres jornadas hay en el apretado carnet" de

"Ike" para su doble objetivo romano: el Quirinal y el Vaticano, con el colofón de la visita al Papa,

terminada la cual un helicóptero trasladara desde el patio de San Dámaso, al aeropuerto de Ciampino; al

presidente de los Estados Unidos de América, que emprenderá la segunda etapa de su gran viaje, a las

doce y media de la mañana del día 6.

El popular "Ike" será el segundo presidente norteamericano que viene a Roma. Hubo antes la clamorosa

visita de Woodrow Wilson, el 3 dé enero de 1919, que fué acogido por él Rey Víctor Manuel III con

todas las galas regias de la Corona de los Saboyas, y con grandes ovaciones públicas. Esta presencia de

Eisenhower en Roma, que la Casa Blanca no califica —¡qué curiosos matices diplomáticos,!—ni le

protocolaria ni de Estado, sino simplente de "oficial", queriendo, en pocas palabras, indicar que el

presidente no desea perder tiempo en ceremonias de carácter suntuoso o mundano, ya que su misión es

informativa y de trabajo, enorgullece mucho al Gobierno Segni, y, por supuesto, al presidente Gronchi.

Han transcurrido cuarenta años desde la entrada solemne, en Roma del iluso Wilson hasta ésta que hará

Eisenhower como presidente de los Estados Unidos, ya que como comandante supremo del O. T. A. N. ha

estado dos veces. Pero ahora, por su estricta misión de trabajo, y por ahorrarse fatigas inútiles, la

solemnidad del recibimiento habrá de reducirse al mínimo. Por lo tanto; no se dispararán los

reglamentarios cañonazos de saludo a su llegada; el número dé las personalidades que le recibirán en el

aeropuerto se acortará lo más posible´ y dará la mano sólo a las autoridades más representativas, como al

jefe del Estado, al presidente del Consejo y a algún ministro, entre otras razones porque éstos son

demasiados. El propio ceremonial para las recepciones inevitables y para las comidas oficiales se

circunscribirá, como regla, al "smoking", evitando el "frac" y las condecoraciones, detalle desilusionante

para tantos italianos, que esperan como maná del cielo, para lucirlas, estas ocasiones. Tampoco serán

necesarios para el recibimiento en el aeropuerto ni los uniformes de gala de los militares ni e1 chaqué

para los civiles. Pero como Ike" tiene por norma usar sombrero y saludar a la bandera y a las tropas

poniéndolo a la altura del corazón, se espera que el presidente Gronchi—sinsombrerista fanático—se

decida ese día a llevar un buen "borsalino". aunque sea en la mano, sin dejar Por ello de lucir su

magnífica cabellera plateada.

Entre los regalas que el presidente norteamericano llevará en sus abultadas maletas dícese que él

destinado a Gronchi consiste en una escribanía, con pluma y tinteros de oro, sobre una base de ónix

mejicano, además de una fotografía con dedicatoría, encuadrada en marco de plata. Otros presentes

iguales serán entregados al presidente turco Celal Bayar; y al primer ministro indio, Pandit Nehru.En

cambio, se cree que a Su Santidad el Papa el presidente le ofrecerá un regalo personal pero sin que se sepa

hasta el momento qué objeto será.En cuanto a los rumores que circulan de que invitará al Pontífice a

hacer un viaje a los Estados Unidos pueden de antemano desmentirse por absurdos, si la Santa Sede, para

el Go-bierno de Washington, no es más que "una entidad religiosa, y no política", con la cual no mantiene

relaciones diplomáticas, ¿cómo se podría hacer una invifeación de tal género? Pero aun admitiendo el

absur-do, el Papa no aceptaría en ningún caso un proyecto de viaje de éste género.

El aparato que constituirá la "Casa Blanca volante"—consejeros, expertos, documentación, periodistas y

policías del "Secret Service—será imponente. Ello es Absolutamente necesario, porque la Constitución de

los Estados unidos determina que el presidente no puede ser sustituido, por lo cual Eisenhower continuará

ejerciendo durante el largo viaje sus poderes de gobierno, sin dejar de mantenerse en continuo contacto

con Washington. Y para que esto sea posible, el "Signal Corps" del Ejército ha instalado ya, a través de

los 32.000 kilómetros del recorrido por once países de tres continentes una red telefónica, en colaboración

con las representaciones diplomáticas y las autoridades de las naciones que visite, para estar en constante

comunicación con la inamovible Casa Blanca, y un extenso servicio aereó para traer o llevar los

documentos y las prácticas de Estado que ordene "Ike" Este "viaje, que puede consideraras. histórico, bate

por extensión el "record" que detentaba el infeliz Roosevelt, quien" con motivo de la Conferencia de

Carablanca, en 1943, recorrió 22.000 kilómetros en veintitrés días, aunque con menos eficacia en los

movimientos, tanto por sus condiciones de paralítico como por los medios de la Marina y de la Aviación,

que en aquella época distaban mucho de ser los de hoy.

En Italia se espera a Eisenhower con expectación curiosa, por los reflejos que su visita pueda producir en

la política interior, sobre todo como refuerzo del Gobierno Segni y de la solidaridad atlántica. Hoy el jefe

del Gobierno y el ministro de Asuntos´ Exteriores, Pella, están en Londres en misión de "altísimo nivel"

con Micmillah y Selwyn Lloyd, ya que la Gran Bretaña necesita de Italia en estos momentos un apoyo a

su política económica para realizar un "puente" de colaboración entre el Mercado Común—del que Italia

es uno de los miembros más importantes— y "los Siete" de la zona europea de libre cambio, constituida

hace pocos días con el Pacto de Estocolmo, y de la cual Inglaterra es la inspiradora y guía moral. Sin

embargo, el positivo prestigio exterior del Gobierno Segni se ve amenazado por la insidia interior—

incluso por las maniobras de los ministros "fanfanianos"´ del propio Gobierno—, representada por los

trovadores de "U. R.S. S. mon amour..." y de las histéricas marionetas de un izquierdismo apolillado y sin

auténtica sustancia social, que representan de una parte Saragat y de otra el católico Fanfani. Y el

Occidente y el presidente Eisenhower necesitan hoy más´ que nunca—ante la fiebre de la´"distensión",

que sólo beneficia a Rusia—firmeza en la solidaridad atlántica y seguridad en el cumplimiento de los

Pactos.La visita de "Ike" a Italia no es a humo da pajas. Tiene una significación que dista mucho de la

oficial, y que suena a secreto a voces. En Roma busca garantías y seriedad política ante tanto exceso de

maniobras y de maquiavelismos, de pura raíz toscana.—J. C.C.

 

< Volver