Notas, ecos y efectos del viaje     
 
 ABC.    24/12/1959.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NOTAS, ECOS Y EFECTOS DEL VIAJE

El día anterior a la llegada de Eisenhower a Madrid pronosticamos en uno de nuestros editoriales

"Mañana será un día memorable. Une fecha que vale por el capítulo más "brillante de nuestra política

exterior en los últimos tiempos."

Nuestro vaticinio se ha cumplido. España ha salido en la pantalla de la actualidad universal enfocada por

el resplandor de cien proyectores para atraer las miradas del mundo sorprendido como por una revelción

¡Ah! ¿Pero, era así?, se preguntan muchos. Se interrogan los equivocados por informaciones adulteradas,

casi siempre calumniosas, en circulación desde hace años, inspiradas por los confabulados para

desacreditar a España. Sí, pueden responderse ahora. Era así, y no como lo decían y pintaban nuestros

difamadores.

Como fueron tantos las informadores, y de tal diversos géneros y linajes los periódicos representados,

unos vinieron a cumplir su misión con probidad y otros con una intención maliciosa, obedientes a

consignas recibidas, sobre el tratamiento prescrito para España. Unos eran los notarios que darían fe de

cuanto vieran, con el respeto debido a la verdad y a los lectores, y los otros, las sabandijas contratadas

por el veneno. No debemos olvidar que España es una bandera alzada en torno a la cual se libra desde

hace veinte años recia batalla entre los que desean nuestro aislamiento y nuestra consunción por olvido y

los que reconocen nuestra significación histórica, y actual en el plano de las ideas y de los hechos. Batalla

no de ahora, sino de ayer y de siempre, librada con todos los regímenes, porque la aversión de ciertos

adversarios es congénita y hereditaria. A veces algunos personajes bien intencionados se acercan a

nosotros y descubren perspectivas insólidas. Así, por ejemplo, Mr. John E. Swift, presidente de la

Asociación de Caballeros de Colón y presidente del Tribunal Supremo de Boston, declaró, después de un

recorrido por nuestra Patria: "Si se da a España la ayuda y oportunidad necesarias para desenvolver sus

recursos, se transformará en una de las naciones más importantes del globo, por el ingenio y la tenacidad

de su pueblo. Ninguna nación de Europa ha hecho tanto como ella para detener al comunismo. Es

incomprensible que no forme en la vanguardia de las potencias que luchan contra el enemigo de todos.´´

Ver las cosas con esta claridad puede constituir un peligro.

Soliviantados por el deslumbrante estallido de Madrid,los augures y hechiceros comprometidos para

vaticinar nuestra catástrofe, se manifiestan indignados y frenéticos.El profesor—fácil es figurarse a quién

nos referimos—-se ha apresurado a llevar la consabida, carta al no menos consabido periódico

londinense. Una vez más demuestra, sus afinidades secretas con el error. Llama viaje de la desesperación

al realizado a España; inyección de cafeína para reanimar a un organismo postergado y en las últimas, sin

la cual ya se habría caído. El profesor se, olvida que desde, hace veinte años repite lo mismo. Varias

veces le han sorprendido amigos y periodistas dedicado a preparar las maletas para salir en el primer tren

hacia España, siempre en las últimas y a punto de producirse el fenómeno. ¡Veinte años, repitiendo el

mismo cuento y víctima del mismo espejismo! ¿No considera ya oportuno analizarse algunas visceras o

visitar al psiquiatra?Porque eso es caer en manía morbosa, y así se empieza...

 

< Volver