La visita a Eisenhower     
 
 ABC.    24/03/1960.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

LA VISITA A EISENHOWER

Precedido por una escolta de motoristas, don Fernando María Castiella se trasladó en automóvil desde el

edificio del Departamento de Estado a la Casa Blanca.Al automóvil del ministro español seguían otros

cuatro con diversas personalidades españolas y norteamericanas, entre ellas el embajador de España, altos

funcionarios del Departamento de Estado y personas del séquito.

El Sr.Castiella llegó a la Casa Blanca tres minutos antes de la hora prevista. Los fotógrafos y periodistas

rodearon el automóvil del ministro al detenerse ante la puerta del palacio presidencial. Poco después se

iniciaba la entrevista entre el Sr. Castiella y el presidente de los Estados Unidos.

Sonriente, Eisenhower recibió muy cariñosamente al ministro español con quien sostuvo una

conversación de más de media hora. Estuvieron, presentes Christian A. Herter y John David Lodge, así

como el embajador español.

ACONSEJA CAUTELA EN LAS RELACIONES CON MOSCÚ

Las conferencias que el señor Castiella ha celebrado hoy con el presidente Eisenhower y el secretario de

Estado, Herter centran la atención, de los círculos diplomáticos de Washington. Se manifiesta—según

Edward D. de Pury, de la Agencia United Press International—que el ministro español ha hecho constar a

Herter el apoyo moral de España a los aliados occidentales con relación a la Conferencia en la cumbre

que se celebrará en mayo próximo, si bien al mismo tiempo ha encarecido a los más altos representantes

de los Estados Unidos que actúen con "gran cautela en sus negociaciones con la Unión Soviética.

Añade el citado periodista que, según circulos competentes,; el señor Castiella ha hecho constar el aprecio

de España por la ayuda norteamericana, al mismo tiempo que ´ha indicado la conveniencia de que

continúe la colaboración entre las dos naciones, aunque no ha formulado petición alguna para que esta

ayuda sea incrementada.

EN EL CEMENTERIO DE AR LINGTON

El ministro español ha visitado el cementerio nacional de Arlington, donde deposito una corona en la

tumba del soldado desconocido.

A su llegada, el señor Castiella (a quienes acompañaban el embajador de España en Washington, don José

María de Areilza; el agregado de Defensa de la Embajada, general Miranda el agregado militar, coronel

González Vidaurreta; el agregado naval, capitán de navio don Carlos Pardo, y el agregado aéreo, coronel

Guerrero) fue saludado con una salva de 19 cañonazos. Ante la tumba del soldado desconocido le

esperaba el mayor-general J. W. Bowen, en representación del jefe del Estado. Mayor del Ejército de los

Estados Unidos, general Lyman Lemnitzer. Mientras presentaban armas guardias de honor del Ejército,

de la Marina, de las Fuerzas Aereas y de la Infantería de Marina, una banda de música del Ejército

interpretó los himnos nacionales español y estadounidense.

La corona depositada por el señor Castiella lleva una cinta roja y gualda, con la inscripción: "El ministro

de Asuntos Exteriores de España al Soldado Desconocido".

El señor Castiella depositó otra corona ante la tumba de Foster Dulles.

ALMUERZO EN LA EMBAJADA

El embajador de España,señor Areilza, ofreció al mediodía, en la Embajada, un almuerzo íntimo al

ministro español de Asuntos Exteriores y a la señora de Castiella. Asistieron también a este acto los

miembros que componen el séquito del ministro y el personal de la Embajada.

 

< Volver