RELACIONES EXTERIORES. Según fuentes oficiales. 
 No hay aceleración en el establecimiento de relaciones diplomáticas con la U.R.S.S.  :   
 No es que Moscú dé algún paso en ese sentido antes de los primeros meses de 1976. 
 ABC.    25/09/1975.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

A B C. JUEVES 25 DE SEPTIEMBRE DE 1975.

RELACIONES EXTERIORES

SEGUN FUENTES OFICIALES NO HAY "ACELERACIÓN" EN EL ESTABLECIMIENTO DE

RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON LA U.R.S.S.

No es que Moscú de algún paso en ese sentido antes de los primeros meses de 1976

Tras la celebración de la Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea, en Helsinki, a la que siguió

un anuncio del Acuerdo comercial con Polonia, surgieron algunos comentarios e informes de Prensa

sobre la posibilidad de una «aceleración» en el proceso negociador para el establecimiento de relaciones

diplomáticas entre Moscú y Madrid, a nivel de Embajadas.

Fuentes bien informadas precisan a este respecto a Cifra que ningún nuevo elemento capaz de imprimir

esa «aceleración» ha hecho su aparición en el proceso negociador ni en lo que respecta a unas posibles

relaciones con la U. R. S. S., ni en las que podrían establecerse con los otros países del bloque comunista,

cuya política exterior, salvo un caso especialísimo como es el de la R. D. A. está siempre subordinada a la

del Kremlin.

En el caso particular de la República Democrática Alemana, los soviéticos aceptaron «cederle el paso» a

los alemanes porque el establecimiento de relaciones diplomáticas de un país cualquiera con la R. D. A.,

suponía el «reconocimiento» de ésta en tanto que Estado, lo que .siempre constituyó uno de los objetivos

de la política exterior de la U. R. S. S.

En el caso de los otros países del bloque del Este, es indudable que todos ellos están en principio,

dispuestos al establecimiento de relaciones con España de acuerdo con el espíritu de Helsinki, que supuso

para ellos la posibilidad de una puerta entreabierta.

Este deseo se ve acrecentado por la necesidad acuciante en el bloque soviético, desde Rusia hasta el

último de ellos de obtener fuentes de financiación exterior.

Tal es el caso, por no citar más que un ejemplo, de Polonia, que obtuvo créditos españoles por valor de

200 millones de dólares y que tiene en negociación operaciones crediticias con Suecia y Bélgica, entre

otros países occidentales.

En lo que respecta al establecimiento de relaciones diplomáticas con Madrid, es difícil pensar que la U. R.

S. S. se decida a dar algún paso hacia adelante ante la perspectiva de la reunión, en los primeros meses de

1976, del vigésimo quinto Congreso del partido tras el cuál se piensa que el secretario general, Leónidas

Brevnef, llevaría a cabo una retirada «triunfal» sería en tal caso el primer secretario que así lo haría, en la

historia de la U. R. S. S de la política activa.

Finalmente, fuentes diplomáticas subrayan a Cifra que mantener o no representaciones diplomáticas con

el rango, más protocolario que otra cosa, de Embajadas, no impide en absoluto la existencia de unas

relaciones reales y positivas incluso si éstas existen a un nivel inferior.

Así, dicen dichas fuentes, el hecho de que el actual representante español ante la U. R,. S. S., embajador

Ibáñez, no tenga la «categoría», de embajador no sustrae nada ni a la eficacia de su gestión ni al hecho de

que este considerado como uno de los diplomáticos españoles más capacitados.

REUNIONES EN WASHINGTON

Durante estos últimos días se celebran en Washington las reuniones de los Comités de Desarrollo y de

Finanzas y Política Aduanera, dentro del marco de las negociaciones hispano-norteamericanas para la

firma de los nuevos Acuerdos de amistad y cooperación, según informa Europa Press.

Asimismo, están previstas para el próximo mes de octubre nuevas reuniones de los Comités que estudian

los aspectos culturales y de intercambio científico, con el fin de tratar de temas relativos a los comunes

intereses y que pueden ser integrados en los próximos Acuerdos a firmar entre España y Estados Unidos

de América.

LOS MARINEROS RUSOS NO PEDIRÁN ASILO EN ESPAÑA

Dos de los marineros soviéticos que días pasados se1negaron a reembarcar en Las Palmas en el buque del

que eran tripulantes y que se decía habían pedido asilo político en España, han desistido de su actitud y

volverán a la Unión Soviética, según han comentado a un redactor de Pyresa en fuentes cercanas al

Ministerio español de Asuntos Exteriores.

Por su parte, el tercer marino parece insistir en su postura de no reembarcar en el buque de bandera

soviética surto en el citado puerto, aunque se cree que pedirá asilo en otro país.

N. de la R.: En realidad, la legislación española no contempla la figura del asilo político, de ahí que

cuando se dan estos casos —dos o tres al año— las autoridades intentan dar una solución práctica a un

problema real. A los solicitantes se les deja un tiempo para que mediten su intención, a la vez que se pone

el hecho en conocimiento de las autoridades consulares y del Ministerio de Asuntos Exteriores. Incluso,

se permite a personal del Consulado en cuestión que hable con el interesado, por si éste desea rectificar su

postura y volver a su país. En caso negativo, se intenta que el extranjero salga del país, y —en caso de

soviéticos- se les facilita su salida hacia Estados Unidos, Canadá o Bélgica, que son los lugares donde

encuentran mayor número de compatriotas en el mismo estado.

 

< Volver