España y la Unión Soviética firman un acuerdo comercial  :   
 Ambas partes reconocen que el convenio no implica a cualquier reivindicación sobre bienes, derechos y obligaciones anteriores. 
 ABC.    16/09/1972.  Página: 51-52. Páginas: 2. Párrafos: 33. 

A B C. DOMINGO 17 DE SEPTIEMBRE DE 1972. PAG. 49.

ALCANCE DEL ACUERDO COMERCIAL HISPANO-SOVIETICO

Entre las exportaciones españolas figuran productos agrícolas, maquinaria, barcos y calzado, y entre las

rusas, crudos de petróleo y productos siderúrgicos

AMBAS PARTES RECONOCEN QUE EL CONVENIO NO IMPLICA LA RENUNCIA A

CUALQUIER REIVINDICACIÓN SOBRE BIENES, DERECHOS Y OBLIGACIONES

ANTERIORES

Acerca del Acuerdo de carácter comercial firmado en París entre España y la Unión Soviética, del que

anticipamos ayer la información, ha sido publicada en Madrid una nota oficial.

NOTA OFICIAL DEL ACUERDO

La Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntas Exteriores, confirma la noticia de Efe y

añade que el Acuerdo comercial referido ha sido negociado a lo largo de cuatro sesiones, celebradas en

París en los meses de julio y septiembre de 1971 y marzo y septiembre de 1972. En todas estas reuniones,

la Delegación española ha estado Integrada fundamentalmente por el citado señor Cerón y por el director

general de Política Comercial del Ministerio de Comercio, señor Santamaría. La Delegación soviética,

por representantes de sus Ministerios de Asuntos Exteriores y de Comercio Exterior.

En el Convenio firmado, ambas partes manifiestan su propósito de lograr unos intercambios

razonablemente equilibrados. Con tal fin, en el Acuerdo figuran las listas de las mercancías que cada una

de las partes desea exportar a la otra, y a las cuales esta última tendrá especialmente en cuenta a efectos

de sus previsiones y programas de importación y de la concesión de las autorizaciones necesarias.

Ambas partes se otorgan, en cuanto a los derechos de aduanas, tasas e impuestos equivalentes, tanto en la

importación como en la exportación, el trato de nación más favorecida. En lo que se refiere al régimen de

comercio, ambas partes se conceden, como principio general, el mismo trato de nación más favorecida.

Sin embargo, España se ha reservado para una serie de mercancías la concesión con mayor o menor

liberalidad de las licencias de importación correspondientes en función de la evolución satisfactoria de los

intercambios mutuos. Por protocolos anuales, se establecerán las modalidades que con tal fin se requieran.

Por protocolo anejo al Convenio, se prevé el establecimiento de delegaciones comerciales de España en

Moscú y de la Unión Soviética en Madrid, con un número limitado de miembros.

Finalmente, por intercambio de cartas anejo al Convenio, y formando parte del mismo, ambas partes

reconocen que dicho Convento no implica la renuncia por ninguna de ellas a cualquier reivindicación que

ellas, mismas o sus nacionales o sociedades puedan tener contra la otra parte en lo que concierne a bienes,

derechos y obligaciones anteriores.

RELACION DE MERCANCÍAS

En círculos económicos de la capital de España se ha señalado, según Europa Press, que el protocolo

comercial hispano-soviético firmado en París entre dos Delegaciones de estos países, incluirá una relación

de mercancías para el intercambio comercial, en la que entre otros productos, se señalan la exportación de

los cítricos, vinos y maquinaria automática (semáforos). Por lo que se refiere a las posibles importaciones

españolas de productos soviéticos, parece ser que la maquinaria ocupa uno de los primeros lugares.

El Acuerdo, según los mismos círculos, prevé la creación en Madrid de una Delegación Comercial de la

U.R.S.S. que al parecer, estaría integrada por diez personas con sus respectivas familias. Esta Delegación

canalizaría los Intercambios de mercancías entre España y la U.R.S.S.

(Ver la extensa información publicada en nuestra sección: ABC. del 13 y 14 de septiembre).

Por su parte, Efe informa que el director general de Relaciones Económicas Internacionales explicó esta

tarde a los corresponsales españoles acreditados en París el alcance del Acuerdo. Un protocolo com-

plementario establece una lista de mercancías para 1973. Figuran en la lista productos agrícolas,

manufacturados, maquinarla, textiles, juguetes, barcos, calzado, productos químicos, etc.. (exportaciones

españolas), crudos, productos siderúrgicos, madera, maquinaria, etc. (exportaciones soviéticas).

Prevé el Acuerdo la libre convertibilidad en cualquier tipo de divisas y la reunión anualmente de

Comisiones comerciales mixtas alternativamente en Moscú y Madrid. El Acuerdo empezará a regir en

breve, una vez se haya procedido a los trámites regulares y a los canjes normales de notas.

Ambas Delegaciones estuvieron compuestas por representantes de Asuntos Exteriores y de Comercio

Exterior. El representante soviético, Alexis Nicolai Manzhulo, participó en las conversaciones soviético-

norteamericanas de Moscú con el representante especial de Nixon Henry Kissinger.

ESPECIAL IMPORTANCIA PARA LA INDUSTRIA NAVAL

«La firma del importante Acuerdo comercial hispano-soviético puede eliminar gran parte de las

dificultades que han existido hasta hoy para un desarrollo de las relaciones de la industria naval española

con la Unión Soviética.» En estos términos se ha expresado el doctor Ingeniero naval don Florentino

Moreno, director general adjunto de Eximgold, empresa española que tiene por finalidad el desarrollo de

las relaciones de los diferentes organismos y empresas privadas del sector naval con la central soviética

Surdoimport, informa Europa Press. Esta central se ocupa en la U. R. S. S. de la importación y

exportación de buques y equipos navales.

El plan quinquenal soviético, recientemente iniciado, prevé la construcción de más de quinientos buques

mercantes, aparte de una ampliación sustancial de la flota pesquera de aquel país. La mayor parte de esos

buques, del orden de un 10 por 100, serán construidos en astilleros europeos.

Don Florentino Moreno añadió que la firma del Acuerdo hispano-soviético reviste en estos momentos

especial importancia para la Industria naval española por estar en curso negociaciones para la cons-

trucción por parte española de "bulkcarriers" de 27.000 y 53.000 toneladas de peso muerto, así como la

reparación de buques en astilleros de Cádiz. «Por otra parte —puntualizó también—, la U.R.S.S. está

promocionando la venta de sus hidroalas, tanto del tipo «Cometa» para el transporte de pasajeros, como

del tipo «Volga» para actividades deportivas náuticas.»

Finalmente hizo constar que en fecha inmediata proseguirán las visitas recíprocas de técnicos españoles y

soviéticos para continuar las negociaciones en curso para alcanzar rápidamente la firma de una serie de

contratos interesantes para ambos países; negociaciones que se veían frenadas —concretamente la relativa

a la reparación de buques soviéticos en astilleros españoles— por falta de un acuerdo comercial entre los

dos países. «Es indudable que este hecho amortiguaba notablemente el interés de Surdoimport por acudir

al mercado español y proceder a un desarrollo de los contratos, dado el volumen económico de los

mismos. El Acuerdo, pues, reviste especial importancia para la industria naval española.»

LA INTERVENCIÓN DE EMPRESAS MERCANTILES

Hasta el momento presente, el «modus operandi» en el comercio español con la Unión Soviética se ha

"venido basando siempre en la compensación, en el objetivo de comprar y vender a la vez y además, de

hacerlo en cantidades iguales o muy semejantes, salvo interés especial por el producto —si es

tecnificado— por parte rusa, añade Europa Press.

Aparte de la existencia y actuación del comercio de Estado, el empresario individual, al hallarse frente a

la necesidad de compensar, tenía la posibilidad de recurrir a empresas mercantiles de suficiente

envergadura económica, capaces de comprar masivamente y vender después. La intervención de estas

compañías mercantiles, presentes de una manera o de otra en Moscú, ha facilitado el comercio hispano-

ruso. El Ministerio español de Comercio, por otra parte, venía estudiando operación por operación,

excepto en el caso de las firmas autorizadas para realizar operaciones directas con la Unión Soviética.

CINCO AÑOS DE CONTACTOS

Con el Acuerdo firmado entre los representantes de los Gobiernos de España y de la U.R.S.S. culminan

una serie de negociaciones y Acuerdos parciales, oficiales y privados, que se iniciaron aproximadamente

hace cinco años, informa Cifra.

• Primer Acuerdo comercial después de más de treinta años: Navegación comercial en 1967. Poco

después de esa fecha la U. R. S. S. abría una oficina marítima en Madrid.

• Primera empresa mixta hispano-soviética, Sovhispan en 1971, para atender a las necesidades de

las flotas pesqueras soviéticas que recalan en puertos canarios. Exposición de productos españoles en

Moscú en 1971.

• En 1971 las importaciones españolas de la U. R. S. S, sumaron un total de 356.222 toneladas, por

valor de 912.408.000 pesetas. Por orden, las principales mercancías importadas fueron: petróleo crudo

(más de la tercera parte del total), tablas aserradas, residuos de aceites combustibles, hidrocarburos y

derivados, chatarra de hierro y acero, rodamientos diversos, pescados envasados, máquinas excavadoras y

niveladoras, pieles finas sin curtir, etc.

• En el mismo período, las exportaciones españolas a la U.R.S.S. totalizaron 129.574 toneladas, por

valor de 691.230.000 pesetas. Principales mercancías españolas exportadas fueron: perfiles y ángulos de

acero (la mitad del valor del total), aceites combustibles refinados, tejidos de punto, arroz, nueces, etc.

• Una Misión oficial soviética de Sudoimport recorrió en el mes de marzo los astilleros españoles,

interesada en encargar la construcción de cuatro remolcadores de empuje, por valor de 1,200 millones de

pesetas. España compra fibra soviética.

• Llegada, de 52.000 toneladas de crudo soviético a la refinería Río Gulf, de Huelva.

• En junio, una Misión española, encabezada por el presidente del Sindicato Nacional del Metal y

compuesta por los presidentes de tres empresas siderúrgicas, firmaban un Acuerdo en Moscú con el Go-

bierno soviético para la venta de 36.000 toneladas de perfiles estructurales de hierro y acero, por valor de

más de 300 millones de pesetas.

• El Gobierno español autoriza la exportación de 16.000 y de 12.000 toneladas, por valor de más de un

millón de dólares, de perfiles de acero de Altos Hornos de Vizcaya y de Uninsa. En junio se concedía

licencia a Uninsa para la exportación de perfiles de acero no especial por 26.4 millones de pesetas, y en

junio se daba a conocer la contrata concedida a Ensidesa-Uninsa para la exportación de 100.000 toneladas

de perfiles estructurales y comerciales, por valor de 1.000 millones de pesetas.

VENTAJAS PARA ESPAÑA

«Este es el resultado de un largo periodo de contactos y esfuerzos por ambas partes, en el cual la

iniciativa privada, que lleva trabajando diez o doce años, ha tenido también una gran relevancia», ha

declarado a Europa Press don Ramón Mendoza, presidente de la firma Prodag que viene realizando desde

hace más de diez años gestiones comerciales con la U. R. S. S. El señor Mendoza dijo también que cabe

esperar, a partir de este momento, un incremento importante en las relaciones económicas, en cuyo

incremento saldrá más favorecida España.

Ahora la U. R. S. S. —ha declarado el señor Mendoza—, al incluir a España entre los países con los «que

mantiene un convenio comercial, aportará un gran avance a estos intercambios comerciales porque, sobre

todo, se ampliará el tipo de mercancías a exportar por parte de España.

Entre las mercancías que saldrán beneficiadas de esta exportación —ha afirmado el señor Mendoza—

cabe destacar el material industrial y naval y los agrios.

Prodag ha realizado recientemente diversas operaciones,. entre las que figura una venta de pinos

españoles por valor de 300.000 dólares (19,5 millones de pesetas), y otra de 1,5 millones de litros de vino

a granel y 4.000 cajas de vino embotellado de Rioja. Próximamente inaugurará en Moscú la primer

muestra de productos artesanos españoles, a la que asistirán diversas empresas del ramo pertenecientes al

I. N. I. y en la que serán exhibidos más de 1.500 productos netamente españoles.

 

< Volver