Autor: Blanco Vila, Luis. 
   Prestar atención a México     
 
 Informaciones.    10/04/1973.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Prestar atención a Méjico

EL Presidente Luis Echeverría Alvarez, de cincuenta y un años, primer mandatario de Méjico desde

diciembre (le 1970, se encuentra en Europa. Ayer finalizaba su visita oficial a Bélgica; hace unos días

terminó sus entrevistas en Gran Bretaña. Y fue precisamente en Londres donde aseguró que las relaciones

con España llegarían, en fecha no muy lejana, a su plena realización.

Esta ausencia de relaciones ha motivado, sin duda, que la información que tenemos de Méjico resulte un

tanto fragmentaria o se limite a capítulos muy concretos, sin que la imagen de aquel país llegue

perfectamente al español medio. Y, sin embargo, Méjico es hoy posiblemente el país

hispanoamericano que mayores lecciones de equilibrio y empuje está ofreciendo al mundo. Con

una Inmensa frontera con los Estados Unidos y un comercio exterior ligado en más de un 60 por 100 al

coloso del Norte, Méjico ha salvaguardado siempre su independencia. Pese a su dependencia comercial,

no hay en suelo mejicano ni una sola base militar norteamericana y signe manteniendo relaciones

diplomáticas con Cuba, sin por eso buscar una fórmula socialista para su gobierno. Desde hace cuarenta

años, el país viene celebrando elecciones pacificas; su moneda—el peso mejicano—no ha sufrido

devaluación desde 1954; su tasa de crecimiento es alta para un país en vías de desarrollo («16 por 100

del producto nacional bruto anual); su industria crece a un ritmo que ha permitido hablar del "milagro

mejicano".

Cierto que hay mucho campo por trabajar en el reparto de la riqueza; cierto que la industria se está

concentrando en torno a las grandes ciudades—concretamente en torno a Méjico D. F., monstruosa

ciudad de más de ocho millones de habitantes—, con el consiguiente abandono del campo por la

población agrícola; cierto también que a finales del sesenta los precios comenzaron a dispararse, la

inflación hizo su aparición con carácter grave y la explosión demográfica sigue complicando las cosas.

Pero también lo es que en menos de tres años este descendiente de vascos, el Presidente Echeverría, ha

sabido echar mano a una legislación eficaz, que ha enderezado el mal cariz de la economía, y puede hoy

presentar en su exposición europea un balance reconfortante del momento económico y político de su

país.

Méjico está reclamando la atención del mundo occidental con pleno derecho. El viaje del Presidente

Echeverría tiene más de gancho económico que de propaganda política. Sus ofertas están mereciendo la

atención de los países industriales, porque Méjico es un campo abonado para las buenas inversiones.

Practicando una política de apertura, el Presidente mejicano ha visitado Canadá, Gran Bretaña y Bélgica.

Ahora se encamina a París, Moscú y Pekín. Lástima que las circunstancias actuales no permitan una

escala en Madrid.

Luis BLANCO VILA

No pasarán muchos años sin que Méjico y España restablezcan relaciones diplomáticas, dice Echevarría

No hay país, junto con los latinoamericanos—añade—, con el que mantengamos relaciones más afectivas

y vínculos de semejanza y simpatía que con España • El Presidente mejicano finaliza su estancia en

Bruselas, donde ha establecido contactos para llegar a un acuerdo de su país con la C. E. E.

país y España?, ha preguntado esta mañana un coleta al Presidente mejicano, Luis Echevarría, durante su

conferencia de prensa celebrada en es la capital al finalizar su estancia en la sede de la C. E. E. "Nosotros

—ha contestado Echevarría— pensamos que en un futuro mediato, pero no inmediato, las relaciones entre

Méjico y España podrán restablecerse y que no pasaran muchos años sin que esto suceda..."

Echevarría ha aludido a la situación creada por la guerra civil española como consecuencia del

rompimiento de las relaciones diplomáticas entre Madrid y Méjico destacando, sin embargo, que: "No

hay país con el que, al mismo tiempo que los Estados latinoamericanos, tengamos relaciones más

afectivas, vínculos de semejanza y de simpatía que con España."

C. E. E.-MEJICO Luis Echevarría, en su gira por el mundo, iniciada en Canadá Gran Bretaña, Bélgica,

que hoy continua en París y que dentro de unos días le llevará a Moscú y Pekín, ha permanecido durante

cuatro días en esta capital para cumplir dos objetivos: estrechar relaciones diplomáticas y comerciales con

Bélgica y, sobre todo entrevistarse con los más altos dirigentes de la C. E. E. con vistas al comienzo, en

mayo próximo, de contactos exploratorios Mercado Común-Méjico, que deberían conducir a la

negociación y firma de un acuerdo comercial entre los "nueve" y los Estados Unidos Mejicanos, a imagen

de los establecidos por la Europa comunitaria con Argentina, Uruguay y, pronto, Brasil.

El presidente mejicano ha destacado la dependencia comercial de su país por parte de los Estados Unidos

(75 por 100 de los intercambios "export-import") y la necesidad de la economía mejicana de encontrar

nuevas vías de salida para sus productos El Presidente ha insistido en que hablaba en nombre de su país y

no como portavoz del resto de países latinoamericanos y que, con esa, visita a las instituciones de la U E.

E., consideraba como iniciado un proceso de acercamiento Méjico-C. E. E, bajo los mejores auspicios.

 

< Volver