Gran influencia y honda huella de España y Portugal en los países de habla española  :   
 Declaraciones del ministro Pierre Wigny después de conferenciar extensamente con el Sr. Castiella. 
 ABC.    19/01/1960.  Página: 43-44. Páginas: 2. Párrafos: 20. 

ABC. MARTES 19 DE ENERO DE 1960. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 48

GRAN INFLUENCIA Y HONDA HUELLA DE ESPAÑA Y PORTUGAL EN LOS PAÍSES DE

HABLA ESPAÑOLA

Declaraciones del ministro Pierre Wigny después de conferenciar extensamente con el Sr. Castiella

PRÓXIMO CONVENIO COMERCIAL HISPANO-BELGA

El domingo, a las nueve de la noche, llegó al aeropuerto de Barajas, procedente de Río de Janeiro el

ministro de Asuntos Exteriores de Bélgica, M. Pierre Wigny, que permanecerá en Madrid hasta la tarde

de hoy. M. Fierre Wigny llegó acompañado de su esposa y del jefe del Gabinete de Asuntos Exteriores de

su país, M. Scburmans.

M. Fierre Wigny ha permanecido algún tiempo en Brasil, invitado por el Gobierno de aquel país, y ha

visitado Sao Paulo y Río de Janeiro, donde tomó el avión con destino a Madrid.

Acudieron a recibirles, con el ministro español de Asuntos Exteriores, Sr. Castiella, el embajador de

Bélgica en Madrid; el teniente general del Aire, Castro Garnica, jefe de la primera Región aérea; el

subsecretario español de Asuntos Exteriores, señor Cortina, y alto personal de la Embajada de Bélgica.

Los viajeros se dirigieron inmediatamente a la residencia del embajador belga en Madrid, donde residirán

hasta el regreso a su país.

VISITA AL MUSEO DEL PRADO

En la mañana de ayer el ministro belga de Asuntos Exteriores en compañía del embajador abandonó la

residencia de éste y se dirigió al Museo del Prado, donde permaneció cerca de una hora. El ilustre viajero

fue recibido por el Sr. Sánchez, Cantón, subdirector del Museo, y otros miembros del Patronato, en unión

de los cuales hizo un recorrido por las distintas salas. Se interesó vivamente por cuantas joyas pictóricas

encierra la pinacoteca, y al terminar la visita le fue entregado un precioso álbum de fotografías, como

recuerdo.

EN EL PALACIO DE SANTA CRUZ

Terminada esta visita, M. Wigny se trasladó al Palacio de Santa Cruz en unión del embajador de su país,

barón de Berryer, y el jefe del Gabinete belga de Negocios Extranjeros, M. Schurmans.

El ministro belga pasó al despacho de su colega español, D. Fernando María de Castiella, con quien

estuvo reunido hasta las primeras horas de la tarde.

La entrevista, continuación, de la que tuvieron el domingo por la noche, duró una hora cuarenta minutos,

y en ella ambos ministros tuvieron un cordial cambio de impresiones sobre temas de interés político que

afectan a ambos países.

Después, el ministro belga se trasladó a la residencia del embajador para almorzar, y tras el almuerzo

realizó una excursión al Real Sitio de El Escorial y al Valle de los Caídos.

CONFERENCIA DE PRENSA

M. Fierre Wigny a su regreso de El Escorial recibió en la residencia del embajador, barón de Berryer, y a

presencia de éste, a los representantes de la Prensa madrileña y extranjera. M. Wigny dijo que se sentía

hondamente impresionado ante las obligaciones que le imponía la presencia de tanto periodista. Expresó

que se sentía feliz con este viaje a España porque deseaba conocerla, y había lamentado no poder venir

durante los actos del IV Centenario de Carlos V, nucstro Empcrador común, dijo. Aunque yo no pude

venir entonces, asistió a la conmemoración un colega de Gobierno. Ahora, a mi regreso del Brasil, he

tenido la satisfacción de hacerlo, y debo decir que las primeras observaciones que obtuve de aquellas

tierras, reflejan la gran influencia y la huella que Portugal ha dejado en Brasil, y, España, en los restantes

países hispanoamericanos. Lo he constatado perfectamente durante la visita y en las frecuentes

conversaciones que sostuve en Río de Janeiro con los embajadores de los distintos países de habla

española, como igualmente he comprobado el gran afecto que allí se siente por España y Portugal.

Aañadió que Bélgica sigue fiel a la preocupación europea, y en estos momentos principalmente, fija su

atención sobre el desarrollo del Mercado Común. He de concretar algunos puntos, teniendo en cuenta

que este Mercado Común, es la gran realización del mundo económico. Son mercados de gran interés

los de Estados Uni Rusia, pero en Europa todo se hace de importaciones y exportaciones, y la línea que

debe de seguirse, a mi entender.

En cuanto a los problemas africanos, M. Wigny expuso que el Congo belga debe de estar satisfecho de lo

que Bélgica ha hecho por ellos. Aportó su ayuda económica y técnica, y los beneficios quedan para los

habitantes del Congo belga; la obra de Bélgica ha sido inmensa en todos los aspectos, incluso en el

cultural, en donde no sólo se da enseñanza primaria y secundaria, sino que se ha creado una Universidad.

Tengase en cuenta que el Congo belga ocupa una extensión equivalente a un tercio de los Estados Unidos.

Sin embargo, continuó diciendo, Bélgica ha comenzado a pensar si había llegado el momento de que el

Congo decidiera sobre su porvenir, y lo ha estimado así hasta el extremo de convocar unas elecciones

cuyos rcsullados todos conocen; ahora los representantes del Congo y los de Bélgica, decidirán la

estructura que ha de darse en el porvenir. No creo que nadie pueda haber hecho más que nosotros. Existen

diferencias de reza y de cultura, pero Bélgica ha ido paliándolas todas, incluso, favoreciendo mi mayor

nivel de vida y un aumento en las inversiones, pero es evidente la tendencia de las capitales a volver a su

casa, mientras existe incertidumbre en el país donde se van a realizar. No piensen ustedes, prosiguió, que

esto que les digo tiene un interés propagandístico, porque creo que sería contraproducente la propaganda.

Pero el Congo vive hoy mucho mejor que vivía; en todas las escuelas se hace una enseñanza mixta y en

todo instante se procura reducir las dificultades de carácter político que, por falta de comprensión, puedan

surgir.

Europa es una colaboradora de África; su colaboración es indispensable, y seria una gran ventaja que

pudiéramos convencer de esto a los pueblos africanos.

Se refirió después a la política de coexistencia, y dijo que Bélgica está dispuesta siempre a una política de

entendimiento. Existen una serie de problemas que requieren solución, y los europeos deben estar atentos

a su desarrollo. La coexistencia no debe entenderse al estilo soviético, porque la batalla seguirá planteada

hiemprc en el terreno de la economía, en el del avance técnico y la elevación del nivel económico de los

países. El futuro está en las mejoras económicas, que deben alcanzarse y perfeccionarse, único medio de

preservar de riesgos a la civilización occidental.

Terminada la declaración, el ministro dijo que estaba dispuesto a contestar a las preguntas que se le

formularan, y un periodista inquirió cuál era la posición de Bélgica respecto al ingreso de España en el

O.T.A.N.

—España, que yo sepa, no ha pedido su ingreso en el O.T.A.N.; es decir, que el problema no está

planteado, y si lo solicita, la cuestión deberá ser estudiada en el seno del Consejo.

—He tratado con el Sr. Castiella problemas económicos con vistas a un futuro convenio hispano-belga

que se ha de estudiar. —¿Ese convenio es bilateral? —En principio lo es, pero hay que tener en cuenta

que Bélgica pertenece al Benelux. Dicho esto el ministro belga se despidió de los representantes de la

Prensa.

Hoy, por la mañana, M. Fierre Wigny será recibido por Su Excelencia el Jefe del Estado, y a las tres de la

tarde saldrá en avión hacia París, donde deberá asistir a la sesión del Consejo de Europa, del que

M. Wigny es presidente, que se celebrará por la tarde en la capital francesa.

LLEGA A MADRID MR. ALAN HITCHMAN

Procedente de Londres ha llegado a Madrid Mr. Gil Alan Hitchman miembro de a "Atomic Energy

Authory", que firmará en el Ministerio de Asuntos Exteriores el Convenio de Cooperación para fines

pacíficos de la Energía Atómica entre Inglaterra y España.

REGRESA A BARCELONA EL VICEALMIRANTE ANDERSON

Barcelona 18. En avión especial de las Fuerzas Navales norteamericanas llegó de Madrid el jefe de la VI

Flota norteamericana en el Mediterráneo, vicealmirante Anderson, acompañado de su esposa y de la

esposa del agregado sipval a la Embajada de Estados Unidos en Madrid, señora Donevitz.—Cifra.

EL JEFE DE LA DEFENSA AEREA ESPAÑOLA, EN ROMA

Roma 18. El teniente general Rubio López, jefe de, la Defensa Aérea de España, ha llegado a Roma para

una visita oficial a las instalaciones de la defensa aérea de Italia.—Efe.

 

< Volver