Licinio de la Fuente a El Noticiero Universal. 
 Construir el futuro respetando el pasado  :   
 Es lo que no nos perdonan los que tienen un afán revanchista. 
 El Alcázar.    31/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Licinio de la Fuente a "El Noticiero Universal"

"CONSTRUIR EL FUTURO RESPETANDO EL PASADO"

* "Es lo que no nos perdona los que tienen un afán revanchista".

BARCELONA. (CIFRA). «Nosotros queremos construir el futuro respetando

el pasado y apoyándonos sobre él. Es lo que no nos perdonan lo que

quieren construir el futuro condenando el pasado, los que tienen un

afán revanchista», ha dicho Licinio de la Fuente, refiriéndose a

«Alianza Popular», en el curso de una entrevista concedida al

«Noticiero Universal», de Barcelona.

Sobre el tema de las elecciones, dijo que «Hay que hacerte ya desde el

respeto a la Ley y ese respeto debe imponerse luego a rajatabla. No se

puede seguir jugando en este terreno desde la discrecionalidad y las

ilegalidades consentidas. Yo pedirla a la oposición que hiciera un

esfuerzo para entrar en el juego desde la ley, seguir fugando fuera de

ta ley deben comprender que no es el mejor camino para consolidar la

democracia que postulan».

Al referirse a los últimos cuarenta años dijo que se hablan registrado

aciertos y errores como en cualquier periodo de nuestra historia. Pero

que el balance era netamente positivo. En este sentido añadió: «Es el

esfuerzo de estos cuarenta años y la nueva estructura sociológica y

cultura de nuestro pueblo lo que está haciendo posible el cambio sin

traumas ni extremismos».

A la pregunta de que le falta y qué te sobra a España en este momento,

el líder de «Alianza Popular» señaló que «tal vez te falta un espíritu

de mayor comprensión entre los diferentes grupos políticos y entre las

diversas actitudes sobre como construir nuestro futuro, creo que le

sobra carga política. En relación con nuestro pasado reciente. Creo

que la actitud en relación con este pasado nos desune y nos enfrenta

mas de lo necesario. Por supuesto, le sobran también a nuestra vida

nacional «mini partidos» personalistas y le faltan grandes partidos

nacionales».

 

< Volver