Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
 ABC en Roma. 
 Amplio eco de la entrevista Eisenhower - Castiella     
 
 ABC.    02/09/1959.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC en Roma

AMPLIO ECO DE LA ENTREVISTA EISENHOWER-CASTIELLA

Roma 1. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) La conjura del silencio en torno a España,

mantenida casi siempre aquí en cuanto se refiere a las cosas de interés positivo de su política

internacional, ha fracasado ruidosamente por esta vez ante la entrevista de Eisenhower con nuestro

ministro de Asuntos Exteriores.

El acontecimiento tenía suficiente relieve y sustanciosa importancia para que lo pudieran hacer

desaparecer a los ojos de los lectores ciertos prestidigitadores dé la Prensa que no comprenden ni toleran

otra España que la de las bailarinas flamencas y los toros. Ante la realidad de un hecho y del derecho que

tiene España .a hacer oír 6u voz—y en este caso como noble estímulo a la difícil empresa de intentar

garantizar sólidamente la paz a que se dispone el presidente norteamericano cuando Kruschef le visite en

Washington—, los periódicos italianos serios e independientes han destacado con sano propósito el

encuentro de Castiella con Eisenhower. La misión del ministro de Asuntos Exteriores español en Londres

no se ha reducido sólo a una fórmula de cortesía augurando un gran éxito en su viaje a Europa al

Presidente, mientras ladraba la pequeña jauría de algunos enemigos indocumentados o de mala fe.

El comunicado oficial, que resumen o reproducen todos los diarios de Italia, refleja, por parte americana,

cordialidad, simpa tía y aun gratitud a los "amigos españoles", que "Ike" sabe perfectamente —como lo

sabe el mundo cuando se sacude de les ojos las telarañas de la, leyenda, negra—que son amigos de fiar,

amigos que siempre hacen honor a su palabra y a sus compromisos.

Esta especie de revelación, por parte de la Prensa italiana, de la presencia internacional y del paso

efectivo de España en. el cuadro de la unidad europea y de la defensa del Occidente parece haber abierto

los ojos a ciertos. hombres y grupos políticos que, o dormían en el limbo de la más total ignorancia en

cuanto a los problemas de política exterior se refiere, o han actuado y actúan de mala fe, reflejando una

semblanza de la España actual totalmente falsa en sus aspectos generales. Naturalmente, la indignación de

los vocingleros [profesionales por la entrevista del ministro de Asuntos Exteriores español con el

presidente norteamericano, se manifiesta, como de costumbre, con el vómito negro de la falsedad, de la

calumnia y de la difamación. Y no contra un régimen, sino contra un país, porque lo que les molesta no es

la presencia física, de Castiella en conversación amistosa con Eisenhower, sino la. presencia, de España,

con su rotundo peso histórico e indiscutible posición clave para la defensa de Europa y de todo Occidente.

Pese a estas voces negativas, sin ningún eco, por otra parte, en la conciencia italiana, la. realidad

indiscutible se concreta en la extensa resonancia que a través de la Prensa, de la Radio y la Televisión, ha

tenido .la entrevista Eisenhower-Castiella esa Londres. Entrevista que., seguramente será tema de

comentario en el Consejo de Ministros que se está celebrando mientras dicto esta crónica, preparatorio del

viaje que emprenderán mañana a París el jefe del Gobierno, Segni, y el ministro de Asuntos Exteriores,

Pella, precisamente para encontrarse también con Eisenhower. Y, al mismo tiempo, desde la propia sede

del comunismo italiano han sido convocados por la Oficina especial que se ocupa de la Península Ibérica,

dirigentes comunistas, españoles y portugueses, tanto en él exilio como en sus respectivas patrias para una

asamblea en una ciudad de la costa meridional francesa, donde ya.otras veces´se han reunido los mismos

emisarios con los dirigentes italianos, que son de quien tienen que recibir las órdenes transmitidas por

Moscú. — Julián CORTES-CAVANILLAS

 

< Volver