Autor: Sentís, Carlos. 
   Entrevista de Castiella con el presidente De Gaulle en El Elíseo  :   
 En la conferencia, que duró cuarenta minutos, fueron examinados distintos problemas que afectan a las relaciones hispano-francesas. 
 ABC.    06/09/1959.  Página: 47. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

MADRID, DOMINGO 6 DE SEPTIEMBRE DE 1959

ABC

ENTREVISTA DE CASTIELLA CON EL PRESIDENTE DE GAULLE EN EL ELÍSEO

EN LA CONFERENCIA, QUE DURO CUARENTA MINUTOS, FUERON EXAMINADOS

DISTINTOS PROBLEMAS QUE AFECTAN A. LAS RELACIONES HISPANOFRANCESAS

"Almuerzo de trabajo" con Couve de Murville

EL MINISTRO ESPAÑOL EMPRENDIÓ AYER VIAJE DE REGRESO A ESPAÑA

París 5. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Esta noche, cuando Fernando María Castiella ha tomado

el expreso de Hendaya—le han despedido el primer jefe de Protocolo del Quai d´Orsay, el embajador

Jacqin de Margerie, y los embajadores condes de Casa Rojas y de Motrico, Luis Soler y otros

diplomáticos—acusaba un pequeño cansancio. No era para menos.

Incluso el almuerzo que le ha dado Couve de Murville en el Quai d´Orsay se puede considera como ana

sesión de trabajo.

Couve de Murville, que no puede olvidar que procede del Cuerpo de Inspectores de Finanzas—nos ha

dicho Castiella des-pacs de! almuerzo—me ha felicitado por la implantación de nuestro plan económico,

t¡uo él ha estudiado con especial atención.

La vertiad es—ha continuado Castiella— cjue todas las personalidades con las cuales he hablado estos

días me dijeron parecidas cosas: ayer Antoine Pinay, quien se ofreció a dar una conferencia en Madrid,

para contar las incidencias de la aplicación del plan económico francés,; Eisenhower también me felicitó

en Londres por nuestra decisión.

"¿Y De Gaulle esta mañana?", le hemos preguntado, pasando a la tan importante entrevista, que concluye

una semana diplomática española durante !a cual se ha cosechado el fruto del trabajo de mucho tiempo.

De Gaulle también se ha referido a este punto económico, y a oíros muchos, durante nuestra entrevista de

cerca de cuarenta minutos. Uíe ha encargado un saludo muy cordial para el General Franco, cuyos

servicios—-ha dicho — prestados al mundo occidental, por los cuales debemos estarle agradecidos,

alcanzan también a Francia.

Castiella ha recordado en este punto que el próximo 24 de octubre, en el marco de les actos

conmemorativos del Tratado de los Pirineos, él volverá a reunirse con Couve de Murville en la Isla de los

Faisanes.

—¿Y de Argelia, han hablado ustedes?

—Sí, y de otras cosas, pero nada podré decirles al respecto.

Luego Castiella, que acababa de dejar al ministro griego Averoff, hizo «le él gran-tíes elogios • por haber

contribuido a la paz en Chipre, y subrayó lo mucho aue le había interesado conversar con el representante

de ua país que presenta, por su situación geográfica en ei Mediterráneo, diversas semejanzas co¡t el

nuestro. "Es posible que Grecia entre en el Mercado Común-—ha dicho—y nosotros nos alegraríamos

mucho as ello."

De Grecia ha-pasado a hablar de Portugal, de cuyo país recibió ayer tarde a su embajador ci» París, señor

Faria: "Siempre, -fr de continuo, «micro mantener contacto con los portugueses, nuestros grandes amigos

de los peores tiempos. Ahora, ciando vamos, por otros derroteros, y rso solamente a causa de la existencia

de nuestro eficaz Pacto Ibérico, muy valorado intemacionalmente, me apresuro a verles y a. hablarles. Al

llegar a España también espero ver a´, embajador de Portugal en Madrid, y a nuestra Embajada en Lisboa

he mandado ya desde aqwi una comunicación para que la pase al Gobierno portugués."

Es fácil colegir que a Castiella no le faltará tampoco qué hseer desde mañana, cuando a una hora

temprana llegue a San Sebastián.—Carlos SENTÍS.

LA ENTREVISTA CON DE GAULLE

París 5. De fuente "autorizada se confirma que durante la conversación que el ministro de Asuntos

Exteriores español, don Fernando María Castiella, lia sostenido esta inañaní. con ei presidente De Ganlie

en el Talado del Elíseo durante cuarenta minutos, han sido examinados, desde un plano elevado, todos los

problemas que interesan a España y Francia, en una atmósfera muy cordial,, abierta y franca, y, por lo

tanto, muy satisfactoria. Se sabe también que el presidente De Gaulle ha rogado, al señor Castiella que

transmita su cordial saludo ni Generalísimo Franco y le exprese cuánto le admira y reconoce el servicio

que ha prestado a su país y al mundo. A la entrevista, en el despacho del presidente, asistió el conde de

Casa Rojas, embajador de. España.

ALMUERZO EN EL QUAI D´ORSAY

A la una -de la tarde tuvo lugar en el Salón del Reloj del Quay d´Orsay el almuerzo que el ministro

francés de Negocios Extranjeros, Couve de Murville, ofreció en honor de su colega español. Ha sido una

auténtica reunión de trabajo, ya. que tanto durante la comida como al finalizar ésta, ambos ministros,

auxiliados por sus colaboradores inmediatos, han pasado revista a los temas de interés para ambos países,

ya tratados con el presidente De Gauile, desde un plano más concreto y detallado. Las conversaciones se

han celebrado dentro de la atmósfera de cordialidad y en el mismo tono de franqueza y diálogo abierto

que han caracterizado en todo momento estos contactos hispano-franceses.

Asistieron a este almuerzo, por parte francesa, con el secretario de Estado para la Presidencia, M, Joxe,

que, como es sabido, forma parte del Gabinete francés; los funcionarios más destacados de la Presidencia

y del Quai d´Orsay: M. Carbeanel, secretario general del "Ministerio ds´ Negocios Extranjeros; M. Luce,

director gene ral de Política Exterior; barón de la Tournelle, embajador de Francia en Madrid, que,

precisamente, ayer fue designado para representar a su pais ante la Santa Sede; M. De Courcell, secretario

general de la Presidencia; M. Bruyères, director del Gabinete de la Presidencia; M. Baradac, director de la

Oficina de Prensa: M. Gillet, director del Gabinete del Ministerio de Negocios Extranjeros; M. Chantel,

jefe de Protocolo; M. Lanoy, director de Europa, y M. De Rose, director de Convenios. Por parte española

fueron invitados con el señor Castiella, el embajador en París, conde de Casa Rojas; embajador en

Washington, señor Arcilza; el ministro consejero en París, conde de Altea; el agregado militar, coronel

Lago, y los miembros del séquito del ministro señores Sedó, director general de Política Exterior; Martín

Camero, director de la Oficina de Información Diplomática; Piniés, director de Asuntos Políticos de

América del Norte, y Longoria, secretario de Embajada.

 

< Volver