Castiella, en el Berlín Occidental  :   
 Durante una recepción en el ayuntamiento el ministro español llamó a la ciudad Alcázar de Europa. 
 ABC.    13/11/1959.  Página: 37-38. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

ABC. VIERNES 13 DE NOVIEMBRE DE 1959.

CASTIELLA, EN EL BERLIN OCCIDENTAL

DURANTE UNA RECEPCIÓN EN EL AYUNTAMIENTO EL MINISTRO ESPAÑOL LLAMO A LA

CIUDAD "ALCÁZAR DE EUROPA"

Los visitantes españoles saldrán esta tarde para Munich

Berlín 12. El ministro español Je Asuntos Exteriores, D. Fernando María Castiella, ha llegada al Berlín

occidental, por vía airea, procedente de Bonn para realizar una visita de dos días a esía ciudad.

A su llegada, el ministro español de Asuntos Exteriores íué recibido por el primer teniente alcalde del

Ayuntamiento, Franz Amrehm. El alcalde, Willy Brandt, no se encuentra actualmente en Berlín.

En sus palabras de bienvenida, Amrehn dijo, entre otras co:as: ´´Estoy convencido de que vuestra visita

contribuirá- al fortalecimiento de las tradicionales relaciones entra los pueblos español y alemán." Agra-

deció a Castiella su visita a Berlín y expresó su esperanza de que pueda captar el gran esfuerzo realizado

en la reconstrucción de la ciudad y el´ deseo de los berlineses de vivir en paz.

En su respuesta, el ministro español señaló que su visita a Berlín ´´tenia un significado especial´´. "Es un

gesto de con-Jianzay esperanza—dijo—en que el futuro de Alemania será decidido en forma positiva y de

que se obtendrá la reunificación. España desea siempre la paz, la amistad, y la unidad bajo un ciclo sin

nubes."

A su llegada al aeropuerto, la esposa del señor Castiella fue obsequiada con un ramo de claveles por el

alcalde accidental de Berlín oeste. Acompañaban-también al ministro de Asuntos Exteriores los restantes

miembros de la delegación española y el embajador de España en Bonn, marqués de Bolarque, con su

esposa.

RECEPCIÓN EN EL AYUNTAMIENTO

En la recepción celebrada en el Ayuntamiento, el ministro español de Asuntos Exteriores, señor Castiella,

firmó en el libro de oro de los invitados y se le entregó un oso de porcelana, símbolo de Madrid y también

de Berlín. El primer teniente de al- • calde, Amrehn, también le entregó un libro sobre la reconstrucción

de Berlín.

A la recepción asistieron miembros del Ayuntamiento y el Parlamento, el comandante norteamericano,

general Barksdale Hamlett, y el comandante británico, general Roban Delacombre.

El acto resultó brillantísimo y fue presidido por la atmósfera de extraordinaria cordialidad y simpatía con

que los berlineses lian querido rodear esta visita, que ellos interpretan como un gesto de solidaridad.de

España hacia la antigua capital alemana y todo- lo que ésta actualmente significa y representa para el

mundo libre.

En dicha recepción el Sr. Castiella pronunció la siguiente alocución :

´"Siento la emoción de visitar esta ciudad y la necesidad de expresaros mi gratitud por vuestra cordial

acogida. En Berlín—"Alcázar" de Europa—están fijos los ojos del mundo, porque es la prueba

inequívoca de que existe ese genio a que se refería Ranke afirmando que "ha protegido siempre a Europa

de una dominación unilateral y violenta".

Al igual que Viena en los pasados siglos, los muros de la capital alemana han detenido ahora la ola

amenazadora del Este. Con vosotros ha estado Europa entera, ha estado el mundo libre, pero no dudo en

afirmar que la, voluntad de rcsistencia, la fidelidad al espíritu de Occidente, el amor a la libertad de los

berlineses han sido decisivos.

Hoy vuestra Puerta de Brandenburgo, edificada con el patrón helénico, que es raíz íntima de lo europeo,

constituye la frontera espiritual del Continente, y Berlín es, para todos, el símbolo de la libertad.

Hago votos, señores, por las autoridades y el pueblo de Berlín, porque esta ciudad ejemplar frente´ a la

amenaza pueda ser pronto teatro de concordia y dé ocasión al mundo para afirmar—en forma estable y

digna—ese bien inapreciable que es la paz."

Amerehn dijo a su invitado español que el Ayuntamiento consideraba su visita como un acto de amistad.

El Ayuntamiento está encantado—añadió—de que usted haya creído natural visitar Berlín después de su

viaje a la República Federal de Alemania, expresando, así su opinión de que Berlín es parte del nuevo

Estado de la República Fe-deral. "También valoramos su deseo de conocer el destino y la vida de Berlín

con sus propios ojos y ver esta ciudad donde se .desarrolla la lucha por una nueva Europa. Sabemos que

el propósito declarado de vuestra política exterior es contribuir al objetivo de que Alemania y su capital,

Berlín, vuelvan a reunirse por la voluntad del pueblo alemán.

Su visita servirá para reforzar las tradicionales relaciones entre los pueblos alemán y español. Tanto

Berlín como España necesitan la paz para su reconstrucción. Necesitamos una paz sin amenazas para el

futuro, y así lo deseamos para su país y toda Europa."

BANQUETE EN HONOR DEL SEÑOR CASTIELLA

Durante un almuerzo dado en honor del ministro español, con el Ayuntamiento >lc Berlín, el señor

Catíella y el primer teniente de alcalde berlinés, Amrehn, brindaron por el bienestar de los pueblos

español y alemán, especialmente por los ciudadanos de Berlín."

Algunos destacados miembros del Ayuntamiento explicaron al señor Castiella la situación y los

problemas del Berlín-Oeste.

Asistieron al almuerzo el comandante británico, general Rohan Delacombre; el comandante

norteamericano, general Borskdale Hamlett, y el segundo comandante francés, Bernard de Chalvron.

Después de la comida, el ministro español visitó la parte reconstruida, de la ciudad y la línea divisoria

entre Berlín Occidental y Berlín Oriental comunista.

El ministro saldrá hoy, a las tres de la tarde, para Munich. Le acompañarán los miembros de su séquito.—

Efe.

 

< Volver