Firma de un acuerdo hispano-británico para la cooperación en los usos pacíficos de la energía atómica  :   
 Deseamos que España desarrolle su industria y su riqueza nacional para que pueda unirse a nosotros y a otros miembros de la organización europea económica, dice Sir Ivo Mallet. 
 ABC.    20/01/1960.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

MADRID, MIÉRCOLES 20 DE ENERO DE 1960

ABC

FIRMA DE UN ACUERDO HISPANO-BRITANICO PARA LA COOPERACIÓN EN LOS USOS

PACIFICOS DE LA ENERGÍA ATOMICA

«DESEAMOS QUE ESPAÑA DESARROLLE SU INDUSTRIA Y SU RIQUEZA NACIONAL PARA

QUE PUEDA UNIRSE A NOSOTROS Y A OTROS MIEMBROS DE LA ORGANIZACIÓN

EUROPEA ACONOMICA» DICE SIR IVO MALLET

SIR ALAN HITCHMAN SUBRAYA EN UNAS DECLARACIONES LA IMPORTANCIA DE LA

COLABORACIÓN ENTRE LOS DOS PAISES

La Oficina ´de Información Diplomática del Ministerio- de ´Asuntos •´Exteriores lia ´¡anillada la siguiente

nota:

"En el Palacio ide Santa Cruz se lia celebrado en el día de hoy la firma del Convenio entre fel Gobierno

de España y el Gobierno del Reino Unido de la Gran Bretaña para la cooperación en los .usos pacíficos de

la energía atómica. Firmaron el acuerdo por parte de España el ministro de Asuntos Exteriores, D.

Fernando María Castie-lla, y por parte del Reino Unido el embajador de Gran Bretaña en España, sir Ivo

Mallet.

A través de este. Convenio se establece la colaboración entre la Junta de Energía Nuclear española y la

"Atomic Energy Authority" inglesa, y se dispone qtíe las dos partes ´contratantes habrán de ponerse de

acuerdo para señalar hasta qué punto las medidas de seguridad -adoptadas han de ser´ controladas´ por el

Euratom (Organismo europeo de energía nuclear de cooperación económica)´ o• por un .Organismo

interna-, ciónal de eíiergía atómica aún. no consti» tuído. Mientras .tanto se prevé en el acuerdo ´el

establecimiento de garantías para que todas las medidas aprobadas sean para usos pacíficos y no militar.

Se prevé igualmente en el Convenio el intercambio mutuo de informaciones, la ayuda pacífica técnica

para la formación de personal especializado, las facilidades para la obtención por parte ´de España de

reactores de investigación y de potencia, así. como.de material fisible y,´ finalmente, facilidades para la

colaboración y el adiestramiento de los técnicos."

Asistieron al acto de la firma del Convenio el ministro de Industria, Sr. Planell; el presidente (le la Junta

de Energía Nuclear, Sr. Otero Navascués, sir Alan Hitchman, miembro para Relaciones Exteriores y

Política Comercial de "Atomic Energy Autbority"; el subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores,

Sr. Cortina, y alto personal de la Embajada del Reino Unido de Gran Bretaña y del Ministerio de Asuntos

Exteriores.

ALMUERZO EN LA EMBAJADA BRITÁNICA

En la Embajada de Inglaterra se celebró ayer un almuerzo con motivo de la firma del Acuerdo atiglo-

español para la cooperación ´erólos usos pacíficos de la energía atómica. Asistieron, con el embajador, el

minisjtro de Industria, Sr. Planell; el presidente de la Junta de Energía Nuclear, Sr. Otero Navascués, y Sir

Alan Hitchman, miembro ds la Comisión británica de Energía Nuclear para las Relaciones exteriores y

Política Comercial, y otras personalidades. Sir Alan Hitchman pronunció un discurso,, en el que

agradeció la invitación hecha. a los representantes británicos para asistir a la firma ´del Acuerdo entre

España y el Reino Unido. "La Comisión—dijo—valora en a lí o grado los contactos de amistad y

desarrollo que se han establecido, y el Acuerdo cimenta esta relación .cordial, creciente y fructífera.´´

Recuerda que otras personalidades estuvieron en Madrid por hallarse relacionadas con asuntos, de la

energía atómica, y lamentó que no pudiera venir el nuevo- presidente de la Comisión británica, Sir Roger

Makins. "Pero no´dejará pasar la ocasión en que pueda hacerlo", afirmó.

Luego expresó la satisfacción que le producía haber visitado El Escorial, que le dio una oportunidad para

ver algo del pasado de España, su presente y su.porvenir. "Estamos resueltos—agregó—a ofrecer a las

autoridades españolas en la materia una visita a las instalaciones de la Comisión, que abarcan la mayor

parte de Inglaterra y Escocia, desde.el nuevo centro de Winfrich. en Dorset, al sur de Inglaterra, hasta el

reactor reproductor rápido que hemos construido en Dounreay, en el extremo septentrional de Escocia."

Dijo que las cinco centrales en construcción para la cámara generadora de energía están bien repartidas

entre Escocia, Inglaterra y Gales. Luego hizo diversas consideraciones sobre la oportunidad de los

programas, que dependerá en cada nación de las nuevas demandas de ener-gía, fuentes disponibles de

combustible y coste del misino. Añadió que Inglaterra se había adelantado en la implantación de la

energía nuclear a otros países. "Hemos .obtenido una experiencia, por- tanto—dijo—, y estarnos

dispuestos a . compartirla con otros Estados, y deseamos conocer, al propio tiempo, la labor que ellos han

realizado., Así, pues, acogemos satisfactoriamente el Acuerdo anglo-español y, sobre todo, las finalidades

pacíficas que encierra. Al considerar las terribles potencialidades de la :iencia atómica para la guerra, es

alentador censar en esta colaboración que acaba de firmarse."

DISCURSO DEL EMBAJAPOR MR. MALLET

Habló después el embajador de Gran Bretaña, sir Ivo Mallet. "Algunas veces se ha dicho—comenzó

diciendo—que mi país no se interesaba e incluso que se oponía al desarrollo de la industria de España por

desear que este país continuara siendo abastecedor de productos agrícolas y minerales. Esto nunca ha sido

cierto, como lo demuestra nuestra cooperación en el desarrollo de la- industria del hierro y del acero en

Bilbao y de los ferrocarriles y de la industria textil a principios de -siglo. .Más recientemente hemos

facilitado a España una ayuda • considerable al dotar de elementos a .sus fuentes de energía térmica e

hidroeléctrica. El acuerdo firmado hoy proporciona la evidencia de nuestro deseo- de ver´ cómo se

expande la industria española, y nuestro afán de cooperar en el desarrollo del nuevo origen´de la energía

del que dependerá, cada vez más, la industria en el futuro.

Aparte de la calurosa simpatía por el deseo del Gobierno español -.de elevar e! nivel de vida, existen otras

razones que pudiéramos calificar de egoístas, por las cuales en Inglaterra deseamos, el desarrollo de la

industria española. Una de. ellas deriva de nuestra dependencia de la agricultura española, porque

nadie ignora las vitaminas contenidas en., sus naranjas, vinos y tomates. Una agricultura altamente

desarrollada -y eficiente, capaz de exportar a mercados extranjeros, es imposible sin un desarrollo

correspondiente de la industria que haya de suministrar- a- aquélla el equipo que necesita, ya se trate, de

cemento, tractores, transportes o maquinarias. También nos produce satisfacción el desarrollo

´industrial e"e este país, porque confiamos que España adquirirá- en el nuestro una justa proporción de

los productos eléctricos y de ingeniería que requiera. En los últimos dos años las compras de España al

Reino Unido han descendido lamentablemente, aunque creo que somos todavía el país que más compra

en España. Esperamos, por tanto, que se nos permita cooperar en la construcción no sólo de

centrales nucleares, sino también cíe otras de energía, y en el desarrollo.de ¿u industria en general.

También aspiramos "a que España en el momento oportuno adquiera en nuestro mercado productos

industriales y artículos de consumo. Nuestra experiencia, con los países muy industrializados como

Alemania y los Estados Unidos demuestra que cuanto,más intensamente industrializada está una nación y

cuanto mayor es la riqueza nacional.que produce, tanto más compra en otro país industrial.

Finalmente, deseamos que España desarrolle su industria y su riqueza nacional ipara que -pueda unirse u

nosotros´y a otros miembros de la Organización Europea Económica y de su nuevo sucesor Atlántico.

Esto pondrá de relieve que el mundo occidental tiene más que ofrecer que el* comunista, y como

resultado del progreso podrá ayudar al desarrollo de África, y América latina.

La energía térmica, hidroeléctrica o nuclear—terminó diciendo—va a ser una de las llaves del éxito de

estas, labores. Sin las suficientes fuentes de .energía- fracasaremos al competir con los rusos.- Por tanto,

brindemos por. la cooperación, no sólo entre la Junta Nuclear y. la : Comisión de Energía Atómica, sino

entre los Gobiernos británico y español y las industrias española y británica en el desarrollo de la industria

y la agricultura en este pais."

DECLARACIONES DE SIR ALAN HITCHMAN

Sir Alan. Hitchman hizo ayer tarde unas declaraciones a. los representantes de´. ,1a Prensa española en la

Embajada británica. Subrayó en primer lugar la frase "usos pacíficos" y manifestó que son éstos los que

han de desempeñar la parte • más importante en el ´futuro desarrollo del mundo y en el bienestar de la

raza humana. "Es, por tanto, un gran placer para mí el representar a la. ´Comisión de Energía Atómica del

Reino Unido, en esta ocasión en Madrid- El Acuerdo confirma y cimenta una ya feli,z relación y

mantiene la promesa para, un nuevo desarrollo de la aplicación pacífica de la energía atómica en España,

especialmente para la .producción de fuerza atómica. La conclusión de un Acuerdo de esta naturaleza no´

serviría a fin práctico alguno a no ser que ambas partes condujeran al desarrollo de la ciencia atómica a un

terreno más avanzado. La firma del Acuerdo, representa así las realizaciones de los científicos españoles

en este campo, y confirma la elevada opinión sobre los mismos expuesta por Lord Plowden y Sir John

Cockeroft en visitas anteriores a España." Dijo después. Sir Alan Hitchman que resulta satisfactorio ver

que el empleo pacífico de la energía atómica ejerce el efecto -de aproximar cada vez más a las naciones.

La cooperación internacional en el campo de la ciencia atómica está en marcha progresiva, tanto mediante

la Agencia Internacional de Viena, de la que España es uno de los miembros, como por otros medios. ´ El

Gobierno británico ha concertado acuerdos análogos con Italia y Japón, por ejemplo. -En un momento en

que España está crecientemente ocupando cada vez más su adecuado lugar, en las organizaciones

internacionales relacionadas´ con otros aspectos de los asuntos mundiales, es justo y lógico que se

concierte este Acuerdo -referente al campo de la- energía atómica. El Acuerdo es también un nuevo

testimonio de la amistad y de la cooperación existente entre España y el Reino Unido, sin las cuales el

Acuerdo habría sido imposible.

Declaró a continuación que la conclusión de un Acuerdo que prevé .especialmente la´ construcción de

centrales de. energía nuclear, muestra que las autoridades españolas desean el desarrollo firme y regular

>!c la industria española v el aumento del nivel de vida del pueblo español que Gran Bretaña y sus demás,

asociados en la Organización Europea de Cooperación Económica-confían .se derivará, del plan de

estabilización.

Hizo una referencia a las cláusulas más importantes del Acuerdo, y afirmó finalmente que el Reino Unido

ha sido el primer país en construir centrales de energía nuclear en escala comercial.

 

< Volver