Esperamos colaorar con España para la edificación de la unidad económica europea. 
 Alocución del primer ministro británico en el Club Inglés de Las Palmas  :   
 Macmillan fue acogido y despedido con simpatía durante su breve estancia en la capital canaria. 
 ABC.    16/02/1960.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ABC. MARTES 16 DE FEBRERO DE 1960.

«ESPERAMOS COLABORAR CON ESPAÑA PARA LA EDIFICACIÓN DE LA UNIDAD

ECONOMICA EUROPEA»

Alocución del primer ministro británico en el Club inglés de Las Palmas

MACMILLAN FUE ACOGIDO Y DESPEDIDO CON SIMPATÍA DURANTE SU BREVE

ESTANCIA EN LA CAPITAL CANARIA

Las Palmas de Gran Canaria 15. El primer ministro inglés, Macmillan, ha llegado a este puerto a bordo

del "Capetown Castle". Apenas el buque .ancló, comenzó a desembarcarse el equipaje, aproximadamente

una tonelada tic maletas, pertenecientes a Mac-millan y´ su séquito.

En el muelle del Generalísimo se hallaba una compañía de Infantería de Marina, con pandera y baiida de

música, para rendir honores. Poco después de atracar el "Capetown Castle´´, subieron, a bordo ¡as

autoridades civiles y militares. Fueron recibidas en uno de los salones por el primer ministro inglés y su

esposa. Hizo las presentaciones el cónsul inglés en Las í´almas. Macmillan conversó breves momentos

con las autoridades, mientras se .servia un café. ´, A .continuación desembarcó el jefe del Gobierno

británico y, ctiando descendía por la escala, la banda militar interpretó el himno nacional de su país. I.o;

viajeros del trasatlántico despidieron al primer ministro con aclamaciones, a las qne él correspondía

agitando . su sombrero. Ya en el muelle, acompañado del capitán general, de Canarias, revistó las fuerzas

que le rendían honores y, luego, las tropas desfilaron.

Terminado él desfile, el primer ministro •., inglés, acompañado del cónsul de su país v autoridades

españolas, se trasladó al Club Británico, donde la colonia inglesa le dispensó una cariñosa acogida.

Macmillan pronunció tinas breves palabras de salutación: En el recorrida del puerto ai Club, la caravana

hiz.o una>> rápida visita a la playa de las Canteras.

Cuando el "Capetown Castle" navegaba a cincuenta millas de Freetown se encontró con el buque^-

escuela español ´´´´Juan Sebastián Elcano". El buque inglés dio dos vueltas en torno al español, en señal de

saludo: La tripulación del "Juan Sebastián Elcano" se alineó sobre cubierta, izándose la bandera.

A las diez menos cuarto. Macmillan abandonó el Club Inglés y se dirigió al aeropuerto de Gando, para

emprender el viaje de regreso a Inglaterra.

DECLARACIONES DE MACMILLAN EN EL CLUB INGLES

En la recepción que el Club Inglés de. Las Palmas ha tributado hoy al primer ministro británico, Mr.

Harold Macmillan, el presidente del citado Club le saludó con las siguientes palabras:

"Señor primer ministro y señora: Todos esperarnos de usted y de lady Dorothy disfrutarán de su visita a

Las Palmas, Usted, señor, ha de darse cuneta cuan satisfactorio es en esta pequeña comunidad inglesa al

encontrar que nuestro primer ministro está entre nosotros, y cuanto nos sentidos hon rados de darle la

bienvenida en este Club Vivimos y trabajamos aquí en amistad con los canarios (algunos de los cuales,

siendo socios del Club Británico se cncncufnuí entre nosotros), Es´ti auusíad, de •atukrceici-ble valor, se

encuentra en Icios les sectores ´del pueblo canario, cosa ÍJIT eremos, señor, le gustar*´: a usícd sa^cr. V,

fdarñs. estamos seguro^ que asícd y lady Dorothy a pesar de lo muy corto ae su -risita a ésta, también noy

sentirán el calor de este espíritu de amistad que llegará a ustedes de las autoridades y del pueblo español

de estas Islas Canarias."

A continuación, el primer ministro inglés, Macmillan, pronunció una breve alocución, en ÍP. que dijo,

entre otras cosas:

"´Hubiera querido estar más tiempo en este lugar tan delicioso \\ haber visto algo de las Itcllc^as de las

Islas Canarias, pero ustedes saben que he estado ausente durante alr/iin liein/´o v siempre es peligroso el

dejar solos por demasiado tiempo a los colegas de ´¡´.no.

Hoy me han dado la í>;V)¡;´f»>´íííwn¡!y altas personalidades: Su Excelencia el capitán general de

Canarias,´ gobernador civil, alcalde y generales de estas Islas, y ello lo- considero no solamente rojno

maestra de gran amabilidad hacia mi persona, sino también de buena- -coliintad entre -nuestros dos

países. Todos nos alegramos del reciente progreso de ¡a economía española y de las reformas qi´.e se han

introducido. Confiamos´que el progreso de liberalisaciótl comercial ´con-ducirü´-a mi aumento de

comercio con Inglaterra,´tan! f> en cnanto a´ estas Islas como en cuanto a la Península: Me congratulo

también del hecho de que España ahora es miembro pleno con nosotros en la O.E.C.E., esc gran

organismo de países que trabaja en favor Je la mejora económica europea, esperamos poder folaborar con

España y ~ií través de esia organisafión en la edificación de la unidad económica: europea, lo que es

esencial si. todos sus recursos ha´A de ser aprovechados en meneficio mutuo.

Al viajar por el mundo—~y_ no sé cuáíí-tus miles de kilómetros he viajado yo recientemente—es

siempre´ un placer y una ¡clicidad el encontrarse con gentes de la vieja patria y de recordar el gran papel

que juega Inglaterra en el mundo y cuanto depende del pueblo inglés y de sus embajadores en ultramar.

Me ha impresionado en todos los sitios que he -Visitado la buena amistad y la- buena, camaradería

existente. Celebro que ´ello sea así con vosotros, y os deseo´ a_ todos muchas prosperidades y mucha

felicidad en los años venideros. Buena suerte a todos."

Antes de abandonar el Club Inglés para dirigirse al aeropuerto de Gando, el "premier´´´ británico charló

breves instantes con el señor Arnold Hodgkinson, el miembro más antiguo, con ochenta años de edad, de

la colonia británica en Las Palmas.

 

< Volver