El gobierno británico ha ratificado de modo contundente el deseo de estrechar relaciones con España  :   
 España ha rendido un servicio a la causa de las Naciones Unidas. 
 ABC.    03/07/1960.  Página: 63. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

MADRID, DOMINGO 3 DE JULIO DE 1960

ABC

EL GOBIERNO BRITÁNICO HA RECTIFICADO DE MODO CONTUNDENTE EL DESEO DE

ESTRECHAR RELACIONES CON ESPAÑA

LAS OBJECIONES DE LA OPOSICIÓN LABORISTA HAN BRINDADO AL GABINETE UNA

PLATAFORMA PUBLICA

«ESPAÑA HA RENDIDO UN SERVICIO A LA CAUSA DE LAS NACIONES UNIDAS»

• Londres 2. Asi como en los Estados Uni dos el Congreso y el Senado recocen la´discusión de los asuntos

públicos que nace en la Prensa del país—de ahí la gran, influencia del periódico norteamericano en la

vida oficial—los asuntos públicos británicos se ventilan, primero, en el Parlamento, y la Prensa se limita a

recoger las discusiones, sin que tenga mayor influencia en la línea política acordada por el Gobierno,

representante de la mayoría de la opinión.

.[•´orina parte de las reglas del juego político británico que todo asunto se discuta en el Parlamento, para

permitir al Gobierno hacer las declaraciones que juzgue opor-Umas como contestación á preguntas de la

oposición ´parlamentaria.

De acuerdo con esto, la oposición parlamentaria lia sacado a discusión la invitación del Gobierno

británico al ministro de Asuntos Exteriores español para que visite el Reino-Unido. El debate ha

procurado al Gobierno una plataforma pública para ratificar ds modo contundente y repetir su firme deseo

de estrechar relaciones con España.

En la Cámara de los Lores, lord Windlesham, liberal, y, por tanto, ajeno al partido eme forma el actual

Gobierno, saludó, adelantándose a cualquier comentario, la iniciativa de invitar al ministro español de

Asuntos Exteriores. "Surge una oportunidad ahora de mejorar las relaciones anglo-españolas, que tan

descuidadas lian estado durante tanto tiempo. Felicito al Gobierno, no sólo por su iniciativa, sino por su

previsión política", dijo.

Lord Windlesham prosiguió diciendo que "las relaciones anglo-españolas han sido obstaculizadas por

tergiversaciones de la Prensa y por lo que uno pudiera, casi describir—y no creo que exagere—como una

conspiración de silencio por parte de agencias informativas ´ como la Reuter y la Associated Press.

¡Cnanto agradecemos a lord Windlesham, hombre liberal, que confirme lo que España lia afirmado tantas

veces y se le ha tildado de pura propaganda Sobre todo por gentes como el famoso diputado socialista

Edwards, que vino a España pretendiendo hacer el papel de redentor y de paso conseguirse un poco de

publicidad. Lord Windlesham le cita con las siguientes palabras: "El miembro de la otra Cámara (de los

Comunes) concedió una entrevista al "Daily Mail", que llenó casi toda la primera plana, y de todas las

muestras de periodismo´´ sensacionalista que he visto en muchos años, ésta ha sido casi la peor..."

FALSEDADES DE EDWARDS

"El señor Edwards comenzó diciendo que le negaron el visado de entrada en España, cuando en realidad

debía saber muy bien que para entrar cu España no necesitaba visado.- A su llegada fue abordado por la

Policía, que le invitó a acompañarle a una Comisaría, en vista de circunstancias peculiares de su visita que

habían sido publicadas en el Reino Unido antes de que llegase a España; lo que, naturalmente, le hacía

algo sospechoso. Le hicieron sentarse en un banco duro. Sin duda podia haber permanecido de pie si

hubiera querido, e ignoro hasta qué punto son duros los bancos, pero no creo que los-de nuestras propias

Comisarías sean muy mullidos. Declaró después que en realidad no le torturaron. Así lo publicó la Prensa,

y este tipo de cosas son las que uno está teniendo que aguantar. En cambio, miembros de una delegación

parlamentaria informaron que no solamente regresaban de" España impresionados, sino sorprendidos por

lo que vieron."

EL SR. CASTIELLA ES REPRESENTANTE DE UN ESTADO AMIGO

"Confío y espero—continuó el par liberal—que el Sr. Castiella sea recibido aquí como representante de

un Estado amigo. Recientemente le ha sido impuesta la más alta condecoración que puede otorgar el

presidente de la República francesa, y, lo que es más, lo mismo- han hecho los Gobiernos de Bélgica y de

Grecia, países ambos de los que puede decirse que han sufrido tanto como cualquier otro de manos de los

alemanes, lo que viene a desmentir el corriente bulo de que el Sr. Castiella es un pro-nazi. Apenas puedo

imaginar que estos Gobiernos condecorasen a un hombre que lo fuera."

Lord Windlesham—y perdónese al corresponsal -lo extenso de la´ cita, que considera mejor que cualquier

comentario—terminó citando las palabras de Churchill en la Cámara de los Comunes en 1944:

"Siempre consideraré que España ha rendido un servicio no sólo al Reino Unido, al Imperio y la

Comunidad británica, sino a la causa de las Naciones Unidas. No tengo, por tanto, simpatía alguna, a los

que consideran astuto e incluso gracioso insultar y ofender al Gobierno de España en cualquier ocasión

que sea."

El conde de Craven, apostillando el discurso de Lord Windlesham, agregó: "Hemos de recordar que

España ha combatido al comunismo, y lo ha derrotado,-y que no quiere -verlo aparecer nunca más dentro

de sus fronteras: No sólo ha combatido y derrotado al comunismo, sino que, además, mantuvo su

neutralidad durante la última guerra. Creo que estas dos cosas debemos recordarlas .siempre." Esto,

añadiría el corresponsal, es lo que hacen los españoles.

En la Cámara de los´ Comunes se de i ó plantear el debate a los diputados menos representativos y más

enrabiados de la oposición—siete, en total—, sólo para que el Gobierno, por boca del ministro´ de

Asuntos Exteriores, dejara bien sentado en breve y acertada respuesta lo que más bien era una declaración

a la nación entera: "El propósito de la visita del ministro de Asuntos Exteriores y mis motivos para

invitarle´ con l.xs deseos de mejorar Jas relaciones con España... Tenemos muchos intereses comunes...

Me propongo hacer cuanto pueda por mejorar nuestras relaciones con ese país´

No faltarán quienes sigan criticando a España en Inglaterra. Hoy son los menos y hay que agradecerles

sus críticas, cuando sirven de ocasión- para contestaciones como las apuntadas, muestra de otras más que

no permiten recoger el tiempo y. el espacio. España y el Reino Unido no quieren ser pueblos divergentes

y, hoy «n .día, tampoco tienen por qué ¿crio.—Efe.

 

< Volver