Objetivo de la visita de Castiella     
 
 ABC.    06/07/1960.  Página: 33-34. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

OBJETIVO DE LA VISITA DE CASTIELLA

París 5. El diario Le Fígaro publica en •H número de hoy una extensa crónica de su

enviado especial en Londres, J. Guilleme de Brulon, bajo el titulo a tres columnas de ´´Objetivos de visita

del señor Castiella a Gran Bretaña: reintegrar a España al concierto de las naciones occidentales".

Subraya que la preocupación del Gobierne español por romper el aislamiento diplomático en que todavía

se encontraba encerrada España lia ido acompañada por el despliegue de una política cuyo acierto se

justifica por los éxitos obtenidos hasta ahora. "Descubrir en Occidente la profundidad de los sentimientos

que provocaban el alejamiento de su país, hacer el balance exacto de la situación de Ja península, estudiar

sus repercusiones internacionales, tales han sido los objetivos esenciales del ministro español de Asuntos

Exteriores. Europeo convencido, e! Sr. Castiella se informaba >; informaba con e! propósito bien

establecido de conducir a España al concierto de las naciones occidentales". Más adelante añade: "Había

que salir al encuentro de prejuicios y de resoluciones materiales sólidamente anclados en espíritus muy

alejados de la ideología tradicional del régimen de Franco." Y señala que la toma de contacto fue ya una

prueba difícil que hubiera, sin duda, desanimado a numerosos gobernantes. ;´Pero el Sr. Castiella—conti-

núa—tiene la fe de los que creen en la causa por la que combaten. Desarrollar con convicción y firmeza

su política cíe "la casa de cristal" ha producido poco a poco su resultado. Lisboa, Washington, París y

Bonn, por no citar nías que estas capitales´, debían sucesivamente acogerle, escucharle, mostrarse

profundamente interesadas por el sentido realista de sus propósitos. La próxima etapa del ministro

español de Asuntos Exteriores en Londres, donde se trasladará en visita oficial la semana que viene, se

anuncia menos espectacular en la forma y será, sin duda aleuna. totalmente eficaz y útil en el fondo."

El enviado de Le Fígaro alude también a que la opinión británica comprende mal el problema español tal

como íe plantea v que ciertas reticencias son perceptibles, aunque no se manifiesten públicamente. Se

refiere •^ las recientes declaraciones de! Sr. Lloyd en los Comunes, interpretándolas en el sentido de que

Madrid y Londres, de común acuerdo, no suscitarán el problema del ingreso de- España en el O. T. A. N.,

ya que su evocación podría dar lugar a la oposición de Escandinavia. En su opinión, el Gobierno del Sr.

Macmillan parece dispuesto a practicar CIT el plano moral y material un nuevo pacto en el sentido del de

Madrid. Se. refiere ,1 la precedente actitud británica respecto a la entrada de España en la O. N. U. y en la

O. E. C. E., y afirma que so considera posible que con motivo de la visita de! Sr. Castiella se llegue a la

firma de uji Convenio Consular y de un Acuerdo Cultural entre ambos países.

Alude también Brulon a la posibilidad de que España se oriente hacia el sector de la zona de libre cambio.

Afirma que la apertura de créditos a la industria española podría, naturalmente, encontrar su lugar en esta

fase de las conversaciones. Y hace presente que la visita a Londres de! Sr. Castiella representará un hito

importante de su delicada peregrinación occidental.

El comentar el proyecto del Comité de "Defensa de la España republicana de celebrar un meeting en

Trafalgar Square. subraya que tal propósito no parece que haya de provocar una reacción particular en la

población londinense. "No serán ciertamente los trescientos cincuenta mil turistas- británicos oue han

visitado España en los últimos años—termina diciendo el corresoonsal—quienes nos. desmientan."

 

< Volver