Por el camino de la amistad     
 
 ABC.    30/05/1961.  Página: 52. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

POR EL CAMINO DE LA AMISTAD

La visita de lord Home a Madrid ha venido a rubricar el reconocimiento público por parte del Gobierno

inglés de la realidad de España. A pesar de la sectaria campaña antiespañola, agriamente desencadenada

por el ala extrema del laborismo, la verdad de España se abre camino en la opinión pública de la isla

británica. Ello permite abordar las relaciones hispano-inglesas sobre alas bases de una sincera amistad.

Durante todo el año 1960, el Gobierno británico se esmeró en un noble afán de limar asperezas y suavizar

aristas cortantes. Selwyn Lloyd, por ejemplo, dedicó un gran elogio a nuestro país en plena Cámara de los

Comunes, y, pocos días después, lord Massereene y Ferrand puso en la balanza todo su prestigio al

afirmar enérgicamente en la Cámara de los Lores: "Si queremos una Europa unida, tengámosla con

inclusión de todos los países opuestos a las dictaduras comunistas. Es incongruente que ´España no sea

miembro del O. T. A. N."

Toda aquella corriente des.aire favorable´ a España fue recogida, concretada y resumida por el anterior

embajador in--glés, sir Ivo Mallet, en un memorable dis-curso_ pronunciado en la Cámara de Comercio

británica. "Nos hallamos—afirmó el ilustre diplomático—en situacion de reconocer el valor

extraordinario que representa el espíritu españolen un mundo que, en- grado creciente, está siendo

dominado por consideraciones puramente materiales." El discurso de sir Ivo Mallet fue el mejor prólogo,

a la visita de nuestro ministro de Asuntos Exteriores al Reino Unido. Por primera vez, después de nuestra

guerra de Liberación, un ministro español de Asuntos Exteriores visitó la Gran Bretaña,

invitado,oficialmente por el Gobierno inglés.

Vino luego, como embajador británico, otro amigo de España y de los españoles, culto "scholar",

aficionado de siempre a nuestro idioma y a nuestras costumbres: sir George Labouchere. Si ,en todas las

ocasiones ha expresado, públicamente y en privado, los claros propósitos de amistad, nos agrada decir

que fue precisamente en estas columnas de A B C donde, a raíz de la presentación, de sus cartas´

credenciales, en entrevista que hicimos pública el 8 de julio pasado, manifestó el deseo de, un

mejoramiento solidó y permanente de las relaciones entre los dos paises. A ese deseo ha sido siempre fiel.

"Veo—nos dijo—buenas perspectivas en el horizonte. No creo que me equivoque al decir que durante la

Embajada de mi predecesor sir Ivo Mallet se ha creado entre España y Gran Bretaña una atmósfera más

amistosa. La intención de mi Gobierno es que se consoliden esa política, esas relaciones de cordialidad, y

puedo asegurarle que me siento muy, feliz de ser un instrumento de tales propósitos. Marchamos por la

buena vía. El ministro de Asuntos Exteriores va a visitar Londres." La trascendencia de esta visita no

escapó a nadie, y el triunfo personal del señor Castiella, en sus contactos con los gobernantes y políticos

británicos, preparó el camino -para el viaje que lord Home realiza-ahora a España.

Las. fecundas visitas de políticos, economistas, intelectuales, artistas y hombres representativos de

España y de Gran Bretaña, visitas que el embajador, sir George > jrabouchere, nos anunció el yerano

pasado, han menudeado tanto en. estos últimos meses que hora es ya de encarer cer la remozada y mutua

comprensión entre las dos naciones, para quienes los viejos vínculos con nuestro fraterno Portugal son

también un poderoso acicate afectivo.

No vamos a ocultar la elsgría que nos produce la presencia de lord Home en nuestra patria, porque

siempre hemos defendido, las ventajas de la amistad, la colaboración y el entendimiento hispano-

británicos. No se puede olvidar que Inglaterra es desde hace muchos años nuestro primer cliente y que los

centenares de millares de turistas ingleses que visitaron España durante el año pasado son un síntoma

revelador. Además, en la actualidad, ante la amenaza marxista, las naciones occidentales deben estrechar

sus lazos para presentar ,el firme bloque de una Europa unida. En este sentido, la mejoría de relaciones

hispano-británicas se´ presenta como un hecho esperaozador: La negociación y la concordia se encuentran

en el mejor cárnico. Las actitudes agresivas no serían, en la actualidad, ni inteligentes ni útiles. ´Todos

ACS problemas—incluso el más arisco, el que ningún españoí olvida—pueden resolverse hoy par el

camino de la amistad, dando leal y sinceramente al traste con rencores infructuosos y con violencias

hipertrofiadas.

 

< Volver