La amistad hispano-británica debe ser duradera y no circunstancial  :   
 El secretario del Foreign Office considera satisfactoria la alianza hispano-portuguesa. 
 ABC.    01/06/1960.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 42. 

MADRID, JUEVES 1 D E JUNIO DE 1961

ABC

«LA AMISTAD HISPANO-BRITANICA DEBE SER DURADERA Y NO CONSTITUCIONAL»

UNIDAD Y COHESIÓN, CONDICIONES PREVIAS DE LA FORTALEZA DEL MUNDO OC-

CIDENTAL, DICE EL COMUNICADO CONJUNTÓ AL TERMINAR LA VISITA DE LORD

HOME A ESPAÑA

Señala también la necesidad de una expansión económica como medio de elevar el nivel de vida

de los pueblos y de Salvaguardar la independencia de las naciones

EL SECRETARIO DEL FOREIGN OFFICE CONSIDERA SATISFACTORIA LA ALIANZA

´´HISPANO-PORTUGCESA

Al terminar la visita oficial a España del .conde de Home, secretario de Estado para Negocios Extranjeros

de la Gran Bretaña, y corno resu-men de sus entrevistas y conversaciones con las autoridades españolas,

se ha hecho público el siguiente comunicado conjunto.

"El secretario de. Estado para Negocios Extranjeros de la Gran Bretaña, muy honorable conde de Home,

llegó a Madrid el día 39 de mayo de 1961, como invitado oficial del Gobierno español y con objeto de

celebrar una serie de conversaciones sobre la actual situación internacional, así como los asuntos que

interesan de una manera directa a Inglaterra y España.

El secretario de Estado, a quien acompañaban lady Home y «n grupo de sus inmediatos colaboradores en

el Foreign Office, ha permanecido en España durante los días 29, 30 y 31 de mayo.

El día 30, el conde de Home fue recibido en audiencia especial por S. E. el Jefe del Estado español.

Estuvieron presentes en la visita el ministro de Asuntos Exteriores de España, D. Fernando María

Castiella; el subsecretario adjunto británico para Negocios Extranjeros, sir Evelyn Shuckburgh; el

embajador de Inglaterra en Madrid, sir George Labouchére, y el embajador de España en Londres,

marqués de Santa Cruz.

Durante los días de la visita de lord Home, ambos ministros de Asuntos Exteriores, así como sus

colaboradores, han tenido-ocasión de reunirse repetidas veces en conversaciones en las que se ha

examinado, en un ambiente de sinceridad y franqueza, el panorama de la actual situación internacional.

En estas conversaciones se ha puesto de reíieve la coincidencia de ambas partes en que la unidad y la

cohesión son las condiciones previas de la fortaleza del mundo occidental y la garantía de su

supervivencia sobre cualquier´ crisis, al mismo tiempo que reconocen la necesidad cíe «na expansión

económica come me-tiio do elevar ei nivel de vida de Los pueblos y de salvaguardar así la, independencia

de las naciones soberanas.

En cuanto a les asuntos que afectan directamente a ambos países, se ha procedido a un franco intercambio

de puntos de vista. Al reconocer cada «na de las cuestiones bilaterales que- más • interesan a la Gran

Bretaña y a España, se lia partido de la Mea íse «we la, amistad entre las tíos países no debe ser

circunstancial!, sino duradera, y de´ que sobre e-sía base permanente ha ffe edificarse eF contacto entre

ambos pueblos, en un esfuerzo diario por mejorar sus relaciones y por resolvcr los problemas que puedan

surgir.

Como una aportación concreta a estas propósitos, el día 30 de mayo fue firmado por ambos ministros un

Convenio Consular, cuya finalidad es la de proporcionar a, los cónsukes de ambos países los medios

necesarios para proteger y ayudar a los nacionales de cada uno de los Estados en los territorios del -oíro.

fptííitn.Kt´.o sus relaciones con las autoridades locales y \´e--lando por sus derechos e intereses. Igual

mente procedieron al cambio de los intrumentos de ratificación del Convenio Cultural hispano-británico

firmado en Londres el día 12 de julio de 1960, en ocasión de la visita oficial del ministro de Asuntos Ex-

teriores español a la Gran Bretaña.

La visita de lord Home a España, hecha en devolución de la realizada a Inglaterra en 1960 por el ministro

español de Asuntos Exteriores, Sr. Castiella, ha puesto de manifiesto no solamente el deseo de los dos

Gobiernes de fomentar una mejora de relaciones entre ambos países, sino también su voluntad de aportar,

a través de su amistad, un elemento sustancial a la solidaridad europea y, por ello, a la causa de la paz

mundial."

VISITA AL MUSEO DEL PRADO

El ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido y la señora de Home realizaron ayer, a las diez y

media, una visita, al Museo del Prado, acompañados por el minis-terio español de Asuntos Exteriores y la

señora de Castidla y los embajadores marqueses de´Santa Cruz y señores de Labouchére. A la entrada del

edificio fueron recibidos por el director de la Pinacoteca, Sr. Sánchez Cantón, y miembros del

Patronato.´en unión de los cuales recorrieron Jas distintas salas durante más de una hora. Los ilustres visi-

tantes hicieron grandes elogios de las joyas pictóricas que allí se encierran. Fueron obsequiados con

catálogos ricamente, encuadernados de las más importantes colecciones.

DECLARACIONES DE LORD HOME A LA PRENSA

El ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, lord lióme, recibió ayer a mediodía en la

residencia deí embajador de la Gran Bretaña en Madrid, Sr. Labouchére, a. los representantes de la Prensa

nacional y extranjera con ¡os que conversó en relación con su viaje a. España. Lord Home, inició su

conferencia de Prensa diciendo que no tenía que hacer ya ning´una declaración oficial después de la

publicación del comunicado conjunto, pero que se sentía muy gustoso al conversar con los periodistas

antes de emprender su viaje de regreso a Londres.

En contestación a vanas preguntas que ´le fueron formuladas por los informadores el ministro británico

advirtió que antes de trasladarse a España ccn ocasión de este viaje ya´había anunciado´.que no se propo-

nía tratar- de los temas relacionados con Ja amenaza comunista al continente europeo y de los sistemas de

defensa de Europa.

Añadió ´que en su conversación con el Jefe del Estado español habían hablado de ía movilización de las

fuerzas económicas en el inundo occidental y. que este asunto es objeto de estudio por todos los países de

Occidente, incluso los Estados Unidos.

Un periodista preguntó a Lord Home si esta. conversación suponía la posibilidad, de una integración de

España en la colaboración económica europea, a lo que el ministro británico contestó que hallándose

España en la O. E. C. E. y en el Banco Mundial, se había hablado de la´ posibilidad de la inversión de

capitales en todas las actividades.

Otro informador preguntó si entendía que la posición laborista contra España favorecía a la política

occidental.

—A mí sólo me interesa—dijo—lo que hace el partido conservador.

El conde de Home continuó diciendo, en respuesta a otras preguntas que respecto a sus conversaciones

con el ministro de Asuntos Exteriores estaba todo dicho en el comunicado conjunto.

—En el curso de sus conversaciones, ¿ han concretado algo acerca de una posición bilateral por parte de

España e Inglaterra?

—Las conversaciones han girado en torno de ia política económica general europea, y puesto que se halla

en Madrid el director del Banco Mundial es lógico que habláramos del fondo monetario.

—¿Está usted de acuerdo con las declaraciones hechas por los señores Macmillan y Butler acerca dé

España?

—Los tres estamos en el mispo piano y por tanto absolutamente coincidentes.

—¿ Se ha haWado de la alianza hispano-portuguesa ?

.—Esto es cuestión de España y Portugal, y, por tanto, no´es de mi incumbencia. Es satisfactorio, eso sí,

que dos países -como España y Portugal teng-an establecida una alianza.

—Si el Gobierno británico reconsiderara la cuestión de Gibraltar, ¿no cree usted que podrían mejorar

todavía más las relaciones entre España e Inglaterra?

—En eí último año-—contestó—ha habido algunos cambios y se permite ya la libre entrada de subditos

británicos de ´Gibraltar en territorio español. No puedo ser nías explícito. Tengan en cuenta que siempre

estamos dispuestos a efectuar toda clase de cambios que puedan mejorar las relaciones entre los dos

países

—Su discurso en Portugal, ¿supone la Aprobación por parte del Gobierno británico de la política

portuguesa ?

—Mi discurso estaba destinado a dar a conocer la posición del Gobierno británico en materia colonias.

En el curso de, la conversación el ministro británico de Relaciones Exteriores expresó a los informadores

su gratitud y la de su señora por las atenciones y la acogida que se les ha dispensado, en España . y añadió

que el objeto de su visita ,ha sido bien sencillo, tratar de las relaciones amistosas entre España e Inglaterra

y puedo decirles que mis conversaciones con el Jefe del Estado y el Sr. Castiella han sído satisfactorias.

Lord Home se despidió de los informadores afectuosamente.

EL REGRESO A LONDRES

El ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido y la señora de Home, con el séquito que les ha

acompañado en el viaje a España, emprendieron el regreso a la capital de Inglaterra por vía aérea a las

cinco menos cuarto de la tarde.

Se hallaban en el aeropuerto para despedirles el ministro de Asuntos Exteriores y la señora de Castiella, el

subsecretario del Departamento, Sí". Cortina: el embajador de Inglaterra, Sr. Labouchere; el de España en

Londres, marqués de. Santa Cruz; el alcalde, conde de Mayalde, con sus respectivas esposas; primer

introductor de embajadores, barón de las Torres, y alto persona! del Ministerio y de la Embajada, así

como, algunos destacados miembros de la colonia británica en Madrid.

Los señores de Castiella y las personalidades allí presentes hicieron una cariñosa despedida a los condes

Home.

Los motoristas municipales que dieron escolta al coche ocupado por lord Home y su señora fueron

despedidos amablemente por el ministro del: Reino Unido, qué les dio las gracias por sus servicios.

Lord Home, antes de partir, hizo la siguiente declaración: "Al partir de Madrid, quisiera expresar mi

agradecimiento a todos aquellos que nos han dispensado su amabilidad y la calurosa acogida- que nos

han ofrecido aquí; en España.

Marcho llevándome muy gratos recuerdos de las ciudades de Toledo y Madrid, y también sintiendo mi

gratitud en un elevado- grado por la hospitalidad, del . pueblo español, .hospitalidad ´-que también

disfrutan ahora muchísimos de mis compatriotas que cada año vienen a pasar sus vacaciones a este país.

Mi esposa y yo hemos Podido ver y disfrutar con la contemplación de muchas de las grandes obras de arte

que sí hallan en Madrid y en Toledo, y que son ,umdialmente famosas. Siempre recordaremos el

privilegio de que se nos haya dado ocasión de contemplarlas y el placer que nos lia proporcionado el

verlas en su propio marco.

Naturalmente, la razón principal á? mi visita ha sido política M. como -ya he dicho, ésta tiene un simple

objetivo, que es -trabajar por una amistad más estreches y una cooperación también, más estrecha entre

los Pueblos británico y español.

Quisiera decir ahora que, personalmente, creo que mis conversaciones con su ministro de Asuntos

Exteriores, señor Castiella, han sido de lo más útiles y fructíferas, y espero que el resultado se verá con .la

mejoría de las, relaciones entre la Gran Bretaña y España en los años venideros."

La llegada a Londres

Londres 31. El secretario del Foreign Office, lord Honie¿ ha llegado a .esta capital, procedente de Madrid,

después de su visita a los dos países ibéricos.

En el aeropuerto, el ministro no hizo ninguna declaración, pero´un representante del Departamento de

Asuntos Exteriores dijo que ia´visita había sido perfectamente amistosa" desarrollada con "buen

ambiente" en tocias p´a,rtes.r—Efe.

 

< Volver