Unidad de Europa     
 
 Pueblo.    09/03/1962.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

UNIDAD EUROPEA

TRAS de mucho hablar acerca de la forma de dar unidad a esta encrucijada neurálgica que es Europa,

parece ser que se enfrentan dos tendencias bien definidas. Una, la que postula una unión de tipo "pool" de

carbón-acero, sobre patrón americano y regida por unos funcionarios "desnacionalizados" que dictarían

desde lo alto la política común. La otra pretende respetar la soberanía política de cada nacionalidad,

realizando la unión a escala económico-social solamente. La primera es una fusión, que Valery definió en

una sola frase: "aspiración visible a ser gobernada Europa por una comisión americana". La segunda´ es

una yuxtaposición, sin más inconveniente que su único defensor es De Gaulle, lo que hace suponer que

Europa sería gloriosamente incorporada a "la grandeur de la France". Nuestro Unamuno ten dría algo que

decir en este asunto. El comparaba Europa a un cerebro Heno de repliegues y circunvoluciones, es decir,

a un cerebro muy evolucionado, porque es sabido que los cerebros son tanto más superiores cuanto más

circunvoluciones tienen. Lo funcional en los cerebros y en las tierras son sus costas, sus fronteras, sus

límites, donde se alinea y concentra toda su capacidad de contraste y proyección. El viejo cerebro Europa,

con sus infinitas islas, penínsulas, golfos, mares, cabos, con la gran periferia interna dé sus mil estadillos,

parece expresar en esta configuración física y espiritual. su destino directivo, la suprema integración que

supone esta unidad en la variedad, que ningún proyecto de unificación debe traicionar.

 

< Volver