Autor: Barra, Alfonso. 
   El Marqués de Santa Cruz clausura en Londres una conferencia sobre la comunidad atlántica  :   
 A través de los siglos, destacó el embajador español, España ha estado en el centro de esta comunidad, actuando como vínculo entre Europa y América. 
 ABC.    29/07/1962.  Página: 71. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL MARQUES DE SANTA CRUZ CLAUSURA EN LONDRES UNA CONFERENCIA SOBRE LA

COMUNIDAD ATLANTICA

A través do los siglos—destacó el embajador español—, España ha estado en el centro de esa

comunidad, actuando como vínculo entre Europa y América

Londres 2S. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal,) El embajador de España, marqués de Santa

Cruz, lia pronunciado el discurso de clausura de. la conferencia que, durante quince días, se celebró en

Wilton Park sobre temas relativos a la Comunidad Atlántica. Wilton Park es un centro fundado por las

autoridades británicas para promover la cooperación entre los pueblos occidentales; A la conferencia

asistieron enviados de casi todos los países de Europa.

El marqués rio Santa Cruz, aludió a las Preguntas que le suelen formular para conocer la posición de

nuestro país ante la Comunidad Atlántica. Destacó que, a través de los siglos, España ha estado en el

centro d? aquella Comunidad actuando como un vínculo entre América y este continente. Ortega y Gasset

hablaba del "promontorio espiritual de Europa" refiriéndose a España. Frecuentemente son los enemigos

de la Comunidad Atlántica los que demuestran su afición a enumerar los miembros que la constituyen. Al

parecer, ellos saben mejor que los que están dentro quiénes pertenecen a la Comunidad y quiénes quedan

fuera.

El embajador se refirió a las escuelas de pensadores que abogan por un federa lismo europeo y por la

unidad Atlántica. Los primeros ven en el Mercado Común el instrumento de la unidad política y eco-

nómica. Los segundos, por el contrario, piensan en mía comunidad más amplia, no limitada a Europea

únicamente. Según el marqués de Santa Cruz, el proceso.de unificación dentro de la Comunidad

Atlántica, está logrado sólo en parte. El Mercado Común tal vez supone un importante jalón, pero nada

más. El objetivo final, todavía por lograr, debe ser un sistema de cooperación que asegure la armonía

entre todas las nacíones de la Comunidad Atlántica.

Expuso a continuación algunas sugerencias sobre la cooperación europea: "La necesaria unidad del

mundo de Occidente sólo se logrará si se aceptan dos principios-básicos, primeramente, siempre deba

quedar la puerta-abierta para los países que son, por la Historia, miembros de la Comunidad. En segundo

lugar, no debemos desconocer el hecho de que cada país aporta alsn diferente y personal en cultura,

economía y filosofía política. Los miembros han de respetar, por lo tanto, la personalidad de cada parte

que cons-´ titüye la unión."

El marqués de Santa Cruz aludió a los intentos que so hicieron en el pasado para dejar a España,, fuera de

aquellas responsabilidades comunes. Es en la libertad dada, "por Dios al hombre para escoger su´ propio

destino, según su inteligencia, donde se originan las diferencias. Quizá la civilización de la Comunidad

Atlántica sea la única que respeta esas diferencias, y en ello, precisamente, radica la fórmula feliz para

una coexistencia pacífica. Las naciones de la hermandad • Atlántica deben estar orgullosas de sus

respectivas instituciones políticas. Todas las tentativas para ignorar los distintos punto de vista

característicos de la libertad occidental y para imponer un sistema uniforme—por • muy meritorio que sea

el intento—suponen una afrente a los pueblos cultos, y ha fracasado siempre. La mejor constitución

federal fíU5 Europa pueda tener alguna ve?, no valdría el papel en que esté escrita si no se reconoce

fundamentalmente aquella variedad, que es base de" nuestra fortaleza. Concluyó el marqués de Santa

Cruz recordando las palabras del señor Castie-lla, dirigidas al presidente del Consejo de Ministros de la

Comunidad Económica Europea: "La singular misión´que desempeñó España como potencia, europea —

tan de manifiesto a través de la Historia—queda destacada de. nuevo ahora que contemplamos el progreso

hacia el ideal de la integración europea."—.A. B.

 

< Volver