Autor: Pérez Ferrero, Miguel. 
 La europeización española. 
 Se incrementan las relaciones comerciales, culturales e industriales franco-españolas  :   
 En los últimos cinco años, el Instituto de Altos Estudios Hispánicos de París aumentó el número de sus alumnos de doscientos a doscientos mil. 
 ABC.    25/10/1963.  Página: 33. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SE INCREMENTAN LAS RELACIONES COMERCIALES, CULTURALES E INDUSTRIALES

FRANCO-ESPAÑOLAS

En los últimos cinco años, el Instituto de Altos Estudios Hispánicos de París aumentó el número de sus

alumnos de doscientos a doscientos mil»

París 24. (Crónica de nuestro corresponsal, recibida por "telex".) Por primera vez después de una

considerable cantidad cíe tiempo hallamos en la Prensa .de este país un puntual y bien ´orientado resumen

de la situación de las relaciones entre España y Francia. Estas relaciones responden a las nuevas

circunstancias que están condicionando. En sus diferentes aspectos. Ja cuestión, tu efecto, en el número

de hoy de "Le Fígaro´´, Jacques Guilleme-Brulon. bajo el título "La reagrupación de los intercambios

franco-españoles aparece como necesaria", y el antetítulo "Ante su progresión constante", aborda con

conocimiento y orden el problema. Este golpe de vista de una panorámica ha suscitado el Ínteres y el

amplio comentario en los medios políticos, diplomáticos, financieros y periodísticos de aquí porque

enfoca, en un conjunto, motivos que los distintos sectores de la actividad francesa conocían en aquello

que les afectaba, y que ahora, gracias a esta visión, han podido darse cuenta de que el campo de relación

era mucho más vasto.

El preámbulo que Guillsme-Brulon pone a sus informaciones nos parece digno de ser reproducido: "Los

matrimonios de razón resultan a menudo los mejores—comienza diciendo, conforme al proverbio—. Es

exactamente lo que por la fuerza de las cosas está en vías de producirse entre Francia y España, cuyos

intercambios económicos, industriales, culturales y sociales no lian cesado de desarrollarse desde hace

algunos años. De hecho ello ha tomado tal importancia que algunos observadores de ambos lados do los

Pirineos comienzan a preguntarse si no lia llegado el momento de formar un cuadro con una ordenación

por capítulos. Verdad es oue en el plano económico y financiero se hallan ya ilustradas esas realidades."

A lo largo de su artículo recoge Guil-laume-Brulon datos elocuentes que abonan el contenido del

preámbulo. Señala la pro-gresión de los intercambios comerciales, cuyo volumen acrece de día en día, "al

punto de que Francia vende más de doscientos millones de dólares de material anualmente a España, y

compra a ésta. a su vez, en artículos de consumo, por cer-ca de cien millones. De acuerdo con las

estadísticas, Madrid ocupa hoy el séptimo lugar entre los clientes de Francia".

Siguen las otras facetas de las relaciones entre las que no son las de menor importancia la presencia en

este país de un millon de trabajadores españoles y el desplazamiento al nuestro, cada año. de unos cinco

millones de turistas franceses. Y no dc.ia de anotar, como es natural. 3a indiscutible influencia que ejerce

este cambio de población. Si esas partes, comerciales en cuanto al primer capítulo y hu-rrfinas en cuanto

al segundo, son. da manifiesta importancia, no lo es menos el cultural. Registra el articulista el auge que

alcanzan en nuestra patria los diferentes liceos, colegios y otros centros de enseñanza que FranciA tiene

instalados eri ella. y subraya eme. paralelamente, el. Instituto de Altos Estudios Hispánicos de París ha

Aumentado eri cinco > años >1 ´número :,de. Sus alumnos de 200 a 200.000. Por último, el aspééto

netamente Industrial también se apúnta con las contribuciones de electricidad y colocación de las

primeras ramas de .conducción para el gas del Sahara, "Empresa que será una pequeña revolución en la

escala de la industria en el sur de la Península."

También toca en su artículo otros puntos Guillaume-Brulon; pero los que recogemos aquí nos parecen los

más esenciales. La virtud principal del trabajo es la de Señalar a la opinión francesa la obra constructiva

ya hecha y la que está en marcha entre los dos países, obra que puede emplearse la expresión, es un

fuerte y beneficioso lazo.

De otro lado también recoge la Prensa de hoy la noticia que viene a abonar lo anterior, y que apunta la

probable colaboración franco-española en materia nuclear, ya que, según esa noticia, procedente de

Madrid. M. Bertrand Goldschmidt, director de Relaciones del Comisariado francés de Energía Atómica,

estima posible la construcción de un reactor nuclear por los dos países. Si en estos últimos tiempos se ha

visto la, eficaz progresión, traducida en realidades, de las relaciones españolas con Norteamérica, se

advierte, por este examen de conjunto, la paralela e igualmente eficaz progresión en las que sostiene con

Francia. La posición privilegiada de nuestro país, el esfuerzo realizado en todos los órdenes de la,

actividad coronado por el éxito, le colocan en condiciones—y ello es lo que se está comentando aquí—de

incrementar su amistad, ´su florecimiento y su expansión, tanto comercial, industrial como cultural, en

ambas vertientes.—Miguel PEREZ FERRERO.

 

< Volver