Autor: Pérez Ferrero, Miguel. 
 París. 
 El equipo europeo de Madrid, Navarro, Ullastres y Castiella, negocia la cooperación con Francia en el terreno financiero, comercial y administrativo  :   
 La prensa francesa comenta favorablemente las intervenciones de los ministros españoles ante la OCDE. 
 ABC.    21/11/1963.  Página: 47. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

MADRID, JUEVES 21 DE NOVIEMBRE DE 1963

ABC

PARÍS

«EL AQUIPO EUROPEO DE MADRID» -- NAVARRO, ULLASTRES Y CASTIELLA – NEGOCIA

LA COOPERACIÓN CON FRANCIA

En el terreno financiero, comercial y administrativo

LA PRENSA FRANCESA COMENTA FAVORABLEMENTE LAS INTERVENCIONES DE LOS

MINISTROS ESPAÑOLES ANTE LA O. C. D. E.

París 20. (Crónica de nuestro corresponsal, por "telex".) La reunión a nivel ministerial de la O. C. D. E. ha

terminado hoy. Nuestros ministros de Hacienda y de Comercio, señores Navarro Rubio y Ullastres,

expusieron los resultados del trabajo realizado en nuestra Patria, sus puntos de vista y lo qae está por

realizar. Sus intervenciones, como ayer señalábamos, han sido muy comentadas y cabe decir QUÉ

han producido honda impresión.

Esta tarde, en nuestra Embajada, ambos ministros, con el de Asuntos Exteriores, señor Castiella, han

recibido a los corresponsales acreditados de los periódicos españoles en una conferencia de Prensa. Pero

antes de dar cuenta de esta conferencia habremos de reflejar el impacto de la gestión de esos ministros

aquí y la acogida que les dispensan los comentaristas franceses en sus periódicos.

No podemos menos de transcribir, así mismo, alguno de los artículos aparecidos hoy, procedentes de los

corresponsales de los diarios de este país en Madrid, diarios, algunos de ellos, importa señalarlo, de

diferente tenden cia de aquella a la que pudiera inscribirse nuestra política. Y esto es lo más sintomático y

lo más significativo. Por ejeniplo, Jean Creach inserta esta mañana en la primera página de "Combat"

entre otras cosas, y bajo el título "El equipo europeo de Madrid negocia hoy en París", lo siguiente

respecto a quienes nos han representado aquí ahora, así como al grupo de sus colaboradores: "Han sido

los hombres del Plan de Estabilización de 1958, del «ue es notorio el éxito, y hoy lo son del Plan de

Desarrollo."

Y prosigue: "Mañana, cuando su país entre en el Mercado Común, los ínterlocutores que los "seis"

tneonírarán ante ellos ba-bráii siíio círgiJescle estos equipos, y no de otras partes. Por el momento, y

ateniéndonos simplemente a las relaciones franco-españolas, estos "europeos" representan para el general

Franco la apertura hacia París y 5a cooperación con Francia. Despliegan esta cooperación en distintos

terrenos: el comercial, con la negociación de un nuevo acuerdo: el financiero, con un importante crédito

francés, y el administrativo, puede decirse, con el de convenios entre distintas administraciones. Es muy

posible >nJe el crédito financiero oscile entre ciento sesenta y doscientos millones de dólares. Si se firma,

será tan útil para Francia como !>ara España...

Y concluye: "Como todas las negocia-ciones ambiciosas, las que en este momento están en curso en

París, al más alto nivel, los representantes de España pasan por altos y bajos. El éxito las coronará más

cumplidamente, paesía que Madrid, sin comprometer su éxito de Nueva York el 26 de septiembre, medirá

con realismo sus medios en Europa, y por otra parte París comprenderá mejor y más lucidamente que el

esfuerzo actual de los "europeos" de Madrid puede significar a no largo plazo para aquellos y para Europa

la derrota pacífica de todos los totalitarios y la restauración de las libertades. La firma de los acuerdos que

se discuten des-de hace meses servirá de este modo, a la vez, a los intereses materiales de los dos países y

a sus preocupaciones más ge-herosas."

En cuanto a la conferencia de Prensa, los ministros Navarro Rubio y Ullastres han venido a confirmar sus

exposiciones de ayer en la O.C.D.E. Nuestra situación es normal. Nada pedimos, como, por el contrario,

hacen otros países, lo que no quiere decir que no podamos aceptar negociar créditos con cualquier nación.

Pero, desde luego, nada hemos venido a solicitar; nos referimos a lo que significa ayuda de la O. C. D. E.

A continuación habió el Sr. Ullastres. Se extendió en el panorama comercial, que culminará» en

cuanto a examen, en la conferencia mundial convocada en Ginebra, en la que se enfocará, en toda su

amplitud, el problema de los países subdesarrollados y en la confrontación de los de las dos vertientes,

tanto la occidental como la de detrás del telón de acero. Definió la posición española y dijo que si ñafia

pifie España no quiere decir que en ciertos aspectos no precise el apoyo de la O. C. D. E. en la

exportación de sus productos agrícolas, sobretodo con vistas al futuro, apoyo al que tienen más derecho

por pertenecer a la, Organización. Por último, hablé el señor Castiella,, quien dijo acababa de tener una

extensa conferencia con su homólogo M. Couve de Murville, y que el campo de relaciones hispano-

francesas cada vez se extiende más y se orienta hacia realizaciones de verdadera importancia.

Respondiendo a alguna de nuestras preguntas, manifestó que la prórroga de nuestros Acuerdos con

Norteamérica, en un trato de igual a igual, había aumentado nuestra autoridad, y que esas excelentes

relaciones no impedían que fuesen igualmente óptimas y fructíferas las de España y Francia.

También contestó a otra pregunta que le hicimos sobre la actitud de nuestro país en el conflicto argelino-

marroquí, y aludimos a la neutralidad francesa. España, desde el primer instante—respondió—, ha.

trabajado por la conciliación de los intereses de esos dos países, y ha puesto y pondrá todos sus esfuerzos

para que la paz auténtica sea un hecho en los países africanos.

En suma, los tres ministros españoles se han declarado satisfechos de este viaje a París, por las realidades

que ha supuesto y por los nuevos horizontes qae ha abierto.—Miguel PÉREZ PERRERO.

 

< Volver