El Tratado de los Pirineos fue un acontecimiento relevante en las relaciones franco-españolas  :   
 España y Francia forman parte de esta Europa que trata de encontrarse a sí misma en un universo desquiciado. 
 ABC.    29/05/1964.  Página: 63. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

MADRID, VIERNES 29 DE MAYO DE 1964

ABC

EL TRATADO DE LOS PIRINEOS FUE UN ACONTECIMIENTO RELEVANTE EN LAS

RELACIONES FRANCO-ESPAÑOLAS

ESPAÑA Y FRANCIA FORMAN PARTE DE ESTA EUROPA QUE TRATA DE ENCONTRARSE A

SI MISMA EN UN UNIVERSO DESQUICIADO

Declaraciones del señor Couve de Murville a su llegada a Madrid

Después de las siete de la tarde llego ayer a Madrid, por vía aérea, el ministro de Negocios Extranjeros de

Francia, M. Maurice Couve de Murville, acompañado por su esposa y las personalidades de su séquito.

Ai tomar tierra el avión, al pie de la escalinata le aguardaban el ministro español don Fernando María

Castiella y su esposa. Ainlios ministros y sus esposas se saluda,-ron afectuosamente, y la señora de

Castiella hizo entrega a la de Couve de Murville de un ramo de flores.

También se hallaban en el aeropuerto el subsecretario de Asuntos Exteriores y señora de Cortina; el

embajador de Francia, barón de Boiseson; embajador de España y condesa de Motrico; directores

generales y alto personal del Ministerio de Asuntos Exteriores; Ministro conseiero .de la Embajada de

Alemania, señor Breuer; el personal de la Embajada de Francia y miembros de la colonia de este país.

El señor Castiella hizo las presentaciones a M. Couve de Murville de los altos funcionarios de su

Departamento, y amibos, acompañados por el jefe de la Región Aérea Central, teniente general Fernández

Longoria, pasaron revista a una compañía del Ejército del Aire, que, con bandera y banda de música,

rindió honores.

El séquito que acompaña al señor Couve cíe Murville está compuesto por el director general de Asuntos

Políticos en el Quai d´Orsay, ministro plenipotenciario M. Charles Lucec; M. Claude Lebel, ministro

plenipotenciario de primera clase; director de los Servicios de Información y Prensa; M. Pilluppe Malaud,

jefe del Gabinete del ministro francés, y eí director de Asuntos Políticos de Europa, M. Franqois Jaux.

También estas personalidades fueron presentadas por d ministro francés al señor Castiella. Los dos

ministros pasaron seguidamente a la sala de recepciones del aeropuerto, profusamente adornada con

banderas francesas y españolas. Allí les aguardaban los periodistas nacionales y extranjeros.

DECLARACIÓN DE M. COUVE DE MURVILLE

El ministro francés de Negocios Extranjeros, ante los representantes de la Prensa, hizo la siguiente

declaración:

"Quiero expresar mi satisfacción al llegar a Madrid para corresponder a la amable invitación del Gobierno

español y, en particular, de mi colega el ministro de Asuntos Exteriores, don Fernando María Castiella.

Deseo agradecer a ambos la acogida y la generosa hospitalidad que nos brindan. Quiero, en fin, transmitir

al pueblo español el saludo del pueblo francés.

Hace cinco años tuve ocasión de atravesar los Pirineos para celebrar el tercer centenario del Tratado que

lleva este nombre; Tratado que fue, ciertamente, un acontecimiento relevante en las relaciones franco-

españolas, pero que por desgracia no puso término definitivo a nuestros conflictos históricos ni significó

la etapa final del establecimiento de relaciones pacíficas de buena vecindad.

Ha transcurrido desde entonces mucho tiempo, y cada uno de nosotros ha pasado por las pruebas y ha

ganado las glorias, que son patrimonio de las viejas y verdaderas naciones. Hoy ya no existe entre

nosotros ese tipo de problemas que hacen que los Estados se enfrenten. Todo, por el contrario, llama a

Francia y a España a entenderse y a cooperar.

Todo, y en primer lugar la vecindad, que crea lazos múltiples en el ámbito humano, en el ámbito

económico y en el ámbito de la defensa. De ello son prueba la multiplicación de nuestros

intercambios, la afluencia de franceses que visitan España, la instalación en nuestro país de centenares de

miles de vuestros compatriotas.

Todo y también el hecho de que somos unos y otros parte de esta Europa, que, después de haberse

dispersado durante siglos por el mundo y de haber propagado nuestra común civilización, particularmente

gracias a vosotros españoles y a nosotros franceses, trata ahora de encontrarse a sí misma en un universo

desquiciado, porque sabe que es necesaria a la paz y a la libertad de los hombres."

 

< Volver