Los gobiernos español y francés mantendrán un constante contacto  :   
 Habrá una creciente cooperación entre los dos países en cuestiones económicas, culturales, técnicas, laborales y de información. En un comunicado interno se subraya la importancia de la tarea que España está llamada a desempeñar en Europa.. 
 ABC.    31/05/1964.  Página: 63-65. Páginas: 3. Párrafos: 40. 

MADRID, DOMINGO 31 DE MAYO DE 1964

ABC

LOS GOBIERNOS ESPAÑOL Y FRANCÉS MANTENDRAN UN CONSTANTE CONTACTO

En un comunicado conjunto se subraya la importancia de la tarea que España está Ilamada a desempeñar

en Europa

HABRÁ UNA CRECIENTE COOPERACIÓN ENTRE LOS DOS PAÍSES EN CUESTIONES

ECONÓMICAS, CULTURALES, TÉCNICAS, LABORALES Y DE INFORMACIÓN

"Al venir a Madrid habéis sobrevolado otra barrera tan importante como el macizo de los Pirineos, es

decir, la montaña de prejuicios que durante tantos años se oponía, como formidable obstáculo, a la

estrecha cooperación franco-española..."

En estas palabras del intencionado brindis de nuestro ministro de Asuntos Exteriores, Castiella, al ofrecer

la comida oficial en honor de su colega francés, Couve de Murville, se encierra una gran verdad que

resulta imposible soslayar al analizar el problema. España y Francia, llamadas por la geografía, la historia,

la cultura y el interés económico a coordinar sus esfuerzos en beneficio mutuo,-no habían acertado a

concertar sus voluntades por causa y culpa de los viejos recelos y suspicacias, creados por muchos años

de malentendidos y rivalidades, y agravados por el torbellino de pasiones ideológicas; levantado, primero,

por nuestra guerra de Liberación y por la segunda guerra Mundial, después. La amistad franco-española

fue la víctima de ese clima de malos hábitos mentales convertido en rutina de mediocre vecindad.

El realismo de las dos políticas exteriores, la de Madrid y la de París, ha logrado este cambio de actitud

iniciado en 1959 con la entrevista de Castiella-Gouve de Murville de la Isla de los Faisanes, y traducido

ahora en el viaje oficial del ministro francés a Madrid. Couve de Murville, hombre de curtida experiencia,

inteligencia penetrante y gran eficacia realizadora, ha sido uno de los artífices principales d^ giro tan

significativo para la perspectiva futura de nuestra proyección exterior. El mismo lo señalaba ayer,-al

expresar que se obtendrán los frutos de sus entrevistas y contactos en estas jornadas madrileñas. El

presidente De Gaulle, de quien fue desde 1958, ejecutor minucioso en materia política internacional, ha

sido el constante inspirador de esa tendencia de acercamiento entre nuestros dos países, que éste viaje ha

venido —como escribía "Le Monde"—a_ consagrar de un modo público.

Terminada—con enorme sacrificio—la entera descolonización de sus territorios africanos) Francia ha

podido iniciar una política exterior mucho más flexible e independiente, a la que un régimen estable de

indiscutída autoridad,."encarnada en la figura del General De Gaulle, presta singular apoyo y confiere

prestigio mundial.

De Gaulle cree que Europa debe irse poniendo en marcha, después de haberse puesto en pie. Y que ese

movimiento al que habrán de incorporarse en su día los pueblos ocupados hoy por el Ejército soviético

tras el "telón de acero", se asentará sobre las bases de una comunidad económica, que acabará en unión

política y, por consiguiente, necesitará dé una autonomía defensiva a escala continental.

En ese empeño, en vías de desarrollo, cabe a Francia y a España papel relevante y de_ trascendente

responsabilidad. Somos juntos, lo recordaba Castiella en su discurso, ochenta millones de habitantes de

civilización cristiana y latina comunes. Podemos, si nuestros intereses fundamentales coinciden, como

apuntaba Couve de Murville, aportar un gran elemento de paz, de estabilidad y de armonía al área

mediterránea y al continente europeo en sua tareas futuras. No es aventurado decir que existe, desde el

punto de vista español, una esencial solidaridad con Francia en muchas cuestiones fundamentales para la

salvaguarda de nuestra libertad nacional y de nuestra independencia exterior.

La creciente interconexión de nuestras economías; el flujo considerable de los movimientos humanos—

turistas y trabajadores—; las corrientes de la inversión financiera y crediticia; el extraordinario desarrollo

de la enseñanza de) francés en España y del español en Francia, y tantos elementos más, completan el

cuadro de los hechos nuevos que no sólo sirven de estimulante, sino que podrían, dada su importancia,

utilizarse como justificante a la nueva orientación. Pero ésta ha sido, como decimos, previa y basada en

consideraciones políticas. Y de ahí arranca, precisamente, su valor.

"Entre España y Francia" se titulaba el volumen que el maestro Azorín publicara en 1916 en los años

trágicos de la primera guerra europea, reflejando en páginas admirables el impacto sentimental de la

Francia doliente en nuestra propia Patria. Hoy puede inscribirse bajo ese título, el capítulo de la

cooperación amistosa que el viaje del ministro francés subraya y exalta. Tomando como nuestras las

palabras finales del ensayo azoriniano, repetimos, esperanzados, aquí: "Una nueva era comenzará para

Europa y para el mundo."

Con, ocasión de la visita a España del ministró de Negocios Extranjeros francés, señor Couve de

Murville, se hace público el si-guíente comunicado conjunto:

INVITADO por el Gobierno español, el señor Couve de Murville, ministro de Negocios Extranjeros

francés, ha visitado oficialmente Madrid los días 28 al 31 de mayo. Ha tenido con el ministro español de

Asuntos Exteriores, señor Castiella, un amplío cambio de impresiones sobre las relaciones entre los dos

países, así como también sobre los principales problemas de política internacional que afectan a España y

a Francia. El señor Couve de Murville ha sido recibido en audiencia por el Jefe del Estado.

Estas entrevistas han permitido comprobar «ne el estado de las relaciones entre los Gobiernos de Madrid

y París no ha cesado de mejorar desde el encuentro de los dos ministros en la Isla de los Faisanes. el 24 de

octubre de 1959. Se ha reafirmado la voluntad recíproca de reflejar en sus relaciones mutuas los cambios

que resulten de las grandes transformaciones que se están produciendo en Europa.

El Gobierno francés, en particular, comprende la importancia creciente de la tarea que España está

llamada a desempeñar en todo lo que concierne al desarrollo económico y a la defensa de Europa.

Dentro de este espíritu, los dos minis tros están de acuerdo en que debe continuarse la colaboración, ya

iniciada, para desarrollar las relaciones internacionales, estimular la expansión económica y reforzar la

seguridad de los dos países en su propio interés y en el del mundo libre. En este sentido han subrayado la

importancia que revisté para España y para Francia la situación en el Mediterráneo occidental.

MEDIDAS PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS ACUERDOS DE CRÉDITO

El señor Castiella y el señor Couve do Murville han tomado nota del desarropo de los intercambios

comerciales entre Es paña y Francia, aun cuando éstos se ha -lien todavía desequilibrados en desfavor de

España.

Han comprobado igualmente con satisfacción que ambas partes habían adopta do las medidas prácticas

que permiten poner en funcionamiento .el acuerdo de crédito concluido recientemente entre los dos

países. En las próximas semanas tendrá lugar en Madrid una primera reunión sobre este asunto, que

permitirá determinar los proyectos a los cuales los créditos abiertos sobre la base de este acuerdo, podrán

ser afectados.

Ambas partes han reconocido la importancia que representa para las relaciones económicas, sociales y

humanas entre los dos países, la contribución a la economía francesa de los trabajadores españoles

permanentes y temporales. Los dos Gobiernos desean continuar mejorando en toaos los terrenos la

situación de los subditos de cada uno de los dos países que se encuentran en el territorio del otro, dentro

del cuadro de los acuerdos que unen a España y a Francia en materia de establecimiento, de mano de obra

y de seguridad social.

Los dos ministros han juzgado satisfactorio el desarrollo de las relaciones culturales entre España y

Francia. Han subrayado la importancia que tienen los establecimientos de enseñanza y los Institutos o

centros culturales españoles en Francia y franceses en España para un mejor conocimiento recíproco de la

lengua y de la cultura del otro país.

CREACIÓN DE NUEVAS CÁTEDRAS DE ESPAÑOL Y FRANCÉS

Desean que el lugar asignado a la enseñanza del español y del francés en los progranas escelares y

universitarios sea incluso reforzado y que se favorezca la creación de nueras cátedras de español y de

francés en la» Facultades de Letras.

Deseoso de incrementar las relaciones científicas y técnicas, los dos ministros han previsto el aumento del

número de visitas de hombres de ciencia, de becas para estudiantes y de períodos de prácticas para

ingenieros.

Se intensificarán las relaciones ya establecidas en el campo de la cinematografía en virtud del Acuerdo de

17 de julio fie 1962 y en el campo de los intercambios de programas de Radio y Televisión. En particular,

se establecerá una estrecha colaboración en el montaje y utilización de enlaces hertzianos situados en el

territorio de ambos países. La próxima firma de un Acuerdo permitirá, por otra parte, establecer una

cooperación permanente entre los organismos competentes españoles y los franceses en el campo espacial

en relación con la Organización Europea de Investigaciones Espaciales.

E1 señor CastiIIa y el señor Couve de Murville se han felicitado de la cordialidad y confianza que han

presidido las conversaciones hispano-francesas. Han convenido en la utilidad de estos cambios de

impresiones para el mantenimiento y desarrollo de las relaciones entre ambos países y en consecuencia

han decidido aue se mantenga entre ambos Gobiernos un contacto constante y regular tanto a ni vel

ministerial como por la vía diplomática."

EN EL MUSEO DEL PRADO Y EL LICEO FRANCÉS

El ministro francés de Asuntos Extranjeros, M. Couve de Murville, ha realizado en la mañana de ayer

varias visitas. A las .diez se trasladó, acompañado del embajador de su país en Madrid y de las perso-

nalidades de su séquito, al Museo del Prado, donde fue recibido por el director de esta pinacoteca, señor

Sánchez Cantón,, y por el director general de Relaciones Culturales del Ministerio de Asuntos Exteriores,

don Alfonso de la Serna.

El señor Couve de Murville recorrió las diversas salas del Museo, deteniéndose muy especialmente en las

de Velázquez, Goya, "el Greco", Zurbarán. Ribera, Rafael, "el Tíziano"—donde admiró el retrato del

Emperador Carlos V—´•, y también ante la escultura de Felipe II, de Leoni.

Terminada esta visita, el ministro francés fue despedido a la puerta del Museo del Prado por los señores

Sánchez Cantón y de la Serna, trasladándose seguidamente .al Instituto Francés, donde, en compañía del

consejero cultural de la Embajada de Francia, señor Demerson, recorrió todas las instalaciones. Luego

pasó al Liceo Francés, donde fue recibido por el director del mismo, M. Frederik Martin, e igualmente

inspeccionó todas sus dependencias.

VISITA AL VALLE DE LOS CAÍDOS

M. Couve de Murville se trasladó después a la Casa de Velázquez, donde fue recibido por el director de

ésta, M. Henri Terrasse. Al terminar la visita fue recogido por el ministro español de Asuntos Exteriores,

señor Castiella, en compañía del cual se trasladó al Valle de los Caídos.

En la escalinata de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue recibido por el embajador de

España en París, conde de Motrico, y otras personalidades. Daba escolta de honor la Guardia Civil del

Patrimonio, en uniforme de gala. Los ilustres visitantes fueron recibidos por el abad mitrado, dom Justo

Pérez de Urbel. Seguidamente los ministros penetraron en el interior de la Basílica, donde fue entonada

una Salve. Después, recorrieron. las dependencias de la Abadía.

A las dos de la tarde, el abad mitrado ofreció a los ilustres visitantes un almuerzo en el Refectorio de la

Abadía.

RECORRIDO POR EL MONASTERIO DEL ESCORIAL

Posteriormente se trasladó al Real Sitio, donde llegó a las cuatro y_ cuarto de la tarde. Le acompañaban el

ministro español de Asuntos Exteriores, señor Castiella, y los embajadores de España en Francia, conde

de Motrico, y de Francia en España, barón de Boisseson.

Fueron recibidos en la puerta principal del monasterio por los inspectores de Palacios Reales don Ángel

Oliveras y don Ricardo Cateira, padre prior del monasterio, don Florencia Álvarez, y administrador del

Patrimonio Nacional en esta localidad.

Después de contemplar la fachada principal del monasterio los ministros y sus acompañantes visitaron la

biblioteca," que fue iluminada mientras tocaban los órganos; desde allí pasaron al monasterio, y de éste a

las habitaciones de Felipe II, salón del Trono, habitaciones de las infantas Isabel y Clara Eugenia, nuevos

museos de pintura y arquitectura, palacio de las Exposiciones y salón de las Batallas.

Conferencia de Prensa

El ministro francés de Negocias Extranjeros acudió ayer tarde al Club de Prensa para celebrar una

conversación con los periodistas. Estuvo acompañado por el ministro dé Información y Turismo, el

embajador de su país, los señores Tichmann, Homo, Martín Gamero, Molina Plata, Camacho y otras

personalidades.

Después de mas breves declaraciones, M, Couve ae Murville—alto, distinguido—se sometió a las

preguntas ae los presentes, en su mayoría corresponsales extranjeros. Interrogado sobre un pretendido eje

París-Madrid-Rabat, el ministro francés contestó de un modo algo irónico acerca del abuso en que se

incurre con la palabra "axe". En relación con el Mercado Común, declaró que los "Seis" tomarán una

decisión con respecto a España, añadiendo que de momento no convenia decir más sobre esta cuestión.

España se halla en Europa oc. cidental y es normal que incremente sus relaciones con esta parte del

mundo, en todos los terrenos, lo mismo en el económico que en el cultural y en el de la defensa.

Contestando a otra pregunta, admitió que, efectivamente, en sus conversaciones oficiales se había hablado

bastante del petróleo y del gas procedente del norte de África y de la importancia cíe crear fábricas

eléctricas. También se habló del aceite mineral existente bajo el subsuelo de Gascuña. Y añadió que por

ahora no pensaba trasladarse a Marruecos. Es natural—dijo—que con el ministro señor Casiiella hayan

tratado los problemas de la América hispana. Luego, respondiendo a un periodista, manifestó que por el

programa sobrecargado del general De Gaulle no se prevé un próximo viaje a España, áel jefe del Estado

francés.

El informador ae ABC leyó palabras del propio ministro francés, subrayando la posición tan distinta de

Camboya y del Viet-nam y Laos, gracias "a la amistad y el apoyo fiel de Francia", de cuyas frases

deducía que a juicio de M. Couve cíe Murville los dos países indochinos en que la guerra dril hace

estragos, ganarían mucho con seguir el ejemplo de Norodom SihanuJe. El ministro aprobó, efectivamente,

tal interpretación de sus palabras. Nuestro compañero se refirió también a la supernacionalidad y la

Europa de las patrias, y el ´ministro admitió que el concepto de la Europa unida no ha adelantado todavía

ío bas-tante como para suponer que el ciudadano, dispuesto a morir por su patria, lo fiaría también por

una Europa algo vaga, y menos aún por la O. N. U.

Interrogado sobre el Pacto mediterráneo, del cual se habla periódicamente, el ministro contestó que no

veía claro su contenido ni tampoco su utilidad, prefiriendo realidades más concretas, como son las

excelentes relaciones entre Francia y España, lo mismo con vistas a su defensa que en el terreno cultural y

el de la economía.

Las interesantes declaraciones del ministro francés, licenciado en Letras, historiador, jurisconsulto,

financiero, diplomático y estadista, fueron seguidas de un cocktail, durante el cual M. Couve de Murville

se acercó a nuestro redactor, entreteniéndose con él largamente y pidiendo se les retratase juntos.

La conferencia de Prensa de ayer tarde resultó, en suma, movida, interesante y provechosa.

CENA EN LA EMBAJADA DE FRANCIA

Anoche, en la Embajada de Francia, tuvo lugar una cena ofrecida por el ministro francés de Negocios

Extranjeros y la señora de Couve de Murville, a la que asistieron el ministro español de Asuntos

Exteriores y la señora de Castiella; el de Marina y señora de Nieto Antúnez; el de Industria y señora le

López Bravo; secretario general del Movimiento y señora de Solis; el embajador de España en París y la

condesa de liótrico: el de Francia en Madrid y la baronesa de Boisseson; subsecretario de Asuntos

Exteriores y señora de Cortina; comisario para el Plan de Desarrollo, señor López Rodó; el director de

Política Exterior y la señora de Sedó: el director general de la Oficina de Información Diplomática y la

señora de Martin-Gamero; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Sr. Suevos: el

director del Instituto de Cultura Hispánica y la señora de Marañon; los miembros del séquito del señor

Couve de Murville, alta personal de la Embajada francesa y otras personalidades.

HOY REGRESARA A PARÍS

El ministro de Negocios Extranjeros de Francia, Sr. Couve de Murville, visitará en la mañana de hoy,

acompañado por su séquito, la ciudad de Toledo, y en el "Cigarral de lo.s Dolores", después de recorrer

los lugares históricos, asistirá a un almuerzo ofrecido por los señores de Marañon.

Regresará a Madrid, y a las ocho y media de la noche emprenderá viaje de retorno a París, por vía aérea.

 

< Volver