España prestará asistencia a Guinea para la creación de un banco emisor  :   
 Los bienes españoles en aquel país no han sido afectados por la pasada crisis. 
 ABC.    28/05/1969.  Página: 31-32. Páginas: 2. Párrafos: 7. 

ESPAÑA PRESTARA ASISTENCIA A GUINEA PARA LA CREACIÓN DE UN BANCO

EMISOR

Los bienes españoles en aquel país no han sido afectados por la pasada crisis

EN EL MARCO DEL NUEVO DIALOGO HISPANO-GUINEÁNO, EL DIRECTOR GENERAL DE

ENSEÑANZA PRIMARIA VIAJARA LA SEMANA PRÓXIMA A SANTA ISABEL

Muchos de los que se repatriaron podrán regresar, si así lo desean

Madrid. (De nuestra Redacción.) En medios competentes españoles se considera con optimismo el futuro

dé las relaciones entre nuestro país y la Guinea Ecuatorial. DeJ mismo modo se subraya que la economía

guiñean a tiene un porvenir sólido al estar potencialmente capacitada para un grado de crecimiento

sustancial-: mente superior al dé su contexto regional: siempre´que el afán de desarrollo se atempere a fas

posibilidades reales del país.

Dentro de este conjunto, las relaciones hispano-guineanas. turbadas durante la crisis de marzo y

reanudadas ahora sobre la base de los acuerdos de Bata, se encuentran con un amplio margen para una

fecunda colaboración. Concretamente, según el Tratado que se suscribió el pasado día 19 en la capital de

Río Muni, se garantizan los intereses de los españoles en Guinea y de los guineanos en España, en que

tanto que nuestro país se compromete con Guinea Ecuatorial a colaborar en la creación de las

instituciones económicas exigidas para el ejercicio pleno de la soberanía guineana. España ha ofrecido su

asistencia técnica para la emisión de una moneda nacional en aquella nación, así como para la creación

del Banco que la haya de emitir. Queda como competencia del Gobierno guineano el decidir sobre el

nombré de tal signo monetario (se ha hablado de "peseta gnineana") y sobré su tipo de paridad. Al narecer

es desen de los gobernantes de Guinea el que la fecha de emisión de su moneda nacional fuera la del 12

de octubre, coincidiendo así con el primer aniversario de la independencia política del Dais. Empero, la

perentoriedad de este plazo plantea notables problemas de tipo técnico, casi de naturaleza mecánica,

como elaboración del papel, impresión, etc. Dentro de un espíritu dé franca colaboración, España ha

entregado a la República de Guinea Ecuatorial, según modo y cuantía acordados por el Gobierno español

antes de que se produjera la crisis, la cantidad de cuatrocientos cincuenta millones de pesetas, destinadas

a equilibrar el déficit del presupuesto guineano. El no haber sido modificada esta decisión pese a los

acontecimientos de marzo, ha cooperado, en cierta medida, a que los bienes españoles en aquella

República no se vieran afectados en i absoluto ~ por la crisis, ni siquiera por la vía de una mayor presión

fiscal: alternativa ésta que .se le ofrecía al Gobierno del presidente Macías para compensar el déficit

presupuestario. En este sentido merece especial mención el hecho de que no,se haya producido denuncia

ni confiscación alguna de estos bienes por parte de las autoridades guineanas. En lo que se refiere a las

mercancías, los daños económicos sólo han sido imputables a los retrasos que ´las pasadas tensiones

ocasionaron en los embarques.

El Tratado hispano-guineano, cuya duración, será de dos años, como se sabe, incluye, aparte de. la

cooperación económica, acuerdos comerciales y de pagos en los que se establece el régimen de

intercambio entre los dos países, fijándose oportunas garantías para los productos nacionales y un trato

preferencial recíproco. En cuanto a los acuerdos de pagos, su funcionamiento queda condicionado a la

puesta en marcha del Banco Nacional de Guinea. Se ha establecido también una Comisión mixta que en

el plazo de seis meses debe realizar los trabajos encaminados a la conclusión de un acuerdo arancelario

que, en consonancia de los compromisos con el G. A. T. T., sustituya al actual "status quo" del

intercambio comercial hispano-guineano.

Por otra parte, mientras que los españoles interesados en la explotación de la madera de aquellos bosques

han llegado a un acuerdo con el Gobierno de Macías. directamente, y al margen de las negociaciones de

Bata, los intereses de los pequeños propietarios españoles que abandonaron Guinea son objeto de estudio

por parte de una Comisión interministerial con sede en la Presidencia del Gobierno.

En cuanto al eventual retorno a aquel país de los españoles que lo abandonaron durante los días de la

crisis, en los citados medios se considera que a muchos de ellos les será posible regresar, mientras que

otros no lo podván hacer debido á la afri-canización de las funciones, tareas y actividades que realizaban.

También se subraya que la voluntad española de cooperación va más allá de los acuerdos de Bata. Y, en

este sentido, el director general de Enseñanza Primaria viajará a Guinea la semana próxima para

entrevistarse con el ministro de Educación, señor Nsué, y estudiar las necesidades qué en este sector de la

docencia tiene la nación guineana. El reto farmMaWe que sujione la presión regional de toda el África

francófona nos obliga a mantener, con el esfuerzo que sea preciso, nuestra huella idiomática y cultural en

aquel enclave hispánico del Golfo de Biafra. La misma brevedad del paréntesis habido en el diálogo

hispano-guineano—sólo dos meses—parece significar que la solidez en los vínculos que unen a los dos

países es más amplia y profunda que el foso que pudieron abrir ocasionales errores.

 

< Volver