OTAN y Mediterráneo     
 
 Informaciones.    04/03/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

O. T. A. N. Y MEDITERRÁNEO

EL embajador de Estado Unidos en la Organización del Tratado deí Atlántico Norte ha vuelto a insistir en

que su país patrocinaría el ingreso de España en la Alianza Atlántica. Dentro de los planes

estadounidenses de neo-monroísmo y de descargar sobre Europa las res* ponsabilidades de su propia

defensa, tal a,ctitud es perfectamente coherente. A ella se ha sumado también repetidamente el hasta

ahora embajador de España en Washington, don Jaime Arguelles. La postura española es reticente al

ingreso en función de que obligaría a doblar el presupuesto de defensa del país. E! bloque nórdico de la

Alianza, los Países Bajos y Bélgica, y quizá Gran Bretaña, tampoco ven por su parte con simpatía el

ingreso de España en la O. T. A. N. Por una parte, nuestra participación en la Alianza la descompensaría,

haciéndola más «mediterránea» que: «atlántica»; por otra parte, la O. T: A. N, no precisa perentoriamente

de nuestra incorporación, dado que dispone de España pfí países interpuesta», tales como Portugal y

Estados Unidos, y que tiene a su servicio la base británica de Gibraltar. El «incidente Kadafiti, a cuenta de

sus palabras en Mauritania sobre el Sahara español, ha quedado zanjdo con prontitud. Es obligado

reconocer que el líder libio es tan impetuoso para el accidental desliz diplomático como para su

reparación. Cuando Ja visita del señor López Bravo a Trípoli se daba por aplazada «sine díe» a cuenta del

incidente, él Presidente Kadafl acaba de formular una invitación oficial al ministro español para que visite

Libia entre los próximos días 20 y 33. Del viaje se esperan, cuando menos, conversaciones exploratorias

para sentar las bases; de una estrecha cooperación hispano-libia en materia de petróleo.

 

< Volver