La visita de Scheel     
 
 Informaciones.    17/06/1972.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Walter Scheel

LA VISITA DE SCHEEL

LA presencia en Madrid de Walter Scheel, ministro alemán de Asuntos Exteriores, ha polarizado la

atención política nacional de la semana, por lo demás de relativa calma, sin «grandes acontecimientos», y

cuyos últimos días parece que nos precipitan hacia una llegada efectiva del verano. Walter Scheel, en su

corta estancia, veinticinco horas, fue recibido por el Jefe del Estado y el Principe de España, y ha

conversado con su colega español, señor López Bravo, sobre temas tan variados como la Conferencia

Europea de Seguridad, las relaciones comerciales, la cooperación científica y la adopción por España del

sistema alemán de televisión en color Pal. Pero el hecho de que sobre todos ellos haya prevalecido el tema

político de la incorporación de España a la C. E. E. indica —no sólo por el dato de las conversaciones de

ambos ministros, sino también por el interés de Jos observadores y la opinión pública— que la visita se ha

realizado en un momento de notable viveza política internacional, en el cual es creciente la expectación

nacional nacía el tema.

El vicecanciller alemán ha hablado de amistad, apoyo y cooperación. Ya en unas declaraciones en Bonn

antes de su visita a España Jos deseos de nuestro país cara al Mercado Co-ols deseos de nuestro país cara

al Mercado Común. Una vez aquí, Scheel ha reiterado la atención con la que se sigue en Alemania el des-

arrollo de España y su camino hacia la Europa Unida; por su parte, el señor López Bravo ha Indicado que

España tiene vocación europea, pero que «se debe comprender y respetar nuestro peculiar modo y ritmo

en la creación de Instituciones, con la convicción de que las presiones movidas desde fuera por razones

ideológicas son contraproducentes».

El tema de las connotaciones políticas de una futura integración no ha estado ausente de estas

conversaciones. El señor Scheel había manifestado tiempo atrás que las diferencias po-Jítícas entre

España y los países miembros de 3a O. E. E. no permitían por ahora esta integración. A preguntas de los

informadores, en la lueda de Prensa con que el vicecanciller alemán concluyó su visite a Madrid, sobre si

en la actualidad seguía vigente su opinión acerca de las dificultades políticas, e1 señor Scheel afirmó que,

aparte de las de tipo económico, «existen también diferencias en las estructuras -políticas

de los miembros que componen la Comunidad Económica Europea y España, el tiempo nos dirá cuándo

ha llegado el día en que la integra-ción sea posible».

La visita ha servido para estrechar los lazos entre ambos países y clarificar posiciones en torno a un tema

que nos incumbe a todos, alemanes" y españoles, por igual. Para el ministro español de Asuntos

Exteriores, Europa «tiene que asentarse sobre unos principios esenciales: la dignidad del hombre, el

respeto a su libertad, la justicia social, etc., y todo ello forma parte de nuestro patrimonio». Al concepto

expresado de nuestro ministro, el señor Walter Scheel ha añadido otras consideraciones, en el sentido de

que «Europa debe hablar con una sola voz, y esto solamente puede formarse si, paso a paso, se llega a una

armonía en las estructuras, en el occidente de nuestro continente. Armonía no equivale a identidad; sin

embargo, la unidad política de Europa exige algo más estrecho que la cooperación en la variedad de las

Naciones Unidas».

 

< Volver