En el camino hacia Europa. 
 A España se le tienen que conceder las mismas posibilidades que a Grecia y Portugal  :   
 Declaraciones de Bruno Friederich, portavoz socialdemócrata alemán. 
 ABC.    22/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

EN EL CAMINO HACIA EUROPA «A ESPAÑA SE LE TIENEN QUE CONCEDER LAS MISMAS

POSIBILIDADES QUE A GRECIA Y PORTUGAL»

Declaraciones de Bruno Friederich, portavoz socialdemócrata alemán

Bonn, 21. (Pyresa.) Bruno Friederich, portavoz de relaciones exteriores de la fracción parlamentaria

socialdemócrata y miembro de la presidencia del partido socialdemócrata alemán, ha declarado ayer,

miércoles, en una conferencia de Prensa que a España se le tienen que conceder las mismas posibilidades

que a Grecia y a Portugal de acercamiento, asociación e integración a la Comunidad Económica Europea.

El político socialdemócrata acaba de regresar de un viaje informativo de tres días a España, durante el

cual ha tenido oportunidad de cambiar impresiones sobre la actual situación española con numerosas

personas del mundo de la política y de la. economía. Friederich se ha expresado en términos realmente

positivos respecto al desarrollo en España y ha exigido que Bonn preste atención a dicho desarrollo. A su

juicio, en España no .sólo no debe, sino que no puede repetirse el proceso de Portugal. España es un país

—declaró el político— con una industria que está prácticamente ya en condiciones de competir con la de

muchos Estados de la Comunidad.

Bruno Friederich es contrario « la tesis defendida por algunos miembros de la Comunidad, según la cual

para negociar una asociación o integración de España al Club de los «Nueve» debe implantarse primero

una democracia en el país. Es una necesidad —destacó el dirigente socialdemócrata— darle las mismas

facilidades a España que a otros países. Ponderó el político el desarrollo de la clase media española y la

conciencia que toma del momento actual. Distingue entre los españoles tres generaciones: la de aquellos

que vivieron los años de la guerra, la de quienes se encuentran actualmente en el Poder político o

económico y la de los menores de treinta y cinco años, una juventud a la que Friederich calificó de diná-

mica y poseedora de un aran espíritu eu-ropeísta y de responsabilidad.

 

< Volver