Autor: Sebastián Bueno, Pablo. 
 ABC en Bruselas. 
 Nuevo frenazo a las negociaciones entre España y la CEE  :   
 Nuestro país no acepta el carácter condicionado de la fórmula de diálogo convenida. 
 ABC.    28/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ABC EN BRUSELAS

NUEVO FRENAZO A LAS NEGOCIACIONES ENTRE ESPAÑA Y LA C.E.E.

Nuestro país no acepta el carácter condicionado de la formulo de diálogo convenida

Bruselas, 27. (Servicio especial, por télex.) Nuevo frenazo a las negociaciones España-C. E. E.

A pesar del Acuerdo de principio que los «Nueve» y España dieron al compromiso negociador hallado, el

pasado mes de febrero, entre el embajador don Alberto Ullastres y el director general de la Comisión,

Roland de Kergorlay, las negociaciones entre España y las Comunidades Europeas no avanzan. Más bien

se complican, aunque esta vez por culpa de cuestiones de menos rango que aquellas que en noviembre

pasado trajeron el vocablo «ruptura» como resultado del primer encuentro negociador.

Hace pocos días informamos en estas páginas que Holanda, Francia e Italia —los tres únicos países algo

reticentes al pacto Ullastres-De Kergorlay— habían levantado sus reservas «ad referéndum», es decir,

dejando la responsabilidad del resultado negociador en la Comisión Europea y guardándose el derecho de

rechazar lo que se negocie. Pues bien, España no acepta esta situación interina y pide que estos tres países

aclaren formalmente sus posiciones de una vez para todas. Y he aquí que nos encontramos ahora en toda

una cadena de preámbulos prenegociadores: la Comisión Europea iniciará, la semana próxima la

redacción del compromiso Ullas tres-De Kergorlay para que el Comité de altos expertos de la C. E. E. o

Comité 113 inicie un debate sobre el mismo. A la vista de los resultados del Comité 113, y cíe la posible

incidencia del compromiso en cuestión en las economías agrícolas de Holanda, Francia e Italia, estos tres

países deben decidir si retiran el carácter condicionante de su acuerdo al compromiso, lo que daría

definitivamente luz verde a las negociaciones.

Todo ello, vistas las elecciones italianas, el referéndum británico sobre Europa y los múltiples trabajos

pendientes de la C. E. E., podría quedar ultimado para finales de junio o principios de julio, fecha en que

Italia —el país duro a la negociación con España— ocupará la presidencia del Consejo de la C. E. E., lo

que no nos favorecerá demasiado. Sobre todo vistes los pocos resultados obtenidos hoy en Luxemburgo

por los ministros de Agricultura de los «Nueve».

Los representantes de la Europa Verde intentaron acordar mejoras agrícolas r. Marruecos, Mauritania y

Túnez, similares a las que pide España ahora y durante el Acuerdo, sin ningún éxito. Italia y Francia

permanecen reacias y, lo que es peor, proteccionistas. París r.caba da conseguir permiso para prohibir de

nuevo las importaciones de atún de países terceres, lo que nos afecta. Como nos afectó la pérdida, durante

quince días, de la preferencia para, nuestros tomates, a los que les fue retirada hoy, afortunadamente, la

tasa compensa toria. De nuevo se impone la paciencia.— Pablo SEBASTIAN.

 

< Volver