Con el personal de la embajada egipcia, después de los secuestros. 
 Sólo estuvimos encerrados unos diez minutos, manifiesta uno de los empleados  :   
 Hubo algunos comienzos de ataques de nervios, pero consiguieron sobreponerse. 
 ABC.    17/09/1975.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

CON EL PERSONAL DE LA EMBAJADA EGIPCIA, DESPUÉS DE LOS SECUESTROS

«SOLO ESTUVIMOS ENCERRADOS UNOS DIEZ MINUTOS», MANIFIESTA UNO DE LOS

EMPLEADOS

«Hubo algunos comienzos, de ataques de nervios, pero consiguieron sobreponerse»

«En efecto, ha sido un» noche dramática, pero esta mañana hemos realizado nuestra jornada habitual»,

nos manifiestan en la Embajada de Egipto, sede de los acontecimientos internacionales del lunes y

madrugada del martes.

—Hoy nos hemos incorporado al trabajo todo el personal a la hora de siempre: nueve de la mañana. Sí,

hemos recibido a personas que han querido interesarse por nuestra salud. Pero todos estamos bien y

nuestra vida se desenvuelve normalmente.

—¿Han podido dormir después de los acontecimientos ?

—Sí, hemos podido dormir. Tenemos lástima de lo que le ha ocurrido al señor embajador y a nuestro

colega, pero pese a todo hemos podido conciliar el sueño. Estábamos muy rendidos a las cuatro de la

mañana, cuando terminó todo.

—Usted estuvo encerrado con el resto del personal ¿Qué recuerda de lo ocurrido?

—Solamente hemos estado encerrados míos diez minutos. Luego, sólo mantuvieron cautivas a las tres

persona. Nosotros hemos estado en este club de al lado, la Sociedad Cooperativa Española de Auxiliareis

de Vuelo de Aviación Civil, el S. C. E. A. V. A. C.

—¿Tenían libertad para subir y bajar ¿el local?

—Una libertad relativa. Compitamos las órdenes recibidas.

—¿Temieron en algún momento por sus yidas? ¿Alguien sufrió alguna crisis nerviosa?

—La situación era muy seria y es ló-que tuviésemos nuestros temores. Con nosotros había señoras y

señoritas, lo que complicaba la situación. Ha habido algunos comienzos de nervios, pero, han sabido

sobreponerse y la situación no ha pasado a más. Nos hemos cuidado mucho de cumplir las órdenes de los

secuestradores y no hacer nada que pudiera molestarlos. Quizá p-or ésto no hayan ocurrido mayores

males.

El secretario de Embajada nos confirma que durante la mañana ha estado en contactó telefónico con el

embajador, que se encuentra perfectamente.

—Su esposa y sus dos hijos —añade— también se encuentran bien. En estos momentos duermen, pues no

se han acostado hasta tener noticias de la liberación del señor embajador.

«EL DOCUMENTO NO SIGNIFICA NADA»

Preguntado un funcionario de la Embajada por la Agencia Europa Press, sobre el manifiesto de denuncia

de los acuerdos entre Egipto e Israel, firmado ayer por la tarde en Madrid por cinco embajadores, dijo:

«Creo que no significa nada, porque la urgencia del caso requería atender las peticiones de los.terroristas.

La situación está clara para nuestro Gobierno, y creo que ahora se debe examinar las declaraciones de los

propios Gobiernos árabes para verificar si el pa-.pel es de buena fe. Se debe examinar ahora la opinión

oficial de cada Gobierno

 

< Volver