Autor: Salas y Guirior, José. 
 Europa. ABC en Lisboa. 
 La desvalorización del escudo se considera irremediable  :   
 El gobierno portugués, con dificultades económicas para hacer frente a las indemnizaciones a los expropiados españoles. 
 ABC.    18/02/1976.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC EN LISBOA

LA DESVALORIZACION DEL ESCUDO SE CONSIDERA IRREMEDIABLE

El Gobierno portugués, con dificultades económicas para hacer frente a las indemnizaciones a los

expropiados españoles

Lisboa, 17. (Crónica de nuestro corresponsal, por teléfono.) «En Guarda, Portugal y España dieron un

paso al frente para encontrar el diálogo que pueda integrar ambas naciones como partes integrantes del

continente europeo.» Eso lo dice el «Diario de Noticias», un periódico que hasta el 25 de noviembre era

muy de izquierdas y ahora lo es en tan modesta medida que puede ser calificado de centrista. Antes de lo

transcrito dice que las negociaciones corrieron bien y que la opinión pública puede considerarlas como

punto de partida para la sustitución del Pacto´ Ibérico por un instrumento flexible y adecuado a los nuevos

tiempos.

El tema español es siempre en Portugal asunto candente en el que nadie quiere comprometerse

demasiado. Son muchos los asuntos de interés común los que tenemos queramos o no queramos. Y

teniéndolos, será preciso que contemos mutuamente unos con otros para solucionar unos problemas que a

todos nos afectan. Pero para resolver esos problemas será absolutamente necesario que los planteemos y

no en forma ilusoria ni retórica.

EL ESCUDO.—Eso es precisamente lo que hizo el ministro Areilza al ofrecer la cotización del escudo en

España. Sin embargo, como ya quedó indicado en crónica reciente, las diferencias de cotización han

quitado prácticamente casi toda su efectividad a tan generosa medida española. Además de generosa,

habría que llamarla sincera, puesto que la no cotización del escudo era una de las garantías sobre las

reparaciones a España. Pero como esas reparaciones han comenzado ya con las obras en nuestros

edificios diplomáticos destruidos y la buena voluntad por parte portuguesa se ha manifestado desde &

primer momento, era lógico que se produjera la citada contrapartida.

No obstante todo lo dicho, la poca electividad presente está llamada a desaparecer, puesto que la

desvalorización del escudo, acompañando a otras divisas que ya tomaron tal medida, es considerada aquí

como irremediable. Entonces será tí momento de poder hablar sobre relaciones comerciales y

cooperaciones turísticas, términos que hoy apenas tienen sentido.

LOS BIENES ESPAÑOLES.—En las conversaciones de Guarda se han tenido en cuente esos bienes, no

sólo porque era de justicia que así fuese, sino porque mientras existen extranjeros expoliados en Portugal

este país no podrá ofrecer la garantía y la confianza que deparen unas nuevas inversiones que resultan

Imprescindibles. Estos bienes españoles se han considerado como divisibles, según sus características.

Todo lo dicho planteará con toda seguridad dificultades Ingentes que deberán ser resueltas mediante el

trabajo ímprobo de las comisiones que se establezcan. Será ea momento de pasar de la teoría a la práctica.

De la declaración de principios, según la cual la restitución debe ser hecha a que ésta se realice. Entre

otras dificulta des no será la menor la del montante financiero a dirimir, teniendo en cuenta el actual

problema económico portugués. Pero para todo hay soluciones en esta vida si la buena voluntad y el

trabajo se ponen de acuerdo y en marcha.—José SALAS Y GUIRIOR.

 

< Volver