Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 Declaración del embajador alemán en Barcelona. 
 Bonn apoya a España en el camino de la evolución marcado por el Gobierno de la Monarquía     
 
 Informaciones.    01/04/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Bonn apoya a España en el camino de la evolución marcado por el Gobierno de la Monarquía

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 1. EL Gobierno federal y todas las fuerzas democráticas de mi país están decididos a

ayudar a España en este camino: el camino es "la evolución", a través del "amplio programa de reformas

para realizar una trasicíón paulatina y ordenada a estructuras democráticas´´.» Así se expresó ayer en

Barcelona el embajador de la República Federal Alemana, Gerog von Lillienfeld, durante un discurso

pronunciado a los postres del almuerzo ofrecido con motivo de la reunión anual de la Cámara de

Comercio Alemana para España. Entre los presentes, en su mayoría alemanes, se encontraba el

gobernador civil de Barcelona, don Salvador Sánchez Terán.

Las palabras del embajador subrayaron los deseos de que España se incorpore pronto a la Comunidad

Europea: «Europa sin España —dijo— no está completa.» «El Gobierno Federal —añadió— está,

convencido, de que esta meta ´europea de España relativa a la política, exterior facilitará la solución de

algunos prob1e mas pendientes.»

Seguidamente, el embajador alemán definió así la política de su país respecto a España: «Nuestra política

tiene por objeto, fomentar todo desarrollo que pueda fortalecer la estabilidad política, económica y social

y acercar más a España hacia Europa. Aquí, en Cataluña —prosiguió el representante .del Gobierno de

Bonn—, ustedes están especialmente cerca de los acontecimiento» europeos, y en cuanto a economía,

vinculados estrechamente con los países de la Comunidad.»

Refiriéndose de nuevo a la situación política actual en España, el embajador continuó con estas palabras:

«Felicitamos al pueblo español por su joven Soberano, abierto y moderno, motor de este movimiento

progresivo y el cual, precisamente en los días del cambio, en otoño, irradiaba´ intensa fuerza simbólica

unificante (...). En pocos meses se ha creado una nueva situación política que contiene esenciales, y

también nuevos, problemas y riesgos inevitables. Tengo la absoluta confiama de qué se superará la

inclinación liacia tendencias extremas y que vencerán por ambos lados las fuerzas de la razón para hacer

posible en su país el peso, pacífico hacia un porvenir estable y ordenado, así como fuerte e indispensable

"partenair" de las grandes democracias de Europa. Todo cuanto. podamos contri buir en Alemania, para

ayudar a España en este camino difícil, como viejos amigos de su pueblo, gustosamente estamos

dispuestos a hacerlo dentro de lo posible.»

 

< Volver