Autor: Magaz Leboucher, Pablo. 
 ABC en Francfort. 
 Análisis de la coyuntura española por el subsecretario de comercio  :   
 El señor Ortiz subrayó los datos referentes a la salida de la crisis. 
 ABC.    09/04/1976.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC EN FRANCFORT

ANÁLISIS DE LA COYUNTURA ESPAÑOLA POR EL SUBSECRETARIO DE COMERCIO

E1 señor Ortiz subrayó los datos referentes a la salida de la crisis

FRANCFORT, 7. (Crónica de nuestro enviado especial, por teléfono.) Hoy se ha celebrado la Asamblea

anual de la Cámara de Comercio española en Francfort. Asistieron a la sesión, además de ios miembros

directivos del organismo, e! subsecretario de Comercio, Luís Ortiz, el embajador de España en Bonn,

Emilio Garriges, el consejero comercial, Luis Medina, y sus colaboradores.

Los actos se abrieron a las 9 de la mañana en un hotel moderno próximo al aeropuerto de Francfort.

Concurrió cerno invitado de honor el ministro de Economía del Estado de Hesse Heinz Herbert Karry. El

acontecimiento tenía importancia, dada la baja profunda producida por la crisis económica internacional

en los intercambios entre ambos países. Las inversiones alemanas en España de grupos con capital

mayoritario descendieron de 2.200 millones de pesetas en el 74, a 1.500 ©n el 75; las compras

autorizadas de inmuebles, de 8.700 a 4.300 millones de pesetas el año pasado. La República Federal

ocupa el tercer lugar, después de Suiza y de los Estados Unidos, en e) orden de las naciones inversoras de

capital en España, aunque seguramente se situaría en e) primero si se pudiesen contabilizar las empresas

germanas que orientan capitales hacia nuestro país a través de sociedades suizas, evitando, además de

ciertos impuestos, la crítica de que multiplican los puestos de trabajo en el extranjero, cuando hay dos

millones de parados en Alemania.

Contrariamente a lo que suele ocurrir en esta clase de actos, las intervenciones de los políticos y los

funcionarios que ocuparon la mesa presidencial durante el almuerzo, tuvieron interés y calidad.

El subsecretario de Comercio prometió que su Ministerio apoyaría económicamente a la Cámara

Española. Consideró que las dificultades planteadas por las coyunturas económicas respectivas no eran

insalvables. Analizó con realismo los datos del 75, baja del producto nacional bruto (2 por 100), índice de

desempleo (3 por 100) y déficit de la balanza de pagos (3.500 millones de dólares), como elementos que

no permitían un diagnóstico optimista; sin embargo —añadió—, los factores conocidos de los meses de

enero y febrero permitían afirmar que la economía española empezaba a sajir de la crisis. Basó su

afirmación refiriéndose a un discurso reciente de Leopoldo Calvo-Sotelo en los datos de! consumo; él

aumento de un 10 por 100 de la energía eléctrica industrial; la capacidad productiva que ascendió en

ciertos sectores en un 80 por 100; la nueva tónica de las inversiones extranjeras; y la evolución de los

coeficientes de cobertura; todos ellos prueba de que «la recesión de la economía española se acercaba a su

fin».

REFORMA POLÍTICA.—Reafirmó el señor Ortiz la voluntad del Gobierno español de transformar a

España en una democracia formal por «un camino equidistante de la ruptura y del inmovilismo, de las

impaciencias y las resistencias» (grandes aplausos) y de facilitar el ingreso de nuestro país en ¡a Co-

munidad de los «Nueve». «En esta apuesta por el futuro español necesitamos la> colaboración de todos y

más la de ustedes, que ya son formalmente europeos.

LOS LIBERALES.—Habló después el ministro de Economía de! Estado de Hesse, Heinz Herbert Karry,

un hispanófilo liberal que visitó nuestro país en la primera quincena de marzo y que momentos antes del

almuerzo me había asegurado que su partido estaba dispuesto a dar un apoyo importante (técnico y

económico) al grupo político español de la misma tendencia. Destacó el ministro la iniciativa de una

coopa ración hispano-alemana para desarrollar proyectos industriales en Sudamérica —idea que había

sido • muy bien acogida por loa hombres de negocios de la Cámara y por el Ministerio de Comercio

español.

La nota más brillante del día la puso el embajador Emilio Garrigues, con un ingenioso discurso que

mantuvo permanentemente e! interés y la sonrisa en los rostros de los. ciento veinte comensales presentes

y ´ ¿jó en el ánimo de sus oyentes una imagen Je España positiva y prometedora.

LA BOLSA. — Después del almuerzo, «1 subsecretario de Comercio, señor Ortiz, amplió con una rueda

de Prensa las informaciones de la mañana. Consideró que la Bolsa española no era «un elemento serio

pana un diagnóstico de la situación económica del país». Condenó la fuga de capitales, aunque afirmando

que no había alcanzado un nivel de importancia. Sobre las iniciativas de! Gobierno para fomentar las

exportaciones, recordó e? proyecto de ley que se encuentra en las Cortes, donde se establece la

posibilidad de que 0! Gobierno obligue a la Banca privada a mantener una cantidad da títulos

representativos de créditos a la exportación.

Con ei informe preciso y detallado del consejero comercial, Luis Medina, la jornada, llena de números y

de palabras, pueda sintetizarse diciendo que ha constituido una maniobra inteligente de la Embajada de

España y del Ministerio de Comercio, que han conseguido reanimar, con la colaboración da la Cámara

Española de Comercio de Francfort, nuestras relaciones económicas con Alemania, y desvanecer la

mayor parte da las aprensiones de tos inversores de capital germanos.—Pablo MAGAZ.

 

< Volver