Autor: Fernández-Cuesta Illana, Nemesio. 
   Otra sorpresa     
 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 2. 

SERRANO 61

OTRA SORPRESA

Otra vez la posición negociadora de la Comunidad Económica Europea sorprende a los españoles.

Tenemos una evidente capacidad de sorpresa y de buena fe. Cualquier sacrificio estaría justificado si se

negociara la adhesión como miembro de pleno derecho. España necesita participar en la elaboración de

las decisiones comunitarias, porque somos Europa. Lo absurdo es que aquí en el interior se pretenda

etiquetas a unos y a otros, como europeístas p antieuropeístas, dicotomía que no tiene sentido, según sean

más blandos o más duros en cuanto a las concesiones posibles en la negociación de un acuerdo comercial

con la Comunidad. Se nos dirá que el acuerdo no es exclusivamente comercial, pero ahí está lo malo, que

juegan factores políticos negativos en uña negociación que los comunitarios presentan, tienen buen

cuidado en ello, con un estricto y aséptico ámbito técnico, para no contaminarse de nuestra impureza

democrática. Hasta las concreciones sobre la situación de los trabajadores españoles se eliminan de la

formalidad del acuerdo.

Seguímos vendiendo la filosofía de la negociación, cuando el partido se juega en otro campo, como bien

nos lo acaban de recordar en el seno del Comité 113 de las Comunidades Europeas, al decirnos que la

«entente» Ullastres-De Kergolay está muy bien, pero que lo interesante de verdad es el detalle de lo qué

estamos dispuestos a concederles. Si Disraeli levantara la cabeza aplaudiría esta política del puro interés,

pero también exigiría imaginación y realismo combinados en dosis adecuadas. Todo parece poco a un

negociador «u« sabe puede alcanzar más. Este es el caso del Mercado Común. El nuestro es el de acabar

cuanto antes este calvario negociador, para no ser una vez más tan diferentes.—Nemesio FERNANDEZ-

CUESTA.

 

< Volver