Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
 Conversaciones de Genscher (jefe de la diplomacia alemana) en Madrid. 
 Europa quiere la incorporación de España  :   
 Puede que el primer ministro belga, de vacaciones en la Costa del Sol, se reúna también con altas personalidades españolas. 
 Informaciones.    04/04/1975.  Páginas: 2. Párrafos: 5. 

CONVERSACIONES DE GENSCHER (jefe de la diplomacia alemana) EN MADRID

EUROPA QUIERE LA INCORPORACIÓN DE ESPAÑA

PUEDE QUE EL PRIMER MINISTRO BELGA, DE VACACIONES EN LA COSTA DEL SOL, SE

REUNA TAMBIÉN CON ALTAS PERSONALIDADES ESPAÑOLAS

MADRID, 4. (Por Abel Hernández.)—Parece claro, a juzgar por los discursos de anoche en la cena del

palacio de Viana, que el futuro de la O.T.A.N. y de la Comunidad Económica Europea, en su andadura

hacia la construcción de la unidad política, han sido el eje de las conversaciones que ayer y esta mañana

han mantenido en el palacio de Santa Cruz el señor Cortina y su colega germano-occidental, señor

Genscher. ¿Cuál será el papel que puede desempeñar España en la defensa occidental y en la efectiva

construcción de Europa en un futuro inmediato? Esto es lo que preocupa en estos momentos en Bonn,

sobre todo ante la evolución portuguesa.

En medios competentes se indica que el Gobierno Federal —lo mismo que las demás Cancillerías

europeas— apoyaría decididamente una democratización en España hacia un sistema homologable con

los regímenes europeos y, desde esta base, la plena integración de España en Europa. El señor Cortina, en

su discurso de anoche, subrayó la necesidad de respetar en este proceso europeo las peculiaridades

nacionales.

En Bonn existe la impresión de que en España se avecina un cambio. Esto Quiere decir que habrá que

esperar el desenlace para establecer acuerdos definitivos en el marco de la estrecha amistad que

evidentemente existe ya entre Bonn y Madrid. No se cree verosímil que este proceso español pueda

evolucionar a la manera lusitana.

Es por eso razonable, en esta situación, que el señor Genscher, vicecanciller y Jefe del partido liberal,

aparte sus contactos oficiales —una hora con Franco y entrevistas cordiales con el Príncipe de España,

esta mañana, y con el presidente Arias, ayer tarde, además de las conversaciones en el palacio de Santa

Cruz—, haya querido cambiar impresiones con las fuerzas políticas españolas que actualmente no ejercen

el Poder. Parece que el diplomático alemán no tendrá encuentros extraoficiales durante el tiempo de la

visita oficial; pero esta visita oficial acabaría con el almuerzo de reciprocidad que hoy ha ofrecido el

jefe de la diplomacia alemana a su colega español. A partir de ese momento, -luz verde. Había cuatro

personajes en la agenda del señor Genscher: los señores Areilza, Fernández Ordóñez, Cantarero del

Castillo y Castellano. Los tres primeros representan ideas reformistas en el seno del Régimen; el último se

mueve en la órbita del partido socialista (ilegal). A esta última hora es probable que el señor Castellano

no vaya, y si el señor Silva.

Entretanto, ha surgido el rumor, publicado por el diario «A B C» de hoy, del que no hemos podido

obtener confirmación oficial, de que el primer ministro belga Tindemans, y su ministro de Asuntos

Exteriores, abandonarían por unas horas hoy sus plácidas vacaciones en la Costa del Sol y aterrizarían en

Madrid para mantener alguna entrevista de alto nivel. También esta tarde, salvo sorpresa de última hora,

concluye la quinta ronda de las conversaciones hispano-norteamericanas, que dirigen los señores Rovira y

McCloskey, sobre las bases militares en suelo español.

 

< Volver