«Esperanza de un próximo desenlace favorable en las negociaciones españolas con el Mercado Común»  :   
 Nuevo clima en nuestras relaciones con Gran Bretaña. López Bravo expone ante el Consejo Nacional del Movimiento las líneas generales de la política exterior que piensa seguir el Gobierno. 
 ABC.    06/11/1969.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

«ESPERANZA DE UN PRÓXIMO DESENLACE FAVORABLE EN LAS NEGOCIACIONES ESPAÑOLAS CON

EL MERCADO COMÚN»

Nuevo clima en nuestras relaciones con Gran Bretaña

LÓPEZ BRAVO EXPONE ANTE EL CONSEJO NACIONAL DEL MOVIMIENTO LAS LINEAS GENERALES

DE LA POLÍTICA EXTERIOR QUE PIENSA SEGUIR EL GOBIERNO

En el palacio del Consejo Nacional del Movimiento se reunió ayer la Comisión

Permanente de este alto organismo, bajo la presidencia del vicepresidente del

mismo y ministro secretario general, don Torcuato Fernández-Miranda Hevia.

Asistieron el secretario, don Agustín de Asís Garrote, y los miembros de la

Permanente don Rodolfo Martín Villa, don Cruz Martínez Esteruelas, don Jesús

Fueyo Álvarez, doña Pilar Primo de Rivera y Sáez de Heledia, don Antonio María

de Oriol, ministro de Justicia; don Alejandro Rodríguez de Valcárcel, don Rafael

Cabello de Alba, don Antonio del Valle Menéndez, don Arturo Espinosa Poveda,

don José Luis Tabeada García y don Juan Sánchez-Cortés Dávila. También asistió

el consejero nacional y ministro de Asuntos Exteriores, don Gregorio López

Bravo, que informó al Consejo Nacional, en su calidad de representación

colegiada del Movimiento, de las líneas generales de la política exterior que el

Gobierno piensa seguir.

LAS CONVERSACIONES CON EL MERCADO COMÚN

El ministro se refirió, entre otros asuntos, a las relaciones con Gran Bretaña

y al clima creado por las cartas de felicitación que le han dirigido el ministro

británico de Asuntos Exteriores, señor Stewart, y el jefe del partido

conservador, señor Heath. El señor López Bravo trazó también un panorama del

estado de las conversaciones entre España y el Mercado Común y analizó los

límites dentro de los cuales se movía el actual mandato de negociaciones

aprobado por dicho Organismo internacional.

"España — dijo el ministro — , por razones económicas a largo plazo y por

razones políticas, está dispuesta a hacer los sacrificios necesarios para

vincular la economía española con la continental. Sin embargo, dichos

sacrificios no pueden nunca hacerse a costa de los legítimos intereses actuales

españoles ni ir en contra de las necesidades de nuestro desarrollo futuro, al

que, al contrario, deben coadyuvar. Por ello no puede esperarse que una decisión

de consecuencias tan importantes para la economía española, y que ha

planteado y está planteando tan serios problemas, sobre todo en el sector

agrícola, para los países miembros de pleno derecho del Mercado Común, pueda

resolverse sin un laborioso proceso que permita encontrar el punto de contacto

más favorable y equitativo para los diversos intereses nacionales y el bien

común europeo. El estado actual de nuestras negociaciones permite abrigar la

esperanza de un próximo desenlace favorable de las mismas."

«EN ESTRECHO CONTACTO CON LA CÁMARA»

Tras un animado coloquio con los miembros de la Comisión permanente, el señor

López Bravo expresó su propósito de trabajar en todo momento en estrecho

contacto con la Cámara, Seguidamente, una vez efectuado su informe, el

ministro de Asuntos Exteriores se ausentó de la Comisión permanente, la cual

entró en el estudio de las asuntos del orden del día. Como primer acuerdo, y a

propuesta del vicepresidente del Consejo Nacional y ministro secretario, señor

Fernández-Miranda, se hizo constar en acta la simpatía, el afecto y la adhesión

del Consejo al antiguo vicepresidente, señor Solís Ruiz, al mismo tiempo que el

reconocimiento por la labor extraordinaria, desarrollada al frente del mismo.

Asimismo, y a propuesta del consejero nacional señor Rodríguez de Valcárcel. se

acordó constase en acta la felicitación del Consejo al nuevo vicepresidente y

ministro secretario general, don Torcuato Fernández-Miranda, de cuya valiosa

actividad dentro del Consejo todos tenían excelentes pruebas, así como el

reconocimiento hacia el ministro de Asuntos Exteriores, don Gregorio López

Bravo, por la deferencia que había tenido hacia la Alta Cámara.

— Cifra.

 

< Volver