Conferencia de prensa de Walter Scheel. 
 Alemania otorgará a España un crédito de doscientos millones de marcos para las obras del trasvase Tajo-Segura  :   
 Hemos firmado un Convenio que facilitará la llegada de capitales y equipos alemanes a España. 
 ABC.    24/04/1970.  Página: 25, 27-28. Páginas: 3. Párrafos: 35. 

CONFERENCIA DE PRENSA DE WALTER SCHEEL

ALEMANIA OTORGARA A ESPAÑA UN CRÉDITO DE DOSCIENTOS MILLONES DE

MARCOS PARA LAS OBRAS DEL TRASVASE TAJO-SEGURA

Hemos firmado un Convenio que facilitará la llegada de capitales y equipos

alemanes a España

EL GOBIERNO ESPAÑOL DEBE PARTICIPAR EN LA CONFERENCIA EUROPEA DE

SEGURIDAD

CONVENIOS HISPANO-GERMANOS DE ESTABLECIMIENTO Y COOPERACIÓN

CIENTÍFICA

Fueron suscritos ayer por los señores López Bravo y Scheel, concluidas las

reuniones de ambas Delegaciones oficiales

Madrid. (De nuestra Redacción.) A las. cinco y media de la tarde de ayer el

salón principal del Club de Prensa estaba abarrotado de periodistas españoles

y extranjeros dispuestos a dialogar con el vicecanciller y ministro de Asuntos

Exteriores de la República Federal de Alemania, Walter Scheel.

La expectación era grande. Junto con el ministro se sentaron en la mesa

presidencial el embajador alemán en Madrid, doctor Meyer Lindenberg; el

director de la Oficina de Información Diplomática, señor Torrente, y el

subdirector de los Servicios Informativos de la Dirección General de Prensa,

señor Rodríguez del Castillo. El presidente del Club de Prensa, Karl Tíchmann,

agradeció al señor Scheel que hubiera aceptado la invitación para mantener un

coloquio con los informadores.

Walter Scheel agradeció la invitación y la numerosa asistencia de periodistas al

acto. Dijo que su estancia en España, había sitio corta, pero que había

mantenido largas conversaciones con miembros del Gobierno español, dentro

del marco establecido hace años entre España y la República Federal de Alemania.

— He hablado largas horas con mi colega señor López Bravo, mientras,

paralelamente, nuestras dos Delegaciones trataban de problemas técnicos.

Se refirió a su audiencia con el Jefe del Estado y a las entrevistas que había

mantenido con el Príncipe Don Juan Carlos y con el vicepresidente del Gobierno.

—Pude explicar los objetivos internacionales del Gobierno de Bonn y en todas

partes he encontrado comprensión e interés. Con López Bravo he hablado del

acercamiento entre el Este y el Oeste, de las relaciones bilaterales entre

nuestros dos países, del Mediterráneo y de las negociaciones entre España y e!

Mercado Común.

CRÉDITO PARA LAS OBRAS DEL TRAS VASE TAJO-SEGURA

—Mi Gobierno está dispuesto a colaborar con un crédito de doscientos millones

de marcos (unos 3.800 millones de pesetas) en las obras del trasvase Tajo-

Segura.

Esperamos que la concesión sea firmada en fecha próxima.

—Esta mañana he firmado con mi colega, señor López Bravo, dos Convenios: Uno

de cooperación científica y técnica y otro sobre el establecimiento de personas

y entidades de un país en otro.

Añadió que España se había decidido por la adopción del sistema Pal para la

televisión en color.

Después de afirmar que había invitado a su colega español a que visite Bonn, el

ministro Scheel declaró que estaba dispuesto a responder a las preguntas que se

le formularan.

REUNIÓN CON CUATRO PERSONALIDADES ESPAÑOLAS

El señor Scheel había recibido a las nueve de la mañana, en la Embajada alema-

na, a don Joaquín Ruiz-Giménez,, don José Maria de Areilza, don Joaquín

Satrústegui y don Enrique Tierno Galván.

La conversación se prolongó por espacio de una hora.

Buen número de las preguntas formuladas al ministro alemán en su conferencia de

Prensa se refirieron a este tema.

Scheel contestó que su propósito era hacerse una completa idea personal sobre

España. Para ello es necesario dos cosas:

O conocerla durante mucho tiempo, u obtener en poco tiempo el máximo de

información.

—Por eso me ha interesado también oír opiniones de personas cuyos criterios

divergen de las del Gobierno. Pero, como pueden comprender, soy ministro de

Asuntos Exteriores y no voy a hablar de los problemas internos de otro país.

Se le preguntó por la opinión que despertaría en Europa esta entrevista, y el

ministro contestó que creía que la opinión pública europea entendería como lo

que ha sido: "El deseo de complementar mi visión sobré España:"

Agregó que las cuatro personas con las que se había entrevistado habían

prometido enviarle una carta sobre la situación política española; carta que

espera recibir mañana: "La leeré con toda atención."

Preguntado sobre si esta entrevista reforzaría y prestigiaría la posición de

estas cuatro personas en el extranjero, respondió:

—Repito que tenía por objeto complementar mi visión sobre España. No creo

que sean prestigiados por el hecho de entrevistarse con el ministro alemán de

Asuntos Exteriores. Como es natural, yo había informado previamente al Gobierno

español de mi propósito, y el Gobierno no se opuso.

Un periodista le subrayó el hecho de que dos de las cuatro personas con las que

se había entrevistado habían servido al régimen español en distintos puestos, lo

que demostraba que no se trataba de miembros de una discrepancia incondicional.

Preguntó al ministro si había intentado ver a otras personas y si el Gobierno se

lo había negado.

Scheel respondió que se había entrevistado con las personas que había querido,

y que los antecedentes de las personas aludidas contribuían, precisamente, a

completar su visión de España.

Por último, un periodista extranjero le preguntó si cuando vaya a la U. R. S. S.

y a Polonia se entrevistará con miembros de la oposición de estos países, a lo

que respondió que ya había estado en Moscú y que, desde luego, no había podido

ponerse al habla con nadie de la oposición.

CONDICIONES DEL CRÉDITO

Sobre las condiciones del préstamo para el trasvase Tajo-Segura dijo que se

trataba de un crédito mixto. Ciento sesenta millones serán aportados por una

entidad bancaria privada, al tipo de interés normal, y los cuarenta millones

restantes por el Gobierno Federal, con un interés del dos al tres por ciento. El

promedio del interés será, aproximadamente, de un seis por ciento.

En cuanto a las relaciones entre España y el Mercado Común, afirmó que el

Acuerdo preferencial próximo a firmarse es un primer paso de una aproximación

que Alemania contempla con los mejores deseos.

Preguntado sobre la Conferencia Europea de Seguridad dijo que, si se celebra,

España, desde luego, participaría. "Creo que España podría participar también en

las tareas preliminares, a las que podría contribuir con sus propias

consideraciones.

INVERSIONES EN ESPAÑA

Sobre la cuestión de si no sería más práctico que se aumentaran las inversiones

alemanas en España, con lo que muchos de los trabajadores de nuestro país que

ahora se desplazan podrían quedarse en empresas que se fundaran, dijo:

—El hecho de que haya tantos trabajadores españoles en Alemania no supone

una desventaja para España, puesto que vuelven con un caudal de técnica que

vuelcan aquí. El convenio de establecimiento que hemos firmado esta mañana

facilitará la llegada de capitales y. de equipos alemanes, pero la venida de

estos capitales es cosa de la iniciativa privada. El Gobierno sólo crea el marco

que lo haga posible.

APERTURA AL ESTE

Con respecto a las negociaciones con Pankow dijo que se buscaban soluciones de

compromiso hasta que los alemanes de ambas partes puedan vivir bajo el mismo

techo. Deseamos establecer un "modus vivendi" que facilite la convivencia,

aunque no reconoceremos a la República Democrática Alemana como un Estado

extranjero. "Somos una sola nación y queremos seguir siéndolo." Afirmó que había

encontrado la mayor comprensión en el Gobierno español en este tema.

Subrayó la decisiva importancia que tiene España como país mediterráneo en una

hora en que el desequilibrio en Oriente Medio puede afectar a Europa.

LAS EXPORTACIONES ESPAÑOLAS A ALEMANIA

La visita a Madrid del vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores de la

República Federal Alemana, Walter Scheel, ha despertado un especial interés en

los círculos políticos. Un interés, por otra parte, justificado, ya que el

actual momento—por lo que se refiere a las incidencias de ciertos aspectos de la

política exterior de España y Alemania y nuestro acercamiento al Mercado Común—

tiene una especial relevancia en la Europa futura.

Consciente de esta coyuntura especial, la agencia Cifra ha solicitado del señor

Scheel una entrevista en exclusiva.

—En las relaciones comerciales de los dos países la balanza de pagos, con

carácter permanente, es favorable con mucho a la República Federal Alemana. ¿En

qué sentido se podrían aumentar las exportaciones españolas hacia su país, sobre

todo de productos industriales, para reducir el déficit de España en estos

intercambios?

—El desarrollo del comercio exterior español durante los últimos años ha

demostrado que la industria española ha aumentado en capacidad competitiva

internacional.

Ciertamente, en las exportaciones españolas han predominado hasta ahora los

productos agrícolas tradicionales. Pero espero que con el desarrollo en curso

determinados productos industriales seguirán encontrando también en Alemania un

creciente mercado de venta, y así podrá ser mejorada, a favor de España, la

balanza comercial.

—En el palacio de Santa Cruz se ha firmado un acuerdo bilateral sobre el libre

establecimiento de personas físicas y jurídicas tanto en Alemania como en

España. ¿El contexto de este acuerdo en qué grado afectaría a los 150.000

trabajadores españoles residentes en su país?

—El acuerdo sobre establecimiento prevé la máxima igualdad de trato de los

ciudadanos de ambos países. Entre ellos están, naturalmente, también los obreros

españoles en Alemania. Las anteriores disposiciones referentes a dichos obreros

siguen en vigor. El acuerdo de establecimiento hace referencia a ellas

expresamente.—Cifra.

FIRMA DE DOS CONVENIOS

A las once menos cinco de la mañana llegó al palacio de Santa Cruz el ministro

alemán, señor Scheel, acompañado por los miembros de la Delegación que preside.

El señor Scheel pasó directamente al despacho del señor López Bravo, e

inmediatamente los dos ministros dieron comienzo a su segunda entrevista en

privado, continuación de la que mantuvieron en la tarde del miércoles. Esta

segunda entrevista duró dos horas y al término de día ambos ministros se

trasladaron al salón de Embajadores, donde se habían reunido también las

Delegaciones alemana y española, presididas por el subsecretario español de

Asuntos Exteriores, señor Fernández de Valderrama, y por el director general de

Política Exterior alemán, señor Frank, y a la que asistieron todos los

directores generales del Ministerio de Asuntos Exteriores y la totalidad de los

miembros de la Delegación alemana.

Después de que los señores López Bravo y Scheel dieron por terminada la reunión

de las Delegaciones, los dos ministros de Asuntos Exteriores firmaron un Accordo

de establecimiento y otro Convenio básico de cooperación en la investigación

científica y en el desarrollo tecnológico.

ALMUERZO EN LA EMBAJADA

ALEMANA

Al mediodía, el señor Scheel y su esposa ofrecieron en la sede de la Embajada

alemana un almuerzo en honor del ministro de Asuntos Exteriores y señora de

López Bravo, al que asistieron ministros del Gobierno español y altas

personalidades de la política y la diplomacia.

A los postres, el señor Scheel pronunció un discurso, en el que afirmó:

"Se ha puesto de relieve que existen diferencias en las estructuras políticas

de nuestros países y también existen ciertas diferencias en nuestra valoración

de las estructuras políticas. Pero esto es un sobreentendido para ministros de

Asuntos Exteriores, y no nos impide el reflexionar sobre la discusión de los

intereses comunes de nuestros países. Y pienso que es beneficioso para dos

países cuyos pueblos se comprenden desde hace muchos siglos y por muchos

motivos el trabajar conjuntamente para vencer las muchas dificultades existentes

en este mundo aún no totalmente perfecto, para así obtener un mejor resultado.

He experimentado esta sensación especialmente cuando hemos conversado juntos.

Permitidme decir que estoy muy satisfecho porque el hecho de que mi visita haya

podido traer algo tangible, concretamente la seguridad de nuestra cooperación en

un programa especialmente interesante para la política del desarrollo agrícola,

ya que nuestra República está dispuesta a conceder un crédito. Hacemos esto con

la total convicción de realizar un acto justo como prueba de nuestra certeza que

apenas existe otro país en el que se puedan invertir los llamados créditos de

desarrollo con las mismas perspectivas de aprovechamiento como en España."

El ministro español, señor López Bravo, dijo, entre otras cosas:

"Muchas gracias por su espíritu de colaboración, que se ha concretado en

esta ayuda para el proyecto del trasvase Tajo-Segura, cuyos detalles podremos

discutir dentro de pocos días.

Habrá visto, por otra parte, que España es un país suficientemente liberal

como para poder oír voces disidentes.

A mí me preocupa mucho vivir en un mundo como el actual, que en el

terreno de la fuerza, de la potencia militar, es bipolar, pero enormemente

fragmentario y receloso en lo que se refiere a las soluciones políticas de cada

uno. Creo que sobre la base de ese mínimo común denominador tenemos que

trabajar con verdadero tesón para construir una Europa unida en su diversidad y

con un respeto recíproco a las peculiares formulaciones políticas de cada país.

No se puede con simplismo imperdonable pretender hoy día construir un mundo a

base de hacer fotocopias instantáneas de cada país, aunque sean en color. Creo

que hacen falta películas y de largo metraje, porque la estructuración de cada

país es el resultado de una serie de condiciones geopolíticas e históricas, que

no se pueden juzgar a la ligera sin cometer errores de apreciación y verdaderas

injusticias."

DESPEDIDA DEL MINISTRO ALEMÁN

Poco antes de las ocho de la tarde emprendió viaje de regreso a Bonn, por vía

aérea, el vicecanciller y ministro alemán de Asuntos Exteriores, señor Walter

Scheel, acompañado de su esposa y séquito.

En el aeropuerto internacional de Madrid-Barajas fue despedido por su colega

español, don Gregorio López Bravo, y señora; subsecretario de Asuntos

Exteriores, don Gabriel Fernández de Valderrama; directores generales del

Departamento; los embajadores de Alemania en España, señor Hermann Meyer

Linderberg, y de España en Bonn, don José Sebastián de Erice, y otras

personalidades.

 

< Volver