Autor: Javaloyes Berenguer, José. 
 ABC en La Haya. 
 Sorprendete y positiva acogida a la visita de Areilza en Holanda  :   
 Al concluir el segundo periplo informativo del ministro español de Asuntos Exteriores, casi toda Europa consolida su confianza al Gobierno de la Monarquía. 
 ABC.    22/02/1976.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SORPRENDENTE Y POSITIVA ACOGIDA A LA VISITA DE AREILZA EN HOLANDA

Al concluir el segundo periplo informativo del ministro español de Asuntos Exteriores, casi toda Europa

consolida su confianza al Gobierno de la Monarquía

LA HAYA, 21. (Crónica de nuestro enviado especial, por teléfono.) No ha sido una bola de queso

holandés duro. Al contrario de lo que se preveía y esperaba, la etapa de La Haya ha sido blanda, suave y

hasta casi mantecosa. Acaso por lo mucho que el factor inercia pesa en las cosas del Mercado Común,

sobre todo cuando el impulso es generado por los grandes —Bonn y París—; quizá por la tónica de las

recepciones dispensadas al ministro. Areilza en Bruselas, en la propia Comisión de la Comunidad

Económica Europea y en Dublín, posiblemente porque la diplomacia de La Haya tenga, , en las ocasiones

importantes, especiales síntomas con los criterios de Washington, lo cierto es que las brumas políticas

holandesas se habían, como las otras, levantado esta mañana.

Por los parques de La Haya un pálido sol de invierno; y por el Ministerio holandés de Asuntos Exteriores,

completa transparencia de intenciones en los diálogos del ministro español de Asuntos Exteriores, José

María de Areilza, y su homólogo neerlandés Max van der Stoel. Ambos titulares tuvieron anoche un

primer cambio de impresiones en la cena ofrecida al director de la diplomacia española. Los semblantes

de uno y otro, de Areilza y Stoel, aparecían relajados y satisfechos esta mañana cuando,luego de

prolongarse medía hora más de lo previsto la sesión de trabajo entre las dos Delegaciones, aparecieron en

la sala de Prensa del Ministerio holandés de Asuntos Exteriores.

ALMUERZO. — Los contactos hispano-holandeses terminaron con el almuerzo ofrecido en la sede de la

Embajada española en La Haya, por el conde de Motrico a Van der Stoel. Sentados a la mesa se

encontraban los altos funcionarios que han participado en las deliberaciones: Charles Rutten, director

general de Asuntos Europeos; M. F. Italianer y el secretarlo de Estado de Asuntos Europeos, L. J.

Brinkhors, por parte holandesa. Y por parte española, el embajador en Holanda, Ramón Sedó; e! director

general de Asuntos Europeos, Ñuño Aguirre de Cárcer; él director general de Relaciones Económicas

Internacionales, Ramón Bassols Jacas, y el jefe del Gabinete Técnico del ministro, Pedro Churruca.

DECLARACIONES—En la conferencia de Prensa, Areilza y Stoel habían respondido a la limón a las

preguntas de los informadores. Al hilo de ellas y de las respuestas que en cada caso dieron los ministros,

fueron aflorando las referencias sustanciales a lo tratado en sus intercambios de informaciones y puntos

de vista sobre la cuestión esencias de la aproximación española a Europa., Van Stoel diría —al hilo del

relato facilitado por Areilza— sobre el calendario de reformas políticas españolas, qué no esperaba que

nuestra solicitud de ingreso en la Comunidad se formulara a corto plazo. Sobre este particular mismo ;el

ministro español puntualizó después que todavía no ha llegado el momento de pedir la adhesión, Y

precisó: «Dentro de dos años estaremos en condiciones de crear un clima por ambas partes que permita

establecer las negociaciones para el ingreso.» Llegados a este punto el ministro holandés manifestó su

convicción de que el Gobierno español estaba seriamente empeñado en la reforma democrática. «En mi

opinión —precisó— España entra en una nueva era y espero también que se abra una nueva etapa en las

relaciones hispano-holandesas.»

EMIGRANTES, — Primicia de esta nueva etapa ha sido el compromiso formal asumido por el ministro

holandés, a requerimiento del conde de Motrico, para que en plazo inmediato se solucione el problema de

la enseñanza para los hijos de los emigrante españoles en Holanda.

Por otra parte, a preguntas de los informadores el ministro español de Asuntos Exteriores, manifestó que

los países europeos tienen el deber moral de ayudar a España en su proceso político, dentro de la

solidaridad de los pueblos libres. Van der Stoel, a una pregunta sobre los partidos en nuestro país, afirmó

que era una cuestión interna y correspondiente al propio debate político español.

Al tenor de estas públicas apreciaciones se entiende muy claramente que la visita que cerraba el

penúltimo periplo informativo del ministro español ha tenido un desenlace más positivo que lo esperado,

Areilza, en La Haya como en Dublín y Bruselas, no ha acudido; para pedir ni para preguntar nada; sólo

para informar. Pendientes de la directa información española quedan aún los Gobiernos de Londres,

Copenhague y Roma. La visita a la Gran Bretaña, donde el ministro español se entrevistará con Haroid

Wilson y con la jefe del Partido Conservador, señora Thatcher, comenzará, oficialmente el próximo día 2.

Después seguirá el viaje a Copenhague. Y quedará para lo último Roma, la de los muchas, todos, los

caminos. Advirtamos, por último, que al concluir el segundo periplo informativo del ministro español de

Asuntos Exteriores, casi toda Europa ha consolidado ya su crédito al Gobierno de la Monarquía.—José

JAVALOYES.

 

< Volver