Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   Cosas que suceden y se dicen     
 
 ABC.    16/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

COSAS QUE SUCEDEN Y SE DICEN

Nadie se explica qué se le ha perdido al ministro secretario general del Movimiento en Teherán asistiendo a la clausura del Congreso preelectoral del Partido Irán Novin (Nuevo Irán), en el que participaron —según nos dice Efe— unos 14.000 delegados y miembros procedentes de lodo el país, junto con un centenar de representantes de 59 partidos políticos de 40 naciones extranjeras. Y hay quien se pregunta: ¿A qué partido político —si aquí están prohibidos— representaba en Persia el señor Utrera Molina? Se comprende que un ministro vaya a negociar algo a La Habana o incluso a Moscú, pero que el ministro antipartido asista al Congreso de un partido, y en Asia, la verdad es que no está claro. «Fuerza Nueva», que arremete contra muchas cosas, pero muy particularmente contra los obispos —salvo el de Cuenca y algunos pocos más—, dice que «deben saber esos señores obispos, y quienes lo ignoren, que para desempeñar un alto cargo en la Administración, incluso para ser ministro, no es inconveniente haber estado al servicio del Gobierno rojo o haber combatido contra el Ejército nacional, no tomándose en cuenta tampoco antecedentes familiares». Ya es sabido que la documentación exigida por el Consejo Nacional pora fundar una Asociación política la ha presentado como primero un grupo de Vitoria, que preside el incansable señor Maysonnave, entendiendo superar las viejas etiquetas de derecha, izquierda y centro. Se llama este grupo «proverista», derivado de «Provéritas». Otra Asociación ha sido anunciada en Sama de Langreo, que pretende agrupar a pequeños y medianos comerciantes. Y aquí, en Madrid, ¿qué sucede? ¿No se anima nadie más, fuera de la «Reforma Social Española», que ha planteado Manolo Cantarero del Castillo? Valdría la pena moverse, aun dentro del Movimiento.—ARGOS.

 

< Volver