La semana de Fraga     
 
 Informaciones.    25/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA SEMANA DE FRAGA

ES completamente cierto que aparte de informar de mi misión diplomática vengo a tomar contacto con algunas personas y grupos, con vistas a la posibilidad de participar en las asociaciones políticas.» Esta fue la primera declaración que hizo don Manuel Praga, embajador de España en Londres, a su llegada a Barajas el mediodía del martes. Ya en esa misma tarde comenzaba a llevar a cabo lo declarado momentos antes, al reunirse con sus equipos de Madrid y Barcelona para «examinar el actual momento político y también los posibles acuerdos con otras personas y grupos». Por la noche presidió una cena-coloquio, organizada por la Liga Europa de Cooperación Económica, a la que asistieron personalidades relevantes de la vida política y en la que el embajador pronunció unas palabras en torno, principalmente, a la postura de España frente a Europa. «El aislamiento y la insolidaridad respecto al mundo que nos rodea —dijo— son hoy inconcebibles. España es europea y necesita de Europa.» El señor Praga añadió que nuestro país, debe potenciar su economía, reformar sus estructuras y propiciar el necesario desarrollo político y social para colocarse en línea «con una Europa democrática y pluralista».

En la mañana del miércoles, el señor Praga mantuvo una larga entrevista con el presidente del Gobierno, don Carlos Arias, y, el parecer, el resultado fue totalmente satisfactorio en cuanto a la aceptación de las condiciones del embajador para participar en el juego asociativo. El señor Praga almorzó posteriormente con el presidente, los tres vicepresidentes y el ministra del Movimiento, y, al parecer, sus propuestas fueron bien acogidas por la «plana mayor» del Gobierno. Durante la mañana se había entrevistado también con los ministros de Información y Presidencia.

Al mediodía presidió el señor Fraga un almuerzo en el Club Siglo XXI, al que asistieron varios ministros y el «todo Madrid político». En el acto tomó la palabra el señor Areilza, quien manifestó su total adhesión al embajador. «Yo iría con Fraga a todas partes —dijo el conde de Motrico—, por no decir a cualquier sitio.» En nombre del señor Silva tomó la palabra el señor Osorio, quien manifestó la necesidad de aunar esfuerzos, aunque sin liderazgos previos. Don Salvador Serrata Urquiza, vicepresidente de la A.N.E.P.A., subrayó la necesidad de la presencia de Fraga en el actual momento político español. Finalmente habló el señor Fraga, quien se confesó contento de sus contactos y señaló también la inevitabilidad de la evolución del Régimen y el compromiso personal que él admite en el sentido de presentar su candidatura al servicio del Estado.

El embajador en Londres mantendrá este fin de semana una entrevista conjunta con Silva y Areilza y otra serie de contactos, tras los cuales tomará su decisión definitiva, que se espera no la haga pública antes de la segunda quincena de febrero.

 

< Volver