Semana conflictiva     
 
 Informaciones.    08/02/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SEMANA CONFLICTIVA

LOS últimos siete días han transcurrido en medio de un clima de conflictividad en aumento que ha afectado a los más variados sectores del país. Tanto en Madrid como en las restantes provincias, la anormalidad laboral se ha extendido de los tradicionales sectores obreros a profesiones medias o liberales.

La huelga iniciada hace cuatro días por los actores madrileños se está extendiendo como una mancha de aceite por todo el mundo del espectáculo. Los teatros de Barcelona —excepto dos— han cerrado sus puertas, igual que la totalidad de los de Madrid, por incomparecencia de los actores. El paro se ha extendido a cafés-teatro, salas de fiesta (Lola Flores también se unió a la huelga, suspendiendo su espectáculo), estudios de cine, de doblaje y de dramáticos en TVE., grabaciones de radio, ensayos, etc. Los directores de teatro han prohibido sus montajes y un numeroso grupo de autores ha retirado sus permisos para la representación, mientras que la Asociación de Directores y Escritores Cinematográficos se ha unido a la huelga suspendiendo los rodajes que se estaban llevando a cabo. La huelga persistirá —según anuncian los actores reunidos en asamblea casi permanente en el Sindicato del Espectáculo— hasta que sea reconocida la «comisión de los 11» en las negociaciones del convenio colectivo.

El lunes y el martes se produjo en Madrid el cierre total de puestos en trece mercados minoristas y cierres parciales en seis más, como protesta de los comerciantes minoristas por la detención de un dependiente del mercado de Maravillas, tras un enfrentamiento con los inspectores comerciales. Este suceso fue la chispa que prendió en el malestar generalizado de los minoristas, concretado en la congelación de márgenes comerciales y en la excesiva presión inspectora.

El martes se produjeron paros en varios Ministerios, que afectaron al personal administrativo, y auxiliar de los Departamentos de Planificación del Desarrollo, Educación y Ciencia, Asuntos Exteriores, Trabajo; Obras Públicas y Agricultura. Las reivindicaciones de los funcionarios se centran principalmente en un salario mínimo de 21.000 pesetas al mes. Por otra parte, quinientos funcionarios y técnicos de la Administración Pública han dirigido un escrito al presidente del Gobierno en el que solicitan una serie de reformas para la Administración y su función pública, «en un marco democrático».

Durante toda la semana se han registrado paros, manifestaciones y desalojos por la fuerza pública en las Residencias Sanitarias de la Paz y Primero de Octubre, protagonizados por trabajadores de todos los estamentos en dichos centros en apoyo de una serie de reivindicaciones laborales.

Más de doce mil trabajadores de la cuenca minera de Asturias —casi un 50 por 100 del persona] de las minas— iniciaron una huelga el pasado martes al parecer por motivos no estrictamente laborales. El conflicto ha afectado a la totalidad de los pozos de Hunosa y a una gran parte de las empresas privadas. Según todos los indicios la situación tiende a normalizarse y el viernes sólo se hallaban en huelga unos 4.000 mineros.

La conflictividad ha sido nota dominante también en varios distritos universitarios. En Madrid, Barcelona, Sevilla, Santiago, Valladolid, Málaga, Cáceres, Badajoz y Oviedo se han producido paros académicos, enfrentamientos con las fuerzas del orden, manifestaciones, concentraciones, asambleas y encierros de estudiantes en las aulas.

 

< Volver