Autor: Crespo García, Pedro. 
   La reconciliación     
 
 ABC.    18/04/1975.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

IERNES 18 BE ABRIL DE 1975. PAG. 29

LA RECONCILIACIÓN

* APELLIDO.—Como los niños de alcurnia, este año de 1975 ha visto colgar de las escuetas cifras de su nombre un sinfín le apellidos. De un lado es año de la Mujer; de otro, oficioso, es año del cambio, de la evolución; año electoral también. Y consagrado está como año de la Reconciliación, entendida ésta en su sentido más amplio, tanto en el de acordar los ánimos desunidos como" en el de volver a las amistades.

Casi todos hablan de reconciliación. Y cada uno la entiende a su modo. El profesor Laín Entralgo señala las discrepancias socioeconómicas, sociorreligiosas e históricosociales, que hacen difícil su traducción práctica. Los obispos han terminado la redacción de su documento sobre el tema y lo han enviado, para conocimiento superior, a Roma. Y hasta la ilegal y semifantasmagórica Junta Democrática echa mano del concepto intentando arrimar el ascua de la reconciliación a su conocida sardina.

* OBISPOS.—Ocho mil palabras tiene el texto definitivo elaborado por la Comisión de obispos encargada del tema —monseñores González, Yanes, Montero, Sellen y Moralejo—, y en la que se dan cita las tendencias principales de la Iglesia española.

Tres partes estructuran el documento. Una, teológica, la más larga, aborda la reconciliación con Dios. La segunda se ocupa de la reconciliación a nivel política y nacional, y la tercera y última aborda esa reconciliación a nivel intraeclesial.

Se pide que se borren las consecuencias nocivas de la guerra civil; también que se mire hacia el futuro. Se reivindican los derechos de asociación, reunión y opinión, y se critica a los extremos —tanto de derechas como de izquierdas— dentro de la propia Iglesia,

Se publicará —todo lo indica asi— en los primeros días de la próxima semana. Y sólo queda la duda —la votación, por correo, finalizó el pasado miércoles— de si se conseguirá la unanimidad del Episcopado.

* EL PRINCIPE—Nuestro mayor y mejor embajador, el Príncipe de España, partirá, con la Princesa Solía y con (os ministros de Hacienda y Asuntos Exteriores, el próximo domingo con destino a Irán. Será la tercera visita de tos Príncipes. Habrá contactos a lodos los niveles, y a fondo en cuanto toca al nivel económico. Y se prevé, para mediados de mayo próximo, la visita de una Comisión de personalidades iraníes invitadas por sus homólogos españoles.

Pero, para no especular con el futuro, teniendo en cuenta la importancia económica y politica del Irán actual, sigamos hoy la órbita de Ornar Khayyam con una de sus máximas: «Que tu pensamiento no rebase el momento presente. He aquí el secreto de la paz,» La amistad personal de Don Juan Carlos con el Sha es la característica inicial más importante de este nuevo y esperanzador viaje.—Pedro CRESPO.

 

< Volver