Prensa. 
 El sindicato y las elecciones     
 
 Gaceta Ilustrada.     Página: 51. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PRENSA

EL SINDICATO Y LAS ELECCIONES

Los periodistas debían votar el día 23 de abril para renovar la mitad de la Junta de la Asociación de la Prensa de Madrid. El Sindicato ha retrasado las elecciones «para examinar candidaturas y candidatos».

LA noticia de la puesta en líber tad de don Federico Villagrán. director de «El Correo de Andalucía», de Sevilla, bajo fianza de, a! parecer, doscientas cincuenta mil pesetas, alegró a los periodistas que durante los seis días que duró el encarcelamiento habían llegado incluso a permanecer media hora en paro laboral —en Barcelona— como protesta solidaria en favor del compañero en prisión. Yo diría que es algo necesario para todos aquellos que trabajamos con la información, dijo el señor Villagrán sobre su privación de libertad, poco antes de que se conociera el rumor de que la empresa editora del diario pensaba sustituir a su hasta ahora hombre de confianza. Esto se pone mal —dijo el señor Villagran a «ABC», de Madrid—. Tendré que ir buscando trabajo en otro sitio. La desilusión que produjo este poco esperado final del «caso Villagrán» coincidió en Madrid con la sorpresa de que el Sindicato Provincial de Información decidía aplazar las elecciones del día 23 de abril por las que se renovaría la mitad de la Junta directiva de la Asociación de la Prensa de la capital, incluido el cargo de presidente, hasta el 30 del mismo mes.

RAZONES TÉCNICAS. — Desde el día 17 en que termina el plazo para la presentación de candidatos hasta el momento de abrir las urnas, el Sindicato aprovechará para examinar los nombres que podrían resultar elegidos. El Sindicato puede legalmente vetar a algún candidato y esto es lo que motivó que tras una reunión de profesionales en los focales de la Asociación de Madrid, la Comisión de Defensa Profesional redactara un comunicado en el que expresaba públicamente su más enérgica protesta, por lo que ya se configura como una amenaza contra las garantías de libertad y democracia que deben presidir las elecciones de la Asociación de la Prensa. Al mismo tiempo, la Comisión de Defensa Profesional expresa su extrañeza y preocupación por cuanto esta es la primera vez en la historia de la Asociación de la Prensa que el Sindicato de Información anuncia la posibilidad de ejercer el mencionado derecho de veto. El presidente del Sindicato, don Faustino Ramos, explicó luego que el aplazamiento se debía al cumplimiento de normas de obligado trámite y al respeto y consideración hacia los electores ausentes y desmentía que hubiera intención de ejercer el derecho de veto. Sin embargo, en algunos medios periodísticos se especulaba con la idea de que ciertos nombres que se barajaban como candidatos no eran bien vistos por determinadas autoridades y hasta se. rumoreaba que el propio actual presidente, don Lucio del Álamo, que se presenta a la reelección, hubiera perdido parte de su -buena imagen oficial» después de sus constantes intervenciones en favor de periodistas que últimamente han pasado por momentos apurados.

EXPEDIENTES. — Las elecciones se presentaban ahora como una pugna entre • jóvenes liberales» y «viejos conservadores» y algunos grupos de Ios primeros habían realizado campañas de captación e incluso se habían realizado «coaliciones»: una de las más elaboradas parecía estar inspirada por don Luis Marta Ansón pero a última hora el señor Ansón anunció que no sería candidato. De cualquier manera este aplazamiento alteró incluso a algunos profesionales tradicionalmente considerados como templados que se planteaban la posibilidad de que pudiera suceder algo parecido a lo que dicen que puede ocurrir con las asociaciones y el Consejo Nacional del Movimiento: que sólo fueran «buenas» algunas agrupaciones, a juicio de unos señores y sin que se cumpliera la norma democrática «un hombre un voto» que ha regido sistemáticamente en las elecciones entre periodistas, casos excepcionales aparte. Determinados grupos de profesionales insinúan que se podría producir una huelga si no se le encuentra una salida airosa a la situación con el Sindicato, que tiene por otro lado enfrentada a la comisión deliberadora del convenio colectivo de Prensa no diaria, aún no reconocida por el Sindicato. Mientras, dos revistas de humor han sufrido sanciones: «la Codorniz» fue secuestrada a causa, al parecer, de un artículo referido al ministro de Educación y Ciencia, y el director de «Muchas gracias», de Barcelona, era expedientado probablemente por un trabajo titulado «El espíritu del 12 de bastos». Don Aquilino Morcillo, antiguo director de «Ya», de Madrid y actúa) consejero delegado de Redacción de la Editorial Católica opina que más que modificar el artículo segundo de la ley de Prensa, porque quizá sería peor, están haciendo falta unas normas de interpretación de dicho artículo, al tiempo que en «Le Monde», de París, se publica la siguiente relación: Un artículo puede conducir a su autor ante el Tribunal de Orden Público, un tribunal ordinario, un consejo de guerra o un tribunal de Etica Profesional, sin contar con las sanciones administrativas previstas en la ley de Prensa de 1966. Se refería a España, evidentemente.

 

< Volver