Autor: Crespo García, Pedro. 
   La sorpresa de Valladolid     
 
 ABC.    10/05/1975.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABADO 19 DE MAYO DE 1975, PAG. 13.

LA SORPRESA DE VALLADOLID

* BIS.—Iba a ser este Consejo repetición, en lo fundamental —pero repetición positiva, con aprobación final— del celebrado el 25 del pasado abril. Pero, a última hora —al parecer, sin que se tratase siquiera en el Consejil lo previo de Presidencia—, el Consejo nos trajo la sorpresa de Valladolid. Habrá —como apuntamos hace tiempo— exámenes de septiembre. Y clases prácticas, antes, para las carreras científicas, que asi (o exigen. Y los profesores de Derecho —casi todos— no tendrán que seguir examinando «de extranjís» a sus alumnos, «casi aprobándolos», sino que celebrarán las pruebas en el lugar donde solían.

Es el primer paso hacia una normalidad que Valladolid se ha ganado a pulso. Y una sabia medida de distensión, oportuna y eficaz. Bastante tensión arrojan a la media general los últimos y luctuosos acontecimientos del País Vasco.

* HUELGA.—La polémica política del tema de la regulación de la huelga —se recordaba para considerar anticonstitucionalmente esta regulación, el Fuero del Trabajo y algunos discursos de Franco, el último de los cuales está fechado hace once años— ha quedado atrás. La huelga tiene ya, por decreto, su cauce. Y en las tres semanas transcurridas desde que estuvo a punto de ser aprobado, el proyecto ha sido mejorado en su redacción. En la nueva y definitiva versión se afirma ya —lo que no ocurría en la primera, como señalamos— que el trabajador en huelga legal estará asistido en cuanto a Seguridad Social se refiere.

Ata no se dice quién pagará estas cuotas. Que pague el trabajador parece descartado, pero igualmente se descarta que pague el patrono. Y por ello será la propia Seguridad Social la que, al final, acabe con la cuestión por el procedimiento de la autovacuna. Al fin y al cabo, la participación del Estado en esos fondos no llega al 7 por 100. Entre las empresas y los trabajadores se alcanza el 93 restante.

* JURADOS DE EMPRESA.—Si el articulado y desarrollo del decreto de regulación de la huelga traerá cola —aun siendo un primer paso sustancial su reconocimiento—, la reforma de los Jurados de Empresa, según la cual los vocales del mismo en los respectivos Consejos de Administración estarán equiparados, en cuanto a información, a los restantes miembros, la arrastrará igualmente. Se avecinan tiempos nuevos. Y en ellos acabará por aligerarse el cúmulo de supuestos y trámites a agotar, necesarios para que exista la huelga legal, sin perder de vista en ningún momento su carácter de último recurso.

De todos modos, este Consejo ya es histórico.—^Pedro CRESPO.

 

< Volver