Autor: Crespo García, Pedro. 
   El Príncipe y el Este     
 
 ABC.    07/06/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC, SÁBADO 7 DE JUNIO DE 1975.

El Príncipe y el Este

* OPORTUNIDAD.—La visita a Finlandia puede inscribirse entre las más afortunadas y oportunas de las últimamente efectuadas por los Principes de España.

La España joven que Don Juan Carlos representa tenía ya, con su simple presencia, clima favorable en Helsinki. Se añadían la circunstancia de la próxima Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea y el posible encuentro de una serie de embajadores de los países del Este, en el mejor de los terrenos: el neutral.

Don Juan Carlos —como en otras ocasiones— ha asentado con su presencia la necesidad y el lógico afán de relación que España tiene hacia el oriente de Europa, vitalizando los Acuerdos que ya teníamos y abriendo un camino que debe llevarnos hacia el establecimiento de relaciones diplomáticas plenas, superados ya los estadios de los contactos comerciales y a nivel cultural.

La Misión que visitará próximamente Moscú rendirá, seguramente, sus frutos. Pero el papel de España, situada, al menos en apariencia, ante una única salida, ha ganado enteros ante la Europa no comunitaria, gracias a la presencia y a los contactos establecidos en Helsinki por quien encarna el futuro Inmediato del país tanto oficialmente como a nivel popular.

O CONTRATADOS. — Los profesores no numerarios están protagonizando en estos días las tensiones postreras que podrían crispar en este curso la Universidad española. Pese al indudable afán de diálogo mostrado por el equipo dirigente de Educación, la distensión de la pasada semana se ha transformado, para algunos elementos radicalizados en su intransigencia, en la orquestación de una campaña que puede llevar a las cuerdas a alguna Facultad.

Los intransigentes, conectados, al parecer, con las ilegales Comisiones Obreras, insisten en la aceptación en bloque de sus peticiones y en denunciar de antemano ios proyectos conciliatorios del Ministerio.

En el próximo Consejo decisorio se presentarán, al parecer, dos decretos de Educación relacionados con el tema. El primero, sobre oposiciones. Y el segundo, sobre designación de Tribunales, con una fórmula nueva que evitará tas suspicacias —en algún caso justificadas, al parecer— de los «trucos» y la «política» de estos exámenes. Queda por saber sí llegarán a tiempo.

El subsecretario de Educación ha manifestado su confianza en la mayoría de los profesores contratados. Tan injusto seria —y peligroso— despedir masivamente a estos profesores como consentir la burta de un «aprobado general político».

O OTRA VEZ SERA.—El Consejo de ayer, como vaticinábamos, resultó de trámite. Y el tema del proyecto de ley sobre la naturaleza jurídica del Sahara quedó, como ha ocurrido otras veces cuando el Consejo se plantea —con urgencia y sin Informe previo de los ministros— temas políticos, para una próxima vez. Menos mal que el ministro Herrera Esteban negó tajantemente el rumor de crisis gubernamental al primer nivel.—Pedro CRESPO.

 

< Volver