Nasser, estadista     
 
 ABC.    07/01/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

NASSER, ESTADISTA

El talento político de Gamal Abde1 Nasser se ha manifestado nuevamente en la solución que ha dado a la

grave crisis de Siria, Otro habría pensado, ante todo, en la amistad; la comunidad de ideales, el servicio

prestado por tal o cual partido en cuanto a la creación de la República Árabe Unida; pero el jefe egipcio

ha sabido prescindir de consideraciones personales y subordinarlas a los intereses supremos de la patria

común. No es posible negar los méritos del partido socialista "baaz" en el terreno del panarabismo, el

culto de Abdel Nasser y la unificación, pero con su fanatismo estrecho, su intransigencia sectaria y su

actitud radical en cuanto a la reforma agraria, puso en peligro la unidad sirio-egipcia, cuya defensa

representa lógicamente para el jefe del Estado algo mucho más importante que las conveniencias

partidistas.

Así se explica la "anomalía" de que los artífices más resueltos de la unión entre los dos países hayan

sufrido el rigor de las necesidades políticas. Uno de los jefes del "baaz", Akrarn Hurani, desempeñaba la

vicepresidencia de la República Unida; y otro, Salah-Eddin Bitar, era titular de la Cartera de Información,

en El Cairo, después de haberlo sido durante varios años de Asuntos Exteriores, en Damasco, de la Siria

todavía independiente. Bitar es uno de esos intelectuales orientados hacia la izquierda que, sin ser

comunistas, procuran causar el mayor daño posible al mundo occidental, en el que sólo ven excesos del

"capitalismo", del "imperialismo" y del "colonialismo".

El partido "baaz" ha sido eliminado por el presidente Nasser, y su enviado especial a Damasco, el

mariscal Abdel Hakim Amer. Los que con mayor vehemencia propugnaban la fusión con Egipto han sido

tratados por El Cairo casi como enemigos de la unidad. Efectivamente, sin la sabia y enérgica medida,

digna de un gran estadista, la convivencia corría serio peligro. Se puede decir en pocas palabras que con

el fin de conservar a Siria, Abdel Nasser se ha visto obligado a sacrificar a los elementos que se la habían

dado y convertido en "provincia de Norte" de la República Unida. La eliminación del "baaz" representa el

triunfo de los elementos moderados, o conservadores de Siria. La operación política parecía algo

arriesgada, pero se ha efectuado sin complicaciones, lo que se debe, en parte, a la energía y a la habilidad

con que ha procedido el mariscal Amer.

En el segundo aniversario de la unión, el mes que viene, el "baaz´´ habrá sido olvidado por la gran

mayoría de los sirios. Ya se ve ahora que era un partido de minoría, pero que entendía el arte de imponer

su criterio mediante la violencia, comparada con la cual las dictaduras de Husni Zaim, Hinnaui y

Chichakli brillan por su moderación.

 

< Volver