Autor: Muro de Iscar, Francisco. 
 Así es... Si así os parece. 
 En España manda Franco     
 
 Avanzada.     Página: 12-13. Páginas: 2. Párrafos: 54. 

ASI ES... SI ASI OS PARECE EN ESPAÑA A FRANCO)

Tiene aspecto de patriarca. Es un hombre observador y fácil al diálogo. Cuando nos vimos por primera vez, en el hotel Palace, el que empezó a preguntar fue él:

—¿De quién es AVANZADA?... ¿Cómo se financia? ¿Contra quién va?... ¿Qué piensan los universitarios?

Durante unos minutos se habían cambiado las tornas. El periodista parecía él. Luego nos separamos durante un rato. Se fue a un cóctel que daba, en el mismo hotel, la Embajada de Cuba. Mientras tanto, en las televisiones de todo el país once hombres defendían el "honor patrio": España se jugaba su porvenir al fútbol, frente a los húngaros. Ganamos.

Volvimos a la conversación. Mientras tanto, Greciano, nuestro fotógrafo, disparaba su máquina.

PRIMER ROUND: WHISKY A GOGO

En la cafetería del hotel, Tarragona pide un whisky. A don Eduardo le ha definido Jaime Capmany —que es un hombre que casi siempre acierta con eso de las definiciones— como "un procurador barcelonés con bigotes a lo Lerroux, ejercitador solitario y espectacular de la insólita gimnasia política de la dimisión e incansable máquina parlamentaria de fabricación de interpelaciones". Nada menos.

Me pidió un cuestionario. Se la entregué. A estas dos preguntas no voy a responder. Eran las que hablaban de su opinión sobre José Antonio y el Príncipe. Después sí contestó. Respuestas

breves, pero completas... "Así es si así os parece". Eduardo Tarragona.

—¿Quién es usted? ¿De dónde viene, políticamente hablando, y a dónde va? ¿Cuál es su ideología?

—Soy un abogado de cincuenta y cuatro años. Nací en una familia rica, o sea, que vengo y empecé siendo de las derechas. Ahora estoy a la izquierda de las derechas, o a la derecha de las izquierdas. Mi ideología, el bienestar social para todos los españoles.

—¿Podríamos decir que usted es un tecnócrata o un político?

—Un comerciante que ha vivido y leído mucho, y a quien atrae la política.

«AL PAN, PAN Y AL VINO, VINO»

—Usted se marchó de las Cortes en el año 69. ¿No le dejaba "jugar"?

—Me fui para demostrar mi disconformidad al no cumplirse el Reglamento y porque lo prometí en mi campaña electoral con el siguiente párrafo: "No entro en la política como negocio o para hacer dinero. Y si no me dejan jugar limpio, si me impiden hablar en las Cortes con claridad, llamando al pan, pan, y al vino, vino, me volveré a casa".

—¿Por qué vuelve ahora? ¿Qué ha cambiado en usted y qué ha cambiado en las Cortes?

—Eso tendrían que preguntárselo a las cerca de cuatrocientas mil personas que me votaron. Ha cambiado un artículo del Reglamento, en el que se prohibe que uno pueda marcharse.

—¿Cómo tendrían que ser las Cortes para ser eficaces?

—Más Cortes.

—¿Cuál es el futuro de España? ¿En dónde está?

—Es malo si continúa el apoltronamiento. Está metida -en un callejón cuya única salida es la apertura con un auténtico contraste de pareceres. Eso que en otros países se llama democracia.

—¿Quién manda en España en estos momentos?

—Franco.

LOS PELIGROS DEL RÉGIMEN

—¿Cuáles van a ser los peligros del Régimen en la década de los setenta?

—La crisis económica del Mercado Común, si debido a la del "dólar" se produce tal crisis.

—¿Qué opina usted de José Antonio?

—Como no le conocí personalmente, no puedo opinar acerca de su personalidad humana. Respecto a su ideario político, opino que fue muy interesante y de honda trascendencia en su época.

—¿Y del Príncipe?

—En el aspecto humano le tengo gran aprecio y estima, porque, a pesar de haber votado en contra de la Ley de Sucesión, siempre me ha recibido, prestándome su atención cordialmente.

—Usted ha dicho que no aceptará un cargo oficial, ni una condecoración, homenaje, banquete, ni que su hija fuese reina de ningunos juegos florales... mientras sea procurador en Cortes. Pero, ¿y después? ¿Con quién o por qué ideal aceptaría usted un cargo político?

—Lo dije en la campaña electoral del 69, pero no en la del 71. Tampoco quiere decir que ahora lo acepte.

Con cualquiera que tuviera como ideal solucionar ahora, inmediatamente, los problemas sociales urgentísimos de la Enseñanza, la Seguridad Social, los subnormales, el barraquismo y propugnase la incorporación de la mujer, en mayor grado que en la actualidad, a las tareas políticas y sociales del país.

LOS LÍDERES DEL PAÍS

—¿Quiénes son los líderes de nuestro país?

—Los que elige el Jefe del Estado.

—Asociaciones, ¿sí o no? ¿Por qué? ¿Bajo qué concepto, bajo qué normas, con qué fines?

ENTREVISTA CON EDUARDO TARRAGONA

• "Estoy a la izquierda de las derechas y a la derecha de las izquierdas9´

• "Los líderes de nuestro país son los que elige el Jefe del Estado"

• "Poco quedaría, en este país, si hubiera que cambiarlo para que marchara mejor"

• "La juventud no tiene acceso a la política"

—Solicité, el 14 de mayo de 1969, la autorización para constituir una. Nunca recibí respuesta, por lo que deduzco que, de momento, las asociaciones dan miedo porque, no habiendo partidos políticos, éstas se politizarían.

—¿Qué ha hecho usted y qué piensa hacer por su provincia en las Cortes?

—En lo social, que aumenten los servicios sociales con cargo al Estado:

nistrativo, una descentralización para Vivienda, Enseñanza, etc. En lo afdmino tener que ir tanto al centro.

En lo político, una mayor electividad en los cargos públicos por el hombre de la calle.

—¿Qué habría que cambiar en este país para que todo ´marchara mejor?

—Poco quedaría.

¿AL PODER POR EL DINERO?

—¿Cómo será el presente año para la economía española?

—En 1971 han perdido dinero Hunosa, Ensidesa, Seat... En 1972 quizá lo pierdan las empresas industriales grandes y pequeñas.

—"Al poder por el dinero". ¿Es una verdad hoy en nuestro país?

—Eso debería preguntárselo al país.

—¿Estamos preparados para entrar en el Mercado Comían? ¿Quién ganará y quién perderá en él? ¿Europa como solución?

—Perderemos nosotros, que no estamos preparados, pero es la única solución.

—Usted ha solicitado un Ministerio Económico para Cataluña. ¿Cree usted que esto servirá de algo?

¿Habría que crear también ministerios económicos para Andalucía, Galicia, Extremadura...?

—Claro que sí. Yo no puedo decirlo, porque no conozco la opinión de cuatrocientos mil ciudadanos de esas regiones como conozco la de los cuatrocientos mil ciudadanos de Barcelona, que por dos veces, en 1967 y 1971, han votado "Sí" a mi programa electoral, en el cual figuraba la solicitud.

LA JUVENTUD NO TIENE ACCESO A LA POLÍTICA

—Barcelona tiene una gran Universidad, pero que, como todas, está revuelta. ¿Sabe usted, o intuye, lo que pasa en la Universidad?

—Los periódicos y los estudiantes dicen lo que pasa y por qué.

—¿t~á juventud tiene acceso a la política? ¿Puede entrar en este desarrollo sin saltos, sin precipicios?

—No tiene acceso; por lo tanto, sobra la segunda pregunta.

Estas son sus opiniones. Quedan escritas. Otra vez nos hemos limitado a ser taquígrafos de unas palabras ¿Adonde va este hombre? El tiempo lo dirá. Mientras tanto, la Administración va a tener que sacar a oposición un puesto extra para recibir, contestar y archivar los ruegos que este procurador está haciendo al Gobierno todos los días. Mientras terminaba de contestar las últimas respuestas, Barcelona era una fiesta...

Francisco MURO DE ISCAR (Fotos: Greciano.)

 

< Volver