Las clamorosas muestras de adhesión que el príncipe viene recibiendo son una prueba de amplio asentamiento popular, dijo Franco  :   
 Los resultados económicos de 1971 permiten iniciar un período expansivo en el año que ahora comienza. 
 ABC.    31/12/1971.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LAS CLAMOROSAS MUESTRAS DE ADHESIÓN QUE EL PRINCIPE VIENE RECIBIENDO SON UNA PRUEBA DE AMPLIO ASENTIMIENTO POPULAR, DIJO FRANCO

Los resultados económicos de 1971 permiten iniciar un período expansivo en el año que ahora comienza

LAS DIFERENCIAS CON LOS CREDOS POLÍTICOS DE LOS REGÍMENES IMPERANTES EN DIVERSOS PAÍSES NO HAN SIDO ÓBICE PARA NUESTROS CONTACTOS E INTERCAMBIOS

Su Excelencia el Jefe del Estado pronunció anoche, ante las cámaras de Televisión Española y los micrófonos de Radio Nacional de España, el siguiente mensaje de fin de año:

«¡Españoles!

En el final de un año que pasa y en vísperas de otro que comienza os dirijo mi mensaje tradicional, con el que me depara Dios la alegría de poder llegar con mis deseos de felicidad y mis votos fervientes de hermandad, alegría y paz a toda nuestra común familia.

El año que acaba ha sido muy señaladamente un año de fe. El Año Santo jacobeo ha vuelto a poner de manifiesto el sentido espiritual que impregna nuestra conciencia de cristianos y españoles. Y fue asimismo un año de fe nacional, de clara certidumbre hacia el futuro de un pueblo que hace siete lustros decidió con arrojo y esfuerzo su propio destino.

FE Y CONFIANZA

Fe y confianza hacen posibles las arduas ¿áreas de cada cual al frente de sus actividades, en el desvelo de sus deberes familiares, en la hermandad con sus conciudadanos y también en las tareas no menos arduas a veces que imponen las funciones de mando y de gobierno. Por eso hemos podido mantener una solidaridad que hoy día se contempla con asombro desde muchos lugares de la tierra. Vuestra firme adhesión, tan repetidamente demostrada, ha robustecido mis propósitos y alentado mis horas de trabajo.

Quiero que conste así y que llegue en estos momentos de íntima emoción familiar a vuestros hogares, a todos nuestros hogares españoles.

En las metas iniciales de nuestro Movimiento Nacional figura—y eso lo estáis también experimentando año tras año—el desarrollo económico de nuestro país, la elevación del nivel de vida de los españoles.

Ese nivel de vida ha podido alcanzar alturas antes no sospechadas gracias precisamente a vuestra fe, a las elevadas miras de nuestro pueblo, a las preocupaciones y desvelos cotidianos y al sacrificio de quienes sin pedir nada todo lo dieron al servicio de una Patria mejor. A ellos y a su ejemplo nos debemos cuando contemplamos los avances de un desarrollo evidente con grandes logros y anchas perspectivas. Ese desarrollo lleva dentro las esencias de los más nobles ideales. Lleva la intensa fuerza motriz que sólo la fe puede engendrar.

ESPÍRITU DE UNIDAD Y LEALTAD

El año que acaba ha sido pródigo en acontecimientos, en los que habéis dado muestras de vuestro espíritu de unidad y de vuestra lealtad de siempre. En todas las poblaciones que recorrí a lo largo de este año pude comprobar la fe y el entusiasmo de los hombres y mujeres de España; fe y entusiasmo que culminaron en la magna concentración de la plaza de Oriente al cumplirse el XXXV aniversario de la fecha en que asumí el timón de la nave de la Patria.

Mi gratitud, pues, por esta constante muestra de fidelidad, eco renovado del rotundo referéndum por virtud del cual hace poco más de un lustro, la Nación se dio a sí misma su propia .Constitución política genuinamente española, sin plagios ni mimetismos, de acuerdo con su tradición y con los Principios Fundamentales del Movimiento Nacional.

La Historia no se detiene. Este año tía, visto también el acceso de nuevas generaciones a la vida pública con el Inicio de la décima legislatura de las Cortes. La ñor» mal sucesión de las etapas legislativas—ya son dos las constituidas con arréglo a la Ley Orgánica del Estado—asi como la renovación, en los términos que señalan nuestras Leyes Fundamentales, del Consejo del Reino y el Consejo Nacional, con» tribuyen al arraigo de las instituciones políticas, la forja de nuevos hombres, que son exponente de su solidez y garantía de continuidad.

 

< Volver